Consejo para ser muy feliz

Damos por sentado que gozamos de salud, que tenemos techo, que hay comida a nuestra disposición, que estamos con vida, que tenemos agua corriente para nuestro uso, que nos aprovechamos de infinidad de recursos naturales para nuestro beneficio, que aprovechamos de la comodidad de la electricidad, que…
Realmente, no paramos a considerar cuánta bendición inunda nuestra vida, por lo cual, difícilmente agradecemos con sinceridad por cada bienestar que disfrutamos.

Si nos tomáramos un rato para evaluar con honestidad todos estos privilegios, desde los naturales y que no dependen de nosotros, hasta los que son obra de la genialidad humana, probablemente podríamos confeccionar una larga lista de ítems por los cuales agradecer.

El sol, la noche, la distancia idónea de la tierra al sol, la luna que regula las mareas y el clima, la atmósfera, los nutrientes, el agua, los desagües, la calefacción, cocinar la comida, las recetas de comida, en verdad: todo, absolutamente todo lo que estamos habituados a tener a mano y por eso no paramos mientes de ellos.
¿Qué decir de la salud?
¿Y de la gente querida a nuestro lado?
¿Y de aquellos que nos quieren y ni siquiera somos atentos a su presencia?
Y…

Te aconsejo que armes una lista de todo lo que estás disfrutando, aunque tengas que pagar por ello, y cada día con sinceridad agradezcas a Dios, a la vida, al prójimo, a quien corresponda.
Bien temprano, ni bien te despiertas.
Un rato antes de retirarte a dormir.
No dejes que pase un día sin agradecimientos.
Por supuesto que también cuando corresponda, en el momento que sea.

No sea que pase que te des cuenta del bien que gozabas cuando éste ya fue perdido.
Porque entonces, será tarde para lamentos.
La salud, el bienestar emocional, la parentela, las amistades, el trabajo, los días de descanso, la paz, la estabilidad, la vida, el techo… ¡todo!
¡Todo!

No te dejes atrapar por el torbellino del mundo actual, que no te da tiempo para echar una mirada a lo importante, siempre atareado en apagar los incendios que enciende lo urgente.
Ni tampoco te esclavices al EGO, paralizando con ello tu capacidad de reconocimiento, de humildad, de agradecimiento.

Recuerda que el agradecimiento sincero es una herramienta eficaz para estar feliz y ser poderoso.
Tomar conciencia, valorar y agradecer.

Verás que ser agradecido, actuar desde el agradecimiento, te abrirá puertas a más bienestar.
¡Te lo aseguro!

Con ello también reduces las quejas, dejas de lado el echar culpas, no te asfixias en ansiedades, te tomas la vida con un ánimo positivo, lo que redunda en aumentar tu energía y por consiguiente tu satisfacción.

¡Que brote el agradecimiento desde lo más profundo de tu cuerpo!

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

  1. Delallel (283) ‍‍24/10/19 - 26 Tishre 5780 {Link}
    Gracias estimado Moré. Muy acertado en estos últimos días que hay histeria colectiva por culpa de los extremistas. Me olvido de las tantas maravillas que puedo disfeutar igual.
    Al menos hoy si pude salir de nuevo y cantar en mi ciudad, aunque muy alerta. Solo puedo desearle lo mejor. Un saludo.
    1
    1. Yehuda Ribco (4202) ‍‍25/10/19 - 27 Tishre 5780 {Link}
      gracias, que haya paz en chile y el resto del mundo.
      que podamos corregir las influencias de los malvados que estan degenarando el plan de Dios para un mundo de plenitud para todos.
      2

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: