Resp. 6042–Baruj Hashem

Shalom.
Agradecería me aclarase las dudas que tengo sobre el origen temporal
de la exclamación “¡Baruj Hashem! con la que solemos finalizar
afirmaciones o deseos en las conversaciones.
Le explico: Escribí una novela  (de la que si me facilita alguna dirección postal con gusto le puedo enviar un ejemplar) en la que fundamentalmente  recreo  la gestación y ejecución del primer viaje a tierras americanas  como obra intencionada de judíos sefardíes. En su transcurso, la exclamación ¡Baruj Hashem! se pronuncia en diversas ocasiones, hecho que un “historiador” me ha señalado como erróneo, puesto que la misma no se comenzó a utilizar hasta época reciente. He ahí la duda: ¿Pudieron Colón y sus colaboradores decir ¡Baruj Hashem! en sus conversaciones?
Muchas gracias por su amabilidad.
Haim Fernández, España

<

p class=”texto”>Shalom, muchas gracias por enviarnos su pregunta.

<

p class=”texto”>Noaj/Noé ya exclama: “Baruj Hashem” (Bereshit / Génesis 9:26), así como el siervo fiel de Abraham (Bereshit / Génesis 24:27); por lo cual, estamos en evidencia de una expresión usada por gentiles mucho antes siquiera de la aparición del judaísmo, y por tanto la Torá, en el mundo.
Luego tenemos:

“Entonces las mujeres decían a Noemí: –¡Bendito sea el Eterno, que hizo que no te faltase hoy un pariente redentor! ¡Que su nombre sea celebrado en Israel!”
(Rut / Ruth 4:14)

Y es conocido el pasaje, que se incluye en los rezos también:

” ¡Bendito sea el Señor! Día tras día lleva nuestras cargas el Elohim de nuestra salvación. [Selah]”
(Tehilim / Salmos 68:20)

Hay al menos una veintena de ocasiones en el TANAJ que se emplea esta expresión.
Entonces, al menos tiene 4.000 años de estar en uso.

Antes de despedirme, no sé si usted la dice para finalizar sus afirmaciones o deseos; pero no me parece correcto generalizar y afirmar que así “solemos” hacer todos los demás. Quizás hay gente que la dice al principio, otros en medio y otros por sí sola. Como sea, cuando es dicha con sinceridad, con real aprecio por el Eterno, sin ánimo de conseguir algún beneficio por su pronunciación: ¡qué bueno! Es notable que el hombre reconozca a su Señor y lo alabe.
Y si es dicha con algún interés secundario, mientras no haya corrupción idolátrica, al menos se está sabiendo que dependemos de Él. Eso también es meritorio.

Pero, mucha atención: hasta donde yo veo (y tal vez me equivoque), últimamente los mesiánicos (cristianos que se hacen pasar por judíos), así como otras sectas similares en perversión, son las que usan el “Baruj Jachem” al final de cada frase que creen consagrada. También como lema repetido, tal como los amenes y aleluyas, que son muletillas, pero además mecanismos para distraer y agredir a los incautos, aquellos que ignorando o sabiendo poco, se dejan fascinar por apariencias, por lindas palabras, por posturas de santidad, por promesas y amenazas.
Le explico, que debemos tener mucho, muchísimo cuidado de los misioneros entre esta gente y sus creencias que son terrorismo espiritual. Y, por supuesto ayudar generosamente a aquellos que son sus víctimas, haciéndoles compañía saludable y mostrándoles el camino santo del noajismo para los gentiles, así como el judaísmo sin añadiduras amargas para los judíos. Son tan peligrosos que hacen uso de objetos, símbolos y frases tradicionales del judaísmo para corromper, engañar, perturbar, atrapar, hacer caer, llevar a la idolatría a sus presas y enriquecer o empoderar a sus líderes pervertidos. Por lo cual, sería estupendo fortalecer el bien, la verdad, la lealtad, la justicia, para que impere el SHALOM. Apartarse del mal y hacer el bien en toda ocasión.

Pase buen día.
Shalom.
PD: Éxitos con su novela.

Enviar una pregunta

<

p class=”texto”>Ver otras preguntas

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: