¡Vamos a tropezar con esa piedra!

La película “Buscando a Nemo” tenía como mensaje que dejemos a los animales salvajes libres en su hábitat natural, cuidemos el ecosistema.
Lo curioso es que luego de su presentación, los acuarios no daban abasto en la venta del pez payaso para niños que los querían como mascotas.
Luego, al verse superados por las exigencias para cuidarlos, los arrojaban por el drenaje o los dejaban vivos y sueltos en hábitats que no les correspondían, generando con ello disturbios ambientales.

En la película “127 horas” se contaba la desgraciada peripecia de Arón Ralston, un aventurero excursionista, que se vio atrapado y solitario en una fosa, nadie iría a rescatarlo, nadie sabía dónde estaba, finalmente y tras 12 horas de tormento y angustia, se amputó un brazo para escapar.
Como si la historia no fuera suficiente advertencia de las desgracias que pudieran advenir, decenas de fans o meros curiosos fueron a Blue John Canyon, Utah EUA, para vivir aventuras similares. Más de uno falleció, otros varios fueron rescatados por los guarda parques, que ya tienen como hábito enfrentar similares situaciones.
Esto lo vienen soportando desde 2005, al año de haberse publicado el libro que contaba las peripecias de Ralston.

Gran verdad aquella que dice: “El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”. Ya lo cantó con su sensual y armoniosa voz el gran Julio Iglesias, y llegó a la conclusión que lo hace así porque de “cualquiera manera tiene que llorar”.

Durante más de una década de trabajo hemos visto gente que ha descubierto la mentira de las religiones, reconocieron los daños que ésta les provocó, aceptaron haber estado esclavizados y traumatizados por dogmas y supersticiones, dijeron comprometerse con el noajismo para de esa forma vivir de acuerdo a la Voluntad del Eterno. Lo hemos visto, una y otra vez. Al poco tiempo, esa buena gente, esas personas tan amables que agradecían la orientación y la libertad, desaparecían. Como si nunca hubieran existido. (Algunas se despedían, otras agredían vilmente antes de volver al hoyo).
Retornaban a las mazmorras de las religiones.
Sea por presión de sus familiares o conocidos, por miedos varios, por no obtener los rangos y prebendas que tenían en sus vidas religiosas, por no adquirir prestigio y poder con el noajismo, porque no se les atendía como se creían merecedores, porque en ellos el EGO es más fuerte que el AMOR, por acostumbramiento, por ilusiones engañosas de salvación, por anhelar estar sometidos, por extrañar al pastor que les lideraba con mano férrea y les exigía hasta lo imposible, por no tener las banalidades y rituales huecos del pasado, por considerar que el noajismo no les servía, por delirar con ser judío sin saber realmente lo que significa, por dejarse llevar por apariencias de santidad que nada tienen que ver con el espíritu, por considerar que este maestro no les daba el honor y halagos que se creían les correspondía, por no querer responsabilidades, por preferir mandar a ser mandado, por preferir ser mandado a mandar, por la excusa que fuera, desaparecían para volver a la oscuridad.
Como si no hubieran existido.
Volvían a sus viejas congregaciones, o se armaban otras, o se incorporaban a otras, o decían suscribir a algún otro tipo de religión (incluso sectas que aparentan ser judías), como fuera, apagaban la llama de conciencia espiritual para aferrarse al candente hierro de la esclavitud.
Su paso por el Paraíso Terrenal del noajismo quedaba borrado, como cuando uno despierta por unos breves instantes en la alta madrugada y tiene un chispazo de inteligencia que luego a la mañana se ha perdido, se confunde con sueños, queda bloqueado.
Gente que descubrió la podredumbre de la cual escaparon que luego vuelven a internarse en ella.
Gente que comprende la grandeza y santidad del noajismo, pero escogen una miserable vida de rituales, superstición, droga religiosa, adherencia a líderes clericales, repetición de lemas, sumisión al EGO en forma de religión.

Sí, es triste, pero cierto.
Sabemos que siempre detrás está el EGO, el Ietzer haRá, que los vuelve a atrapar.
Porque si desde el AMOR se les enseña a cuidar del ambiente y no trastocar las relaciones entre los seres, desde el EGO les dicen: “hazte poderoso rompiendo el equilibrio”. Ese mensaje fatal, que pareciera dotar de poder a quien lo sigue, realmente no es nada más que una manifestación del EGO, que a través de la imposición violenta/ignorante (egoísta) pretende tener algo de dominio.
Porque si desde el AMOR se les enseña a cuidarse y cuidar al prójimo, a no aventurarse en locuras, desde el EGO se les dice: “si no demuestras tu ánimo aventurero eres un fracasado”. Este mensaje lleva al fracaso, siempre.
Aclaro, no solo en lo que a espiritualidad versus religión se refiere, si no a cada uno de los aspectos de la vida en donde el EGO hace creer sus postulados como el camino a la vida, al poder, a la salvación, cuando en realidad suelen ser absolutamente lo contrario. En TODOS los aspectos de la vida, en cada una de las dimensiones.

Tú que lees estas líneas, quizás hoy estás despierto y consciente, pero tal vez mañana vuelvas a la oscuridad.
¿Qué harás para permanecer en la senda de la vida y la bendición?

10
Leave a Reply

Please Login to comment
6 Comment threads
4 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
Yehuda RibcoJonathan OrtizNetanelJuan Flores Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Juan Flores
Member

Yo pienso que cualquiera, que por temor a una eternidad en el infierno que predican las sectas, se les hace mas lógico aferrarse a esa fe que les promete librarles de un castigo eterno. Y no jugarse la única oportunidad en esta vida de tener una carta bajo la manga y no lamentarse al morir.

El problema de estos es que no buscan con una mente y corazón abiertos y sinceros de esa verdad que esta al alcance de quien con actitud correcta la busca.

Netanel
Member

Yo creo en la rectitud y pureza interna del ser humano. De la santidad de su voz interior. Esa voz siempre, pase lo que pase y se haga lo que se haga en la vida esta allí presente, en ocasiones solo es un débil susurro, en otras se la logra encender. A veces a esa voz se la logra escuchar con ayudas de afuera, que quitan obstáculos, que suben el tono. Y los obstáculos son algo natural, el mundo nos los provee. Entonces la pegunta está en si realmente se ha escuchado el mensaje? Como se lo ha hecho? Realmente… Read more »

Netanel
Member

el judaísmo no es indiferente ante fenómenos sociológicos….

Sobre idolatría y los sabios son varias fuentes, guemarot mefurashot en varias partes de A.Zara. Pero fijese el maamar «jajam adif minabi» en Seefer Orot.

Jonathan Ortiz
Guest

Netanel cómo vas? Espero que bien. Quizás me equivoque en lo que diga, pero tus comentarios denotan una visión muy romántica e idealista de la vida, donde se es, se es o se es. La labor del Moré la he seguido por años, me atrevo a decir que unos diez, y eso sí, muy de cerca como para ver que gente idealista y romántica un dia dijeron dar la vida por su identidad espiritual, por su Dios, por lo que se les ocurria, y a la vuelta de unos dias, semanas, meses, años… adios luz que te apagaste. Me queda… Read more »

Netanel
Member

por donde empezar? supongo que calmando un poco las aguas y menguando la corriente. Yo en ningún momento dije que no se haga, se haga poco o parecido. Sino que la pregunta fue: por qué la gente oye «la verdad» y vuelve al «fango»? Y yo pienso que en términos colectivos no se ha oído «la verdad» o no una que sea acorde a las necesidades de la sociedad a la que se apunta llegar. Y quizás haya algo que retocar. Nadie discute sobre la labor del Moré, todos lo apreciamos y valoramos su enorme trabajo. Ahora bien, con respecto… Read more »

A %d blogueros les gusta esto: