¿Quién está sordo?

Está escrito en la parashá: "Moshé [Moisés] oyó esto, y le pareció bien.
(Vaikrá / Levítico 10:20)

El anciano marido especulaba que su esposa estaba sorda.
Entonces intentó comprobarlo, para aconsejarle que fuera al médico.
Así que, mientras ella leía el diario, se ubicó a 15 metros de distancia y la llamó: “Querida, ¿puedes oírme?”… y no hubo respuesta.
Se aproximó 5 metros, la volvió a llamar: “¡Querida!”… y nada.
Ahora estaba a unos pocos pasos de su esposa, y dijo: “Mi vida, ¿me oyes?”… y silencio.
Cuando se paró frente a ella para intentarlo una vez más, ella corrió el periódico de frente a su rostro, y le dijo a su marido: ¿Qué quieres, que ya tres veces me has llamado, te respondí y no me dijiste nada?

A veces, podemos considerar que son los otros los que están sordos, los equivocados, los prejuiciosos, los que están mal… pero, ¿nos fijamos en nosotros con atención?
Realmente, ¿escuchamos, entendemos y con cordura sacamos alguna conclusión?
O, simplemente, ¿creemos que nuestra pequeña parcela de conocimiento está bien… y con esa creencia nos conformamos?

 

Destellos de la parashá

Sidrá 26ª de la Torá; 3ª del sefer Vaikrá.

Podríamos considerar que son cuatro los temas de esta parashá:

  1. La bendición sobre los hijos de Israel al octavo día de ser inaugurado el Mishkán (Tabernáculo), en el desierto tras la salida de Mitzraim.
  2. El relato de la lamentable muerte de los hijos de Aarón, Nadav y Avihu, quienes perecieron por intentar ofrendar al Eterno lo que Éste no había ordenado.
  3. Algunas de las prescripciones relativas al cashrut, por ejemplo los tipos de animales permitidos para ser ingeridos por el judío.
  4. El pregón de ser santos (consagrados), tanto como individuos y como pueblo, conduciendo nuestras vidas de manera de hacer lo correcto y alejarnos de lo impropio, lo malo, lo impuro.

Y, si quisiéramos identificar cual es el hilo conductor por el cual corren estos temas, podríamos conjeturar que es: hay un Dios que nos ha otorgado mandamientos sabios para que los cumplamos (sin alterarlos, sin improvisar), y seamos personas de bien, en crecimiento constante, y con una existencia verdadera, llena de valores, verdad y bienestar

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: