Noajismo Puro y Biofílico..Ya ¡

Nuestros padres nos enseñaron a obedecer; el sistema educativo nos enseñó a memorizar; la universidad nos enseñó lo que debíamos hacer para subsistir en la sociedad.

Nadie nos enseño a pensar y sentir. Toda la educación aprendida fue, primeramente, la tradicional hereditaria, de la que nunca se nos ocurrió dudar; y segundo, la formal ofrecida (y obligatoria) del Estado.

El resultado fue un ciudadano autómata. Un “alguien” quien piensa y actúa igual que el resto de “alguienes”, y que persigue los mismos objetivos y principios del dinero, poder y prestigio. Solo pregunten a cualquiera para que estudia, y oirá las razones dichas por sus padres, o por el Estado.

Pero el automatismo de ese “alguien” es aún más fácil de verificar. Cuando se presenta un nuevo reto, una nueva aventura, un nuevo camino, una nueva etapa, un “algo” nuevo, el miedo junto con la resistencia es la primera respuesta; y las racionalizaciones (justificaciones) del porque hay que rechazar ese “algo” nuevo, son las segundas.

Años atrás había dicho el psicoanalista Erich Fromm: “la vida no es ordenada, es espontánea, trae consigo sorpresas…lo que ocurre con la vida es siempre nuevo”, y la respuesta de ese “alguien” sigue siendo la misma que también señaló el Dr. Fromm: Miedo a la libertad, a fallarle a dios, a la familia, a los hijos, a los acreedores, a pecar, a trasgredir la Tora Noajida, etc; que en su expresión más baja es la necrofilia, o la falta de amor a la vida.

Bajo el triste adagio popular “es mejor lo viejo conocido que lo nuevo por conocer” se esconde el espantoso miedo del necrófilo hacia la experiencia, la existencia, la aventura, la vida. Porque, siendo sincero, pocos se arriesgarían a saber si eso nuevo por conocer resulta mejor que lo viejo conocido; sino que el razonamiento necrófilo ve en lo conocido la seguridad; y en la celda segura (pero celda al fin) la paz.

Nuestra carencia educativa la podemos asumir de 2 formas: quejarse y seguir siendo un noajida necrófilo; o, intentando aprender a pensar, existir y sentir por nuestra propia cuenta, y bajo nuestra propia responsabilidad.

La primera opción no requiere esfuerzo, pero está garantizada.

En la segunda opción, nos iremos a equivocar, a sentir vergüenza por lo dicho, escrito, pensado o sentido, y no está garantizada.

Esas son las opciones.

(Escrito en acción de gracias por la vida y recuperación de la salud de Efraim Ribco)

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
5 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Jonathan Ortiz

Me acorde del libro «padre rico, padre pobre», hay ideas similares.

Hay quienes le temen al Noajismo porque creen que es algo nuevo, pero es muy antiguo. Otros porque lo ven de segunda categoria, otros porque les dijeron que los noajidas en el Otro Mundo serán esclavos de los judios.

En fin…

Gracias Luis

Total y pronta curación para el Sr Efraim Ribco

Hace años recuerdo que se comentó aqui y en fulvida al respecto. El Moré enseñó que ser consciente y activo en la identidad espiritual no es sinonimo de ausencia de problemas y que todo saldria bien de ahora en adelante. Esa es otra razón/excusa por la que muchos le dieron la espalda al noajismo ya que estaban acostumbrados a las falsas promesas de «prosperidad y exito» de las religiones, y que todo lo que les sucediera era una «prueba de dios» o un «ataque del enemigo (diablo)» que no queria verlos triunfar. Y claro que hay Shalom en el noajismo,… Read more »

Delallel

Así es verdad que fuimos entrenados. Aunque nos cueste aceptar, es parte del mismo trabajo de mejora, pienso.
Gracias Socio.
Salud para la persona mencionada. Que sepamos de un mejor estado de salud.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: