una observación del egoísmo

Supongo que por mi condición de maestro y psicólogo, así como extensa y generosa y gratuita tarea online en serjudio.com y fulvida.com, la gente asume que puede pedirme cosas, tales como respuestas a sus preguntas personales o consejos para conflictos emocionales/familiares/laborales/espirituales, entre otros variados requerimientos.

Cualquier día, cualquier hora, sin importar si es de madrugada aquí en donde vivo; o si estoy atareado en otros asuntos; o si estoy interesado en lo que se me propone. Por email, por messenger, por cualquier método que encuentre la buena persona para saciar su apetito a mi costilla.

A todo esto, quizás yo estuviera atravesando en medio de una tragedia o de una emergencia, pero igualmente no se me pregunta primero, sino que se me lanza el pedido y DEBO responderlo favorablemente, a gusto y conveniencia del consultante.
Quizás no fuera nada grave, por ahí estuviera cansado, o falto de fuerzas, o realmente no tuviera interés en responder algo que no me concierne ni me compete. ¿Acaso estoy obligado contractualmente a ser una máquina para extraños, desconocidos y poco respetuosos?
¿O debo ser sombra del Eterno, estando eternamente al servicio desinteresado de los demás?
Si no me respetara un poco a mí mismo, lo que hiciera no sería por AMOR.

También los hubo más conocidos, de mayor frecuencia de contacto y que luego desaparecieron, con deudas de todo tipo.
A veces, hasta haciéndose los ofendidos; otros prometiendo quedar a mano; otros con más justificaciones… está bien… así suele ser la gente (yo también).
O quizás, con razón se ofenden, porque dicen que no soy un tipo fácil… vaya uno a saber…

¡Cuántas veces me insultaron y bloquearon por no haber tenido tiempo de enviar una respuesta! O no querer responderla… ¿por qué no?
Gente que sencillamente no sé quien es, a la cual estoy seguro que nada debo, pero que se atreven a juzgarme, lanzar maldiciones y diatribas, amenazar, difamar y vaya uno a saber qué cosas más.
No es frecuente esta clase de ingrato obsceno, pero que se soportan a veces, se soportan… con toda la paciencia y comprensión que la experiencia me haya podido brindar.

Supongo que alrededor del 99% no preguntó cómo estaba de salud, si precisaba alguna cosa, si padecía alguna necesidad material o de otra especie, el estado de mi economía, el bienestar de mi familia. Sí, ese debe haber sido el porcentaje a lo largo de los años.
¿Se imaginan? Tener que hacerme cargo de las necesidades de decenas, centenas de extraños semanalmente, de sus problemas, dificultades, dudas, alienaciones, deseos, inspiraciones, etc.; y apenas uno en cien es capaz de preguntar: “¿Está usted bien Moré? ¿Tiene lo suficiente para alimentar a su familia? ¿Y la salud como anda? ¿Le puedo ayudar en algo?”.

Pocos, muy pocos, se tomaron la molestia de agradecer, muchos menos de remunerar por el trabajo profesional que se les brinda. Ni que hablar de lealtad o respeto… pero creo que esos son valores poco habituales en esta época.
Excusas podrá haber a montones, son todas muy interesantes.
¿Acaso esta observación de hechos, ya que no es un juicio sino una mera observación, contradice el postulado de construir SHALOM?

A todo esto, ¿qué hacer?
Gracias por haber leído hasta aquí.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
11 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Shaul Ben Abraham

Moré lo entiendo perfectamente. El ego piden siempre que lo atiendan, pero nunca espera atender a los demás. Muy claro y elemental este mensaje

Delallel

Aún estoy en mi proceso para agradecerle todo lo bueno y justo q ha sido conmigo y mis seres amados. Y si he estado dentro de los que describe, créame q de las pocas veces que he recibido un «no» como respuesta, en vez habérmelo tomado de mala manera, supe comprender y replantearme la manera en que seguía mi comportamiento. Sí, también he aprendido de su manera de ser en cuanto a ser bueno respetándose primero a Ud mismo. En lo que pueda colaborar, desde este rincón, estoy a las órdenes d quienes más tiempo llevan en este camino, pues,… Read more »

Shaul Ben Abraham

Tal cual, la deuda intelectual con el Moré de parte de muchos es inmensa, en verdad es un hombre que ha sabido traer Toráh real a la web con esta tan querida página para todos los que compartimos palabras (escritas) con él

Shaul Ben Abraham

No exajero, creo que muchos lo sienten así, además la optica que le da a la Toráh, fundamentado en la sagrada tradición, sin dejar de mirar al presente y sobre todo al objetivo del Shalom que creo que todos y cada uno de los que leemos y participamos aquí queremos llevar acabo en el día a díab hacen que esa sea una buena y gran influencia, sin dogmatismos, sin sectarismos y con mucha espiritualidad real, sin misticismos sino con acciones claras de bondad

Jonathan Ortiz

Leo el post y no dejo de lamentarme. Es una pena que cuando estuvimos en idolatria hasta la comida de la boca nos quitabamos por darsela al «pastor», «lider», seudo rabino, etc

Pero con el Moré asumimos que ya tiene todo resuelto.

Si entendieramos que fama no es plata. Y que cada vez que se sienta a escribir deja de estar con su familia.

En fin…

ojala que este artículo provoque más reacciones.
Hay que ampliar la conciencia para sentir lo que siente el otro y hermanarme con el.
Gracias m.

aliciak

El que salva una vida salva un mundo… Que hacer?wow..! Tremenda pregunta. Su capacidad intelectual es tan desbordante que supongo a estas alturas le sería imposible parar,la inspiración y la capacidad de su maestría no podría quedarse en usted ,es tanta que de alguna forma lo rebasó , Nosotros criaturitas en pañales ávidos de esa luz,hambrientos de ese pan espiritual del que tiene usted ,nos hace perder los modales ,nuestro poco refinamiento e inmadurez quizá nos hace aflorar estos feos y tristes comportamientos mil perdones por estos comportamientos en verdad me duele no encuentre en nosotros esta parte tan vital… Read more »

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: