Parashat Balak: aroma del paraíso

"¡Cuán buenas son tus tiendas, oh Iaacov [Jacob];
tus moradas, oh Israel!
"
(Bemidbar / Números 23:5)

Cuando Bileam vio hacia las tiendas de los israelitas, y percibió que sus puertas de entrada no se enfrentaban unas a otras, él pronunció el "Ma Tovu" – "Cuán buenas".

La gente suele ser curiosa acerca de la vida de los demás, especialmente de sus vecinos. Pero nuestros ancestros, respetuosos de su intimidad y la del prójimo, se esmeraron por mantener lo que corresponde a lo privado en ese preciso ámbito.

Cuando la persona aprende a respetar sinceramente su privacidad, aprende a valorarse y a valorar al prójimo.

¡Les deseo Shabbat Shalom UMevoraj!

Moré Yehuda Ribco

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: