Encuentra la Luz con tu prójimo

 

Estamos en Este Mundo para construir Shalom.

Cuanto mayor Shalom edificamos, más Luz eterna revelamos.

Uno de los caminos principales de edificación está en nuestra relación con nuestro prójimo (familia, amigos, conocidos, empleados, colegas, vecinos, etc.).

Así pues, debemos reparar nuestras relaciones más cercanas, encontrar la manera de destapar la Luz que se haya contenida en cada encuentro personal.

Pues, en Este Mundo no es bueno vivir en soledad, y por tanto lo bueno se descubre en el encuentro auténtico con el prójimo.

Por tanto, toma sobre ti un compromiso.
Libera tu faceta de bondad hacia tus allegados, se mesurado pero no severo en extremo.
Endulza tu trato.
Cambia la mueca por una sonrisa.
Troca la palabra agresiva por un elogio sincero, aunque sea leve siempre es más bendito que cualquier palabra ordinaria.

Construye los cimientos, si aún no has comenzado.

A %d blogueros les gusta esto: