Parashat Koraj 5767

Shabbat: Sivan 29, 5767; 16/6/07

 

 

Un comentario de la Parashá Koraj (Bemidbar 16:1 – 18:32)
*Enemigo interior*
Hola.
¿Listo para aprender más de nuestra Tradición por medio del conocimiento de la parashá semanal?

 

Un adinerado e influyente primo de Moshé y Aarón tenía una inmensa ambición de mayor poder y gloria.

Con estrategias demagógicas y populistas capturaba los corazones de las
personas simples y de aquellos que enfermos de ambición pretendían
cargos elevados, para los cuales no estaban preparados.

Con gran habilidad Koraj y su poderosa banda se plantaron ante los
dirigentes de Israel para reclamar que les fuera entregada la autoridad
de Israel. Estaba en ciernes una revuelta popular, una guerra
fratricida que diezmaría al pueblo.
Entre otras cosas esgrimían que no toda la Torá era de origen celestial, que algunas cosas eran invención de Moshé, puestas ahí para permitir dominar al pueblo.
Y si esto era cierto, ¿cómo confiar en cualquier cosa de la Torá o de los Sabios?
Cualquier porción podía ser obra de hombres, y por tanto una usurpación de la ley divina. Así que Koraj se proponía desechar la Torá, de modo tal de alcanzar él un poder absoluto, sin los claros y puros parámetros de vida que expone la Torá.
No nos extrañemos que el escabroso intento de Koraj sea repetido por otros taimados en cada generación.
Nunca faltan los estafadores de la fe que usan y abusan de sus habilidades para engañar y someter el intelecto y emotividad de sus seguidores, y proclaman la derogación de lo antiguo, de la Torá, para dar paso a un «nuevo testamento», que les brinda a ellos, a los piratas de la fe, los sitiales de privilegio desde los cuales pueden dominar y someter a las masas.
Misioneros de esta calaña actúan incluso en nuestros días, confundiendo y pervirtiendo el mensaje de vida de la Torá, burlándose de nuestros luminosos sabios, pisoteando nuestra sagrada Tradición.
Para nuestra desgracia estos enfermos espirituales están inyectando su veneno en las venas de nuestro pueblo, incluso han logrado entrar al Estado de Israel, y están laborando incansablemente allí para corromper y asesinar las almas de nuestros hermanos. A veces obtienen el cobijo y amparo de instituciones gubernamentales, son patrocinados en sus aliot por funcionarios estatales, corroen las entrañas de Israel bajo un manto de silencio cómplice de todos los que los ven y no se oponen con todas las armas legales que se dispone en contra de ellos.
En resumen, la rebelión de aquel Koraj está activa hoy, y cada vez más corruptora y encarnizada.
Actuando desde las sombras, aunque últimamente está brotando a la luz pública, sin encontrar oposición firme.
Incluye a políticos, empleados de organizaciones de aliá, dirigentes de comunidades judías, «rabinos» que no son observantes de la Torá, y una gama de personas más que se suman, cada uno para alcanzar algún objetivo egoísta, a corto plazo, que finalmente resulta en nefasto para el bien colectivo.

Pero, volvamos a la historia de la parashá… quizás encontremos soluciones para estos males actuales…
Moshé consternado solicitó del Eterno una clave para salir de esta dramática situación.

A instancias del Eterno, la cuestión se resolvería de la siguiente manera:

«Moshé [Moisés] dijo a Koraj [Coré]: -Presentaos mañana tú y todo tu grupo delante del Eterno; tú, ellos y Aarón.

Tomad cada uno su incensario y poned en ellos incienso. Y acercaos delante del Eterno, cada uno con su incensario, 250 incensarios; también tú y Aarón, cada uno con su incensario.

Tomaron cada uno su incensario, pusieron en ellos fuego, echaron en ellos incienso, y se pusieron de pie con Moshé [Moisés] y Aarón a la entrada del tabernáculo de reunión…

Moshé [Moisés] dijo: -En esto conoceréis que el Eterno me ha enviado para que haga todas estas cosas, y que no las hice por mi propia voluntad:

Si éstos mueren como mueren todos los hombres, o si les acontece sólo la misma suerte de todos los hombres, entonces el Eterno no me ha enviado.

Pero si el Eterno hace algo nuevo y la tierra abre su boca y se los traga, junto con todo lo que les pertenece, y descienden vivos al Sheol, entonces conoceréis que estos hombres han menospreciado al Eterno…

Después salió fuego de parte del Eterno y consumió a los 250 hombres que ofrecían el incienso.»
(Bemidbar / Números 16:16-35)

Aarón puso el incienso tal como le fuera ordenado.

Por su parte, Koraj y sus muchachos hicieron lo mismo.

Ni bien terminaron de encender el incienso, la tierra se abrió debajo
de los revoltosos y fueron engullidos por la oscuridad, ellos, y todo
lo que era de ellos.

Así quedaba señalada la veracidad de Moshé, la autoridad que le había
conferido el Eterno a él, así como la preeminencia sacerdotal que le
fuera concedida a Aarón y sus descendientes.
Quedaba firmemente asentada la veracidad de la Torá, su origen divino, su perfección sin menoscabo, su perpetuidad.

Con esta demostración celestial se debía de acabar la revuelta nacida
en la ambición y egolatría de algunos sujetos, que fuera amplificada
por la ignorancia y perplejidad de los incultos.

Sin embargo:

«Al día siguiente toda la congregación de los Hijos de Israel murmuró
contra Moshé [Moisés] y Aarón, diciendo: -¡Vosotros habéis matado al pueblo del Eterno!
»
(Bemidbar / Números 17:6) 

Luego de la intervención divina, la gente no tenía más remedio que admitir que Koraj, y los maliciosos Datán y Aviram eran
pecadores, criminales, perjudiciales. Si les había pasado algo malo, es
que ellos se lo habían buscado.
Así son los amores populares, hoy eres un «ídolo» amado y seguido por una masa enceguecida de apasionados fans, y mañana has caído en la más opaca y mortal de las desgracias (pregunten a Maradona o a Britney Spears, por ejemplo).
Koraj, Datán y Aviram se rebelaron en contra del Eterno, negaron Su Torá y bueno… haberse perdido para siempre era lo que les tocaba en justa retribución.
Quedaba claro que la Torá era celestial, una revelación directa del Eterno a través de Moshé. Nadie lo cuestionaba, ya estaba claro.
Por tanto, chau, chau que te vaya bien Koraj y los otros apikorsim negadores de la perpetuidad celestial de la Torá, de la Alianza Eterna entre Dios e Israel.
La negrura del olvido eterno es lo que le toca a los que desean quebrantar esa Alianza, negar la Torá, usurpar el lugar de Israel en relación al Padre celestial.

Pero no entendían el mal que causaron los 250 seguidores de Koraj, los
hombres prominentes pero voraces que también habían muerto el día anterior.
Los disculpaban diciendo: ‘Ellos no eran negadores de la Torá, no eran misioneros disfrazados de castos judíos, no eran pastores de dioses falsos que se hacían llamar rabíes. Eran solamente unos políticos corruptos que querían una tajada más grande de la torta social. Pero, ya sabemos como son los político, ¿no? Entonces, ¿por qué fueron incinerados por esa llamarada bajada del cielo? ¿Por qué tan severos con estos pobres políticos corruptos?’
En tono similar se quejaban y reclamaban los ignorantes de la comunidad.

Por no captar la gravedad de las acciones de los 250, acusaban a Moshé y Aarón de sus «injustas» muertes, ya que todos sabían que estaba prohibido ofrendar incienso a cualquiera que no
fuera cohén en los lugares y momentos indicados por la Torá.
Así pues, endilgaban a Moshé y Aarón el pecado de los 250.
Cuando, el hecho cierto es que los 250 eran culpables de sus propios
actos, eran insurrectos, rebeldes, soberbios, manipuladores,
quebrantadores de los mandamientos del Eterno, entre otras cosas.
Desde sus posiciones de dirigencia estatal se habían confabulado con los misioneros para dañar el alma de Israel.
Por sus apetencias materiales estaban dispuestos a pactar con «el demonio», en tanto y cuanto pudieran tener alguna ventajita.

Cuando los 250 ofrendaron el incienso sabían que no eran idóneos para tal acto, pero igualmente lo hicieron.
Cuando algunos representantes de la aliá envían misioneros de los falsos judíos mesiánicos a Israel, con todos los derechos de olim, saben muy bien que están infestando la tierra de santidad con un mal corrosivo y letal.

Cuando les fue advertido que sufrirían las consecuencias de sus
nefastas acciones, no modificaron en nada su rumbo, sino que se
empeñaron en el error.

Cuando se les dio la chance de arrepentirse, de retornar al cauce de lo
correcto, se empecinaron en romper con los esquemas y quebrar los
límites que estaban impuestos desde Arriba.

Así pues, no eran inocentes palomitas que habían caído víctimas de la voracidad de Moshé y Aarón, de los pilares de la Torá y la Tradición.

Pero, es más fácil echar las culpas a otro en vez de actuar con responsabilidad.
Es simple elevar quejas y reclamos, achacar a otros los propios defectos, exonerarse de culpas, mentir y acusar.
Como sabemos, este camino es muy transitado, y penosamente no resuelve
nada sino que solamente sirve para aumentar las dificultades,
entorpecer las resoluciones positivas, destruir sin ánimo de construir.
En palabras de nuestros Sabios: «Un pecado genera otro pecado».

Y el pueblo no quería asumir esta realidad.

Preferían apoyar a aquellos pecadores, para poder quedar ellos mismos al amparo de probables castigos a causa de sus acciones.

Creían preferible violentar las leyes e imputar culpabilidades a los
inocentes, con tal de poder ellos zafar de lo que les tocaba en justicia.

Esta manera de actuar es propia de niños pequeños, a los cuales aún no
se les ha grabado en su interior el deber de respetar los límites
correctos.

Los niños, por naturaleza, buscan satisfacer sus necesidades y
despojarse lo más rápido posible de lo que les molesta. No les importa
el cómo, ni a quién lacerarán, en tanto ellos queden a resguardo y sus
ambiciones satisfechas.

Tal es la naturaleza del niño pequeño, y es por esto que en nuestra
Tradición se dice que recién con la edad de Bar Mitzvá es que el Ietzer
HaTov (inclinación por lo positivo, solidaridad, generosidad) cobra
predominancia en la vida personal.
Hasta entonces el que rige la vida es el Ietzer HaRá (tendencia hacia lo negativo, egoísmo).
Hay gente que tiene a su «niño interior» sumamente activo, sin importar
la edad cuantos años tengan, actúan en buena medida como niños,
«yoístas».
Puede que sean muy inteligentes, hábiles, seductores, trabajadores,
etc., pero en el fondo está mandando ese niño, tal como vimos en la
historia de Koraj y los suyos.
Gente grande pero incapaz de actuar con grandeza.
Este niño interior no es otro que Koraj, reclamando, imponiendo, enojándose, llevando al extremo mortal, para luego desaparecer y hacer caer en el más oscuro abismo a aquel que se deja conducir por él.

La tarea que debemos aprender a realizar es a actuar con
responsa-bilidad, es decir, ser capaces de responder por nuestras
acciones y omisiones, sin buscar excusas.

Aprender a valorar al prójimo, sea que esté próximo a nosotros o que sea lejano en sus ideas y formas de vida.

Aceptar las divergencias, aunque no tolerar las insolencias.

En fin, aprender a ponerse por un ratito en el lugar del otro, en
aquello que le dicen «empatía»: ‘¿Si yo estuviera en su situación, a mí
me gustaría que me hicieran/dijeran esto?’.

Si aprendemos esto de la historiad de Koraj, habremos dado un gran paso.

En cuanto a lo que debemos y podemos hacer con los misioneros, que a lo Koraj están corroyendo a Israel… espero que tú comentes aquí abajo posibles soluciones que se podrían poner en práctica.
Pero no dejemos de hacer algo, ya que el veneno está corriendo por las venas de Israel, está infectando y perjudicando cada día más y a más.
Organicémonos para conseguir detener este genocidio silencioso…

¡Te deseo a ti y a los tuyos que pasen un Shabbat Shalom UMevoraj!
¡Qué sepamos construir shalom!

 

Moré Yehuda Ribco

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

Otros comentarios de la parashá, resumen del texto, juegos y más información haciendo clic aquí.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
13 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
cable

magistral!!!! insuperable!!!!! totalmente cierto y va hasta las raizes del problema!!!!

orah

b’sd totalmente de acuerdo con cable,superb. yehuda,congrats’. pero no te preocupes lo q’ le paso a koraj y sus seguidores ,es una muestra,sample,p/ q’ todos lo piensen 2 veces…antes de comportarse con la sobervia de koraj..despues de todo ,todo se repite y del pasado hay q’ aprender y tomar conclusiones.. misioneros =mismo fin de koraj,les conviene realm. ? yo los dejo pensando… Hashem no abandona a su pueblo,hay misioneros pero hay millones de baalei teshuva y gentiles q’ buscan el bien y la verdad no te preocupes yehuda ,estamos en ajarit ayamim,y HASHEM PROMETIO Q’ EL MISMO VA A VOLVER… Read more »

orah

yo creo q’ donando a yad leajim o participando con ellos plus lo q’ ya se esta haciendo por aqui..es nuestra parte del job..

cable

Yo creo que no hay que ser malagradecidos… hay que donar a serjudio no a otro y participar de serjudio… ese es nuestro job…

orah

yo ya done a serjudio cable…ademas de mi tiempo y pasion por el site..pero yad leajim es especifico p/ eso,Hashem provee a todos,q’ se debe ayudar a serj. esta demas decirlo,es obvio.yehuda preg. especificam,por lo de los misioneros
yad leajim se ocupa tbn de eso,y la persona debe dar a la causa q’ le parezca lo mejor,hay p/ todos,no?

cable

a mi me gustaria que en ese sitio alguien dijiera de apoyar a serjudio.com!!!!!!! porque de aca siempre todos generosos y nadie generoso para aca!!!!!!!! aguante el yehuda!!!!!!!

cable

y creo que la mano se la tenemos que dar a yehuda todos los meses incluso todas las semanas!!!!!! el hace muchisimo por todos judios y gentiles!!!!!! cuantos nos salvamos de mucho sufrimiento gracias a este sabio maestro!!!!!

orah

jejej hablando con mi marido ,me entere q’ hoy justo dio tzdaka para yad leajim en su shul…ves mi marido ni siquiera sabe castellano ,nunca le hable de esto y dio p/ ellos ,debe ser a la misma hora q’ yo postee aqui jejej..debo tener ruaj hakodesh jajaja

naomi

cable que es eso de EL YEHUDA Sr more cuando yo me mando alguna parecida me ponen en linea enseguida , con respeto sino te van a resongar

GALIPAT

Es interesante la forma de reafirmar lo que hoy por hoy sucede, no solo a Israel si no en todo el mundo, en relación a la parashá, veo en mi país como gente inescrupulosa juega vilmente con la solidaridad,tradición para usufructuar permanentemente, sin duda alguna estoy cierto que el Altísimo, aquellos koraj irán dónde se merecen, estoy con ustedes, está en nosotros y este sitio fortalecer nuestra tradición.

Shabat Shalom.

1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: