Resp. 4027 – La naturaleza material del hombre

consulta:

Buenas maestro Ribco.
Me resulta interesante conocer el motivo que lleva a D-s a maldecir a la tierra siendo que fue el hombre el que pecara en el huerto edenico primitivo.
Espero su respuesta.

Shalom,
“Bendito el que viene en el nombre del Eterno.” (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenido y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Debe saber que todos los “castigos” del Eterno son en realidad rectificaciones que sirven para equilibrar la armonía quebrantada por el pecado o el error.
Así pues, no hay castigos injustos, extralimitados, perversos o mezquinos; sino que actos del Eterno plenos de justicia y misericordia.

Por otra parte, el hombre con sus acciones adversas (pecados o errores) se genera sus propios malestares, por lo que no es extraño encontrar sufrimientos que son vividos como castigos, pero que no son otra cosa que el resultado lógico de la acción cometida por la persona o sociedad.
Este segundo castigo no es de origen divino, sino la conclusión de una acción promovida por la persona.

Ahora bien, pareciera que realmente el Eterno castigó injustamente a la tierra a causa de que Adam comiera del fruto del árbol prohibido:

“Y al hombre dijo: -Porque obedeciste la voz de tu mujer y comiste del árbol del que te mandé diciendo: ‘No comas de él’, sea maldita la tierra por tu causa. Con dolor comerás de ella todos los días de tu vida; espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.
Con el sudor de tu frente comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste tomado. Porque polvo eres y al polvo volverás.”
(Bereshit / Génesis 3:17-19)

Podemos entender este castigo divino de la siguiente manera.
El hombre peca y yerra a causa de su estrato material, aquel que ha sido formado a partir de lo terrenal, según se encarga la propia Torá de manifestarnos (Bereshit / Génesis 2:7).
El Eterno ordena que la tierra no sea tan beneficiosa para la gente, sino que a partir del pecado de comer del fruto la tierra dé con dificultades sus frutos, para que la gente se esfuerce en desarrollar la tierra, para que entienda que su crecimiento y bendición solamente se alcanza cuando refina su naturaleza material. Cuando el hombre se esfuerza por dotar de espiritualidad lo terrenal, está refinando su propia naturaleza, dotando de eternidad a cada una de sus facetas, incluso aquellas más bastas y burdas.
Es a través del esfuerzo que el polvo humano adquiere sentido y hace resplandecer lo mejor de su naturaleza.

Espero que quede claro, quedo a sus órdenes.

Que sepamos construir Shalom.

More Yehuda Ribco

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

  1. karlos (2) ‍‍22/07/08 - 20 Tamuz 5768 {Link}
    shalom, si un gentil adulto desea la conversion al judaismo, que gestiones debe realizar,
    de ante mano gracias, karlos ramirez, chile, edad 53 años
    1

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: