Dar sentido al sinsentido

Por Luis D. Perez Ch.[1]

Desde el día de ayer, me rebumban a mis oídos las palabras del consejo diario 633[2]:

 “..el hombre es impotente y no tenemos cómo remediarlo.
Podremos avanzar sobre hombros de la ciencia,
aumentar nuestro poder a lomos de la tecnología,
nos ingeniaremos para filosofar y pretender conocimiento,
pero, a la hora de la hora,
la impotencia es el pan cotidiano,
nuestra realidad primera y última…”

Y lo recordada por un acontecimiento trágico que le aconteció a una querida amiga, de la cual tengo una amistad sincera, al igual que con su hermano. Su primogénito, a las pocas horas de nacido, fallece a causa de complicaciones respiratorias en la unidad de cuidados intensivos del hospital.

No puedo imaginar la terrible sensación de pérdida, vacio, sin sentido, impotencia y falta de control que experimentó mi apreciada amiga al recibir tan triste noticia; la del padre de la criaturita, la de la familia completa.

No logro imaginar la terrible desesperación sentida por esa mujer ante dicha noticia, cuando las ilusiones eran su constante y los proyectos con su hijo era tema cotidiano. Ahora, las ilusiones y proyectos se transformaron en triste luto acompasado por esa sensación de sin sentido.

La ilusión de nueve meses en espera que su amado hijo se formara para poderle brindar los cariños familiares, ponerle la ropa recién comprada por su padre, pasearlo con orgullo, amarlo sin límites, resultó sepultada bajo el peso de la Realidad de la Dimensión Humana: falta de poder y control ante el lamentable deceso.

Sé que nada que se le diga la podrá consolar. Yo mismo no encuentro palabras de consuelo, porque he considerado que la muerte de un hijo, antes que la de cualquiera de sus padres, es antinatural. Socialmente hay etiquetas para los sobrevivientes de familiares: huérfano, viudo, moto, etc; pero, ¿Cómo se le denomina socialmente a quien se le muere un hijo?

Ante ese panorama tan severamente triste, ¿Se podrá construir una vida bella, de sentidos llenando un poco ese sin sentido?, porque el maestro en su consejo, lo termina diciendo:

“..Esta certeza puede ser motivo de desconcierto y desesperanza,
pero en verdad es por sobre esa impotencia que debemos construir una vida bella,
tan bella que se continúa sin pausa en la eternidad,..”

Mi respuesta sería que sí. La vida de esa criaturita tuvo un sentido, y uno trascendental.

Era un bebe amado, deseado y querido; por cuya existencia hubo personas preocupadas y ocupadas antes de su nacimiento esperándolo ansiosamente. Eso lo hizo una personita única e irrepetible.

La brevedad de su existencia tuvo un sentido enorme, porque desde la noticia de su concepción era un niño esperado, que modificó la vida de su madre para procurarle vida a su retoño.

Porque se le individualizó con nombre y no se le abandonó al anonimato; y será recordado como se le llamó. Era el hijo de alguien, quien le dignificó su breve existencia nombrándolo, haciéndolo nacer con los máximos cuidados, y a quien se le rendirá el proceso mortuorio individualizado por su nombre, fecha de nacimiento y fecha de defunción.

El día de su nacimiento y de su muerte será recordado por su madre, por su padre, y por toda la familia sin que sea sustituido por ningún otro acontecimiento; porque el pequeñito era una persona separada de cualquier otra, con nombre y apellidos, como una persona con dignidad.

Claro que su vida tuvo sentido; se le dignificó como una persona individualizada y así será recordado. La dignidad de su nacimiento y de su muerte hizo de su breve vida una existencia bella.

Que su nombre sea recordado.

Para mi amiguito Martín Hernández Tapia, nacido en Santiago, Chile. Hijo de Sergio Hernandez y Maria Jose Tapia.

Bendito Sea el Juez Verdadero.

 

[1] El autor del artículo no es judío. El presente ensayo cuenta con autorización y revisión previa de Serjudio.com

[2] http://serjudio.com/exclusivo/cterapia/el-consejo-diario-633

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Yehuda Ribco

bendito sea su recuerdo y todo mi cariño para sus padres!

aliciak

Que hermosas palabras y tan sentidas Que así sea.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: