La magia que tú quieras

Hace unos días publique el artículo que vinculaba Januca con magia, lo puedes leer haciendo clic aquí.
Al poco rato, una atenta y sagaz dama lectora planteo las siguientes interrogantes al respecto:

¿Y qué hace que la magia suceda, son solo los actos de una persona justa?
¿la magia existe para revelar que hay algo más que este mundo físico?
https://www.facebook.com/profile.php?id=100014510748059

En verdad, no soy experto en magia, ni siquiera sé algo del tema.
Por tanto, no considero ser el más adecuado para responder.
Sin embargo, me permito hacer un ejercicio mental para elaborar algún pensamiento.

Tipo 1.
Existe esa magia que realizan los artistas, que son ilusionistas  prestidigitadores, mentalistas y hasta a veces también hipnotistas. En estos actos no se produce un cambio excepcional en el mundo físico. Es un entretenimiento que a veces nos maravilla, nos ilusiona, nos divierte, nos hace cuestionarnos el cómo lo hacen, pero no debemos esperar algo sobrenatural.

Tipo 2.
Luego está eso que llaman magia y no es otra cosa que manipulación emocional que lleva a que el receptor sea sugestionado y entonces crea, vea, sienta, actúe como si el mago tuviera realmente poderes inaccesibles por el común de los mortales. Tal tipo de trucos son moneda frecuente en determinadas sectas y supersticiones, acompañadas por toda una tramoya que pretende dominar la mente de los participantes.
Pastores carismáticos, todo tipo de chanta religioso, los santurrones de la India, entre otros pelafustanes que se aprovechan de la ignorancia, el deseo de magia, la esclavitud al EGO de sus adherentes.

Tipo 3.
Esta esa otra magia en donde ocurre un hecho que quiebra a priori lo normal y suelen fallar las explicaciones racionales y no se encuentran causas científicamente comprobables. Cuando esto pone en evidencia la intervención divina, se le suele llamar milagro.
El gran problema, enorme, es que suele pasar que la gente termina diciendo que algo ha sido un milagro cuando probablemente haya otra explicación más llana y confiable.
Ejemplos: una cura repentina de una enfermedad para la cual los expertos ya no tenían recursos; un cambio de rumbo que evita por poco una catástrofe; ser parte de un terrible accidente y resultar ileso; un mensaje salvador a último momento que permitió salir de la indigencia a una familia al borde de la inanición, etc.
Por supuesto que un milagro verdadero, es decir, la intervención del Creador salteando Sus leyes físicas no debe caer en la bolsa de lo mágico…

Tipo 4.
Dicen que existen mecanismos no conocidos aún por la ciencia, que mueven hilos en dimensiones paralelas a la nuestra y que resultan en eventos en nuestra realidad. Yo en lo personal no he tengo conocimiento de que esto ocurra en realidad, porque las brujas no existen, pero dicen que las hay.
Por supuesto que no solamente servidores del lado oscuro manipulan estos entramados de fuera de nuestra dimensión, también estarían los que se conectan con el lado luminoso de “la fuerza”.
Realmente… ¡qué se yo!
Tenemos a los Jedis, los Sith, los personajes mágicos de Harry Potter, Merlín, Paracelso, el Baal Shem Tov, Jesús, Simón el mago, Sabrina la bruja adolescente, Willow la compañera de Buffy, los cuentos de hadas, pais y mais de santos, practicantes de vudú, Gandalf, santos cristianos, rabinos maravillosos, cabalistas prácticos, alquimistas y una larga lista, infinita lista…

Tipo 5.
Está la magia más prosaica, de aquellos que estudian, se esfuerza, trabajan, intentan, se tropiezan y se levantan, ponen actitud necesaria, no se dejan doblegar por las trampas del EGO.
En gran medida es la que podemos hacer a diario cada uno de nosotros y que tristemente no la llamamos magia… porque sentimos que magia es algo que rompe las reglas del juego que el Creador ha establecido.

Para resumir un poco, un gran axioma: “La gente quiere magia”.
Que se complemente con: “Que sea ahora y gratis”.
Y un apéndice: “Si hay que pagarlo, se hará aunque sea carísimo en dinero, salud, libertad o lo que fuera”.

Ahora supongo que con esto así planteado la autora de las preguntas que dieron pie a este post podrá manejar sus propias respuestas.
Eso espero.

Si este texto te ha sido de utilidad, compártelo y si tienes ganas y posibilidad realiza tu propia magia ayudándonos a continuar nuestra sagrada tarea, se agradece aquí y en la Eternidad: https://belev.me/apoyo

4
Leave a Reply

Please Login to comment
1 Comment threads
3 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Jonathan OrtizYehuda Ribco Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Jonathan Ortiz
Member

No entiendo por qué razonar que un acto de bondad y justicia tiene como resultado magia. O que la magia es señal de que existe algo más que este plano.

Ser justo no es garante de que todo vaya bien en la vida aunque eventualmente así pueda ser.

Por otro lado, este plano está lleno de maravillas del Creador (un poroto germinando por ejemplo) pero perdemos la capacidad de apreciarlas por imaginarnos cómo es el Más Allá o cómo manipularlo para vernos favorecidos aquí.

Y sí, la gente quiere magia, rápida, gratis o a cualquier precio.

Gracias Moré

A %d blogueros les gusta esto: