Eres un fracasado

El EGO toma el control, es tu amo.
Haces y deshaces según sus deseos.
Usas el ingenio para inventar excusas y justificativos, en vez de apoderarte de tu vida y hacerla resplandecer a pleno

El EGO se aferra al poder, para lo cual tiene que hacerte sentir impotente, fracasado, enfermo, débil, pecador, falto de salvación, inútil, tonto, sin amor, culpable.
Sus ataques se agudizan cuando intentas prosperar, sobresalir, sentirte en control.

Por ello ocurre una de dos cosas:

  1. Te boicoteas, te haces la guerra a ti mismo y terminas fracasando aún antes de haber comenzado.
  2. Tomas riesgos indebidos, te aventuras más allá de lo necesario, para terminar fracasando.

En la primera, te bloqueas, te paralizas, piensas en mil maneras en que las cosas saldrán mal para ni siquiera intentar progresar.
Es la típica forma del perezoso, también del cobarde, del que duda todo el tiempo, del que se queda en lo que conoce por miedo a lo que desconoce.
De tanto pensar en controlar lo que puede llegar a pasar, se enmaraña y no encuentra soluciones, pero sí constantes inconvenientes y dolores.

En la segunda, se te sube a la cabeza el éxito (real o fantaseado) anterior. Te crees imbatible, insuperable, el amo de todas las circunstancias, el dueño de todas las respuestas, como protegido por un (inexistente) ángel de la guarda.
Es la típica forma del engreído, del que se cree más allá de los fracasos, del que se lleva el mundo por delante- hasta que el mundo se lo lleva por delante a él.
De tanto pensar que controla lo que pasa, se enceguece y no se da cuenta de que puede ser muy hábil en tal o cual aspecto, pero en el resto es mediocre o ineficiente.

Una y otra son maneras de proceder a partir de estar esclavo del EGO.

No le sigas dando el poder al EGO para esclavizarte.
Conócelo, conócete, cambia.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: