Los hijos desaparecidos y encontrados

En la sección Bemidbar encontramos el siguiente pasaje:

"Éste es el registro de los descendientes de Aarón y de Moshé [Moisés], el día en que el Eterno habló a Moshé [Moisés] en el monte Sinaí:
Éstos son los nombres de los hijos de Aarón: Nadab el primogénito, Abihú, Eleazar e Itamar."
(Bemidbar / Números 3:2)

Introduce el texto la descendencia de Aarón y de Moshé.
La del cohén es nombrada a continuación.
La del levita y líder de la nación está omitida.
Es una cosa evidente, no se precisa de mucha sabiduría y conocimiento para darse cuenta.
Ante esta falta, se pueden encontrar algunas respuestas:

  1. La Torá no tiene origen Divino sino humano, y como tal puede haber errores, distracciones, confusiones, etc.
    Por supuesto que esta respuesta no es la tradicional y aceptada dentro del marco milenario del judaísmo.
  2. Los hijos de Moshé no merecieron ser contados, puesto que se desviaron del camino, no se enraizaron a la recién recibida Torá, ni estudiaban con su emérito padre. Así la Torá expresamente menciona a los hijos de Aarón pero silencia a los de Moshé, pues no les corresponde estar al lado de sus primos, quienes sí estudiaban Torá de boca de Moshé. El destino oscuro, de desaparecidos, de su estirpe la esbozamos entre rendijas en los comentarios a Shoftim/Jueces 18:30, quien quiera y pueda, que comprenda (ver aquí) y una posibilidad luminosa, de reunificación, de AMOR y no EGO la encuentra aquí.
  3. Los hijos de Moshé no son mencionados explícitamente aquí, pero tampoco quedan fuera del conteo, ya que están incluidos dentro del número total de levitas que se brinda más adelante en la Torá.
    Ésta es sin dudas la explicación más clara, más correcta, más ajustada al texto bíblico, la que no precisa de malabarismos intelectuales, y la que cuenta con pruebas que surgen del propio Tanaj, como leemos posteriormente: "Los hijos de Moshé [Moisés], hombre de Elokim, fueron contados entre la tribu de Leví. Los hijos de Moshé [Moisés] fueron Guershón [Gersón] y Eliezer." (1 Divrei Haiamim / I Crónicas 23:14-15). Es la que presenta el Tiferet Tzión.

De este párrafo pareciera como si Moshé hubiera tomado como hijos propios a sus sobrinos, hijos de Aarón.
Algunas posibles explicaciones:

  1. Porque él les enseñó Torá, y como tal pueden ser considerados como sus hijos espirituales, al igual que lo fueron todos los hijos de Israel que recibieron directamente de Moshé el don divino de la Torá, que es patrimonio eterno y privado de la nación judía (Talmud, Sanhedrín 19b, retomado luego por Rashi).
  2. Porque Moshé salvó realmente sus vidas luego del error del Becerro de Oro, y aquel que salva a otro puede ser visto como su padre (dijo el rabino Jaim ben Attar).
  3. Es solamente una impresión, no una realidad literal.

Ahora, una terrible pregunta para que intentes responder y ver con tu respuesta como construir shalom para tu hogar y el destino de tu familia.
Si los hijos de otra persona a quienes enseñas Torá pueden ser considerados tus hijos espirituales, y por ello se atribuye aquí la paternidad espiritual de los hijos de Aarón a Moshé,
¿no resulta escalofriante que los propios hijos de Moshé no sean mencionados, puesto que son sus hijos biológicos pero además, se supone, también sus alumnos y por tanto hijos espirituales?
(Si entiendes inglés, quizás te ayude el texto que se abre haciendo clic aquí).

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: