Parashat Shoftim: vistazo

Ubicación:
Shoftim
("Magistrados") es la quinta parashá del quinto tomo de la Torá, el sefer Devarim, conocido en español como "Deuteronomio".

Temáticas:
Podemos señalar las siguientes temáticas en nuestra parashá:

  1. Sistema judicial
    Se insiste en la importancia de contar con un sistema local y nacional de magistrados para que impartan estricta justicia, así como con alguaciles que sean el brazo ejecutor de la ley. Un juez debe ser imparcial, y rechazar cualquier soborno.
    El sistema judicial estaba concebido de tal manera que si un tribunal no lograba resolver un caso, lo pudiera trasladar a una corte de mayor jerarquía para que fuera la justicia lo que imperara en las relaciones sociales.
    El Sanhedrín, ubicado en el complejo edilicio del Templo era la Corte Suprema de Justicia.

  2. Idolatría criminal
    Se determinaba que un reo era culpable de idolatría tras una minuciosa pesquisa, y tras un concienzudo proceso legal que daba garantías a las partes (por ejemplo, el número mínimo de testigos a presentar era dos, y los testigos eran los primeros en llevar a cabo la sentencia contra el culpable).
    El que fuera hallado culpable de idolatría por la Corte, recibía la sentencia de muerte por lapidación.

  3. Sistema monárquico
    En la contingencia de que el pueblo solicitara un rey, al uso de los gentiles, el Eterno lo escogería de entre los israelitas. Se determinan en la Torá ciertas leyes que restringen el poder absolutista del monarca, así como se lo conmina a ser un modelo de persona fiel al Eterno por medio del estricto cumplimiento de los mandamientos de la Torá y una sublime manera de vida.

  4. Cohanim
    Luego de enumerar las ofrendas y remesas que debían recibir los sacerdotes, se enuncian leyes particulares para los sacerdotes.

  5. Superstición
    La Torá prohíbe terminantemente todo tipo de superstición y brujerías. Los que son fieles al Eterno no tienen ninguna necesidad de caer en esos vicios que solamente engañan y perjudican la pureza del espíritu.
    Los falsos profetas, que hablan en nombre de dioses falsos, o en nombre del Eterno cosas que Él no mandó, deben ser juzgados y de ser culpables sentenciados a muerte.

  6. Testimonios
    Dos es el número mínimo de testigos de un robo.
    De hallarse que algún testigo ha mentido, debe recibir como castigo el castigo que quería que recibiera el que acusó en falso.

  7. Ejército
    El judío no debe temer cuando va a batalla contra el enemigo, pues el Eterno está de su parte.
    Tres son las categorías de exentos de ejército: 1) el que tiene casa nueva pero no la ha estrenado; 2) el que plantó un viñedo pero aún no disfrutó de sus frutos; 3) el recién desposado, o el comprometido a matrimonio.
    Podían quedarse en la retaguardia aquellos que manifestaran fuertemente su terror a la batalla.
    El ejército israelita debe reclamar paz antes de salir a la guerra, pero no debe hesitar en luchar cuando sea necesario.
    El ejército tampoco tenía derecho a hacer como quisiera en el campo de batalla, sino que debía obedecer estrictas reglas, que en parte servían para que la guerra no deshumanizará a los solados judíos.

  8. Responsabilidad por una muerte
    Si se halla un cadáver en el campo, no se sabe quién es ni quién lo mató, la responsabilidad recae sobre los habitantes de la ciudad más cercana. Los jefes de ésta deben hacer una ceremonia en la cual anuncian que son inocentes del crimen, y piden al Eterno para que los perdone y pueda haber concordia y justicia.

Para destacar:

  1. Patrón de medida
    El Lubavitcher Rebbe, Rabí Menajem Mendel Schneersohn ztz"l (en "El huerto de la Torá") nos enseña:

    "Justicia, justicia perseguirás"
    (Devarim / Deuteronomio 16:20).
    Desde el mismo momento de su creación, el hombre siente la necesidad de buscar la verdad. Al mismo tiempo, sin embargo, él tiene que confrontar los límites que implica su propia subjetividad, y tomar conciencia que los hallazgos frutos de su perspicacia son de rango limitado.
    Al entregar la Torá, el Eterno proveyó a la humanidad con un estándar objetivo acerca de la Verdad.
    Contrastando con nuestras ideas subjetivas, la Torá nos da valores objetivos, guías y principios que son de aplicación en cualquier situación, en cualquier lugar y en cualquier tiempo.
    ¿Cual es la responsabilidad del hombre?
    Juzgar.
    Someterse y someter a su entorno a escrutinio y determinar cuál es la conducta prescrita por la Torá.
    Él entonces debe actuar conforme a ese juicio y esforzarse por modificar su vida y su entorno en concordancia.
    De esta manera, él se eleva a sí mismo y a su entorno, elevándolos a una conexión que trasciende la concepción humana de lo bueno.

  2. Misericordia diaria
    En "Ama a tu prójimo" el rav Zelig Pliskin nos enseña:

    "leerá la Torá todos los días de su vida, para que aprenda a reverenciar al Eterno su Elokim, guardando todas las palabras de esta Torá y estos estatutos a fin de ponerlas por obra."
    (Devarim / Deuteronomio 17:19).
    El Jafetz Jaim apunta que la Torá enfatiza que nosotros debemos caminar en el camino del Eterno todos los días de nuestra vida, en tanto los Sabios recalcaron que esto significa que nosotros debemos emular Sus caminos confiriendo bondad y compasión hacia otros cada día.
    Algunas personas erróneamente creen que si ellos hacen por alguien un favor, especialmente uno grande, han cumplido con su obligación de hacer misericordia por las próximas semanas.
    Así pues, la Torá nos recuerda nuestra obligación de actuar misericordiosamente cada día de nuestra vida.

¡Les deseo Shabbat Shalom UMevoraj!

Moré Yehuda Ribco


Preguntas y datos para meditar y profundizar:

  1. "Rabí Shimón ben Gamliel dice: sobre tres fundamentos se sostiene el mundo: sobre el juicio, sobre la verdad y sobre la paz/integridad"
    (Pirké Avot 1:18)

    1. ¿Cuál de estos fundamentos depende exclusivamente del individuo particular?

    2. ¿Qué pasa cuando falta alguno de estos fundamentos?

    3. ¿Cuál es la diferencia entre el concepto "juicio" (din en hebreo) y "justicia" (tzedek)?

  2. "Tzión [Sión] será redimida con el derecho, y sus arrepentidos con la justicia."
    (Ieshaiá / Isaías 1:27).

    1. ¿Cuál es la condición indispensable para que exista el perdón de parte del Eterno?

    2. ¿Por qué la justicia es prioritaria a la hora de establecer paz y bienestar en el mundo?

    3. ¿Qué puede cada uno hacer para promover la justicia en la sociedad?

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: