“Los judíos” creen…

“Los judíos” suelen creer en cualquiera, tal como ocurre resto de los humanos.

Hay judíos que creen que la reencarnación es real, otros en ella pero con variantes y otros que afirman rotundamente que es un disparate. Están los más prudentes que no afirman al respecto, y otros temerosos que guardan su creencia para sí mismos, no sea que enoje a alguien con sus ideas.

Hay judíos que creen que la Torá es puro cuento, otros que es una obra inspirada por Dios, otros que es una recopilación de fragmentos más o menos valiosos, otros que es un dictado fiel que tomó Moshé directamente de Dios. Están los que no tienen ni idea de lo que es la Torá, y los que dicen lo que se les pasa por el seso sin conciencia ni estudio. También los que se guardan en privado sus ideas, no sea que ofendan a alguien o predispongan a algún grupo en su contra.

Hay judíos que creen que Dios existe, otros que no, otros que sí pero que no, otros que sí pero no eligió a nadie, otros que eligió al pueblo judío para todas las generaciones, otros que puede que sí o tal vez que no, otros que si Dios existiera no hubiera permitido tanto dolor y miseria en el mundo y especialmente en contra de los indefensos judíos. Están los que siguen la corriente a los demás y los que tienen una creencia que esconden incluso de sí mismos, no sea cosa que alguien se enfade, los torture o excomulgue.

Hay judíos que tristemente son de Peñarol, otros que lo son de Nacional, algunos ni saben que es uno ni otro, y están los que creen que el fútbol uruguayo no existe, y los que creen que es como Jesús o Papá Noel puro cuento. Y están los que creen que es lo más glorioso de todo, dispuestos a dar la vida por su cuadrito y los que dicen ser de uno pero son de otro, y los que no dicen nada por miedo a las represalias y las burlas.

Hay judíos que creen en esto y otros en aquellos.

Un buen día vino el gran Maimónides y decidió compilar trece principios de la creencia judía, que algunos consideran como indispensables y mandatorios para todo judío. Pero en verdad, en materia de creencias el judaísmo de todas las época ha sido muy liberal. Que cada uno crea en lo que quiera y pueda, en tanto esa creencia no sea contrario a algún mandamiento o norma, o que pueda conducir a algún pecado o daño.
Por ello, para un judío creer que los dioses existen es prohibido, porque hay algún que otro mandamiento que así decreta (cosa que no pasa para los noájidas, cuyo mandamiento es no servir a dioses que no son Dios, pero si cree en ellos, bueno, ¿qué se le va a hacer?).
Quien quiere creer en marcianos o reencarnación, mientras no lo lleve directa o indirectamente a quebrar algún mandamiento o a lesionar a alguien, bueno, ¿qué se le va a hacer? Yo no creo en la reencarnación como se la expresa habitualmente y me parece harto perjudicial para la salud, bienestar y fidelidad para con el Eterno, pero es mi postura que puedes aceptar para ti o no.
Si quiere creer que la evolución es un cuento, o que la tierra es plana, o que las matemáticas son cosas de magia, bueno, ¿qué se le va a hacer? Yo creo que la ciencia es una gran compañera para la Torá, y lo demuestra cada día. Pero es mi postura, puedes acompañarme en ella o no.
Pero, repito, cuando las creencias quiebran algún mandamiento o llevan a dañar al inocente, entonces las tales creencias deben suspenderse o evitarse.
Una cosa es el ámbito de las creencias o pensamientos, otro bien distinto el de los hechos y las relaciones que están delimitadas por la normativa vigente.

Entiéndase bien, que alguien sea judío no significa que lo que cree o lo que opina tenga un origen judío, o que sea validado en la Tradición o cuente con un aval celestial que lo confirme.
Cada judío cree lo que puede y quiere, no necesariamente lo que está dentro del marco del judaísmo tradicional y sus enseñanzas.

Entonces, no es coherente decir o preguntar si los judíos creen en la reencarnación, o en la evolución, o en el Hip-hop. Más acorde sería afirmar o preguntar si hay elementos en la tradición, o algún eminente sabio, o alguna fuente propone esto o aquello.

Así  pues, que alguien sea judío no quiere decir que lo que cree, afirma, practica, adora, vende, comparte, difunde, venera, reverencia, regala, predica sea algo judío.

Tampoco necesariamente tiene validez o es parte del judaísmo lo que muchos judíos que creen, afirman, practican, adoran, venden, comparten, difunden, veneran, reverencian, regalan, predican o lo que fuera.
Por supuesto que te encontrarás judíos muy sinceros, e incluso ilustrados, que asegurarán que DEBES creer tal o cual cosa, porque aquel rabino lo creía, aquel otro lo marcó como regla, y ese otro grupo de hombres leales al Eterno creen en eso. Igualmente, tú podrás evaluar por ti mismo y creer o no creer, siempre y cuando no quiebres algún mandamiento o regla realmente establecida. Recuérdalo.

Pero además, y a modo de advertencia, ten mucho cuidado, muchísimo, que las creencias no te sometan al reino del EGO, que no te conviertan en un ciego y torpe, que no te llenen de supersticiones, que no te manipulen con miedos y dependencias, que no te esclavicen, que no entorpezcan tu pensamiento y decisión, que no cercenen ninguna de las dimensiones que el Eterno te ha regalado.

Seamos precavidos, no compremos espejitos de colores, ni aceptemos que nos los den regalados porque más tarde nos saldrá muy caro.
Es bueno no idealizar nada ni nadie, no hacer de ninguna cosa o persona un ídolo, como tampoco es bueno cancelar nuestra inteligencia para reemplazarla por la fe (también conocida como sometimiento sin sentido).

Así pues, disfruta de tu porción y usa tus poderes con precaución.

9
Leave a Reply

Please Login to comment
7 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
NetanelYehuda Ribco Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Netanel
Member

Buenas noches y Shabuatov Moré! Como le va? Ante todo muy buen artículo, muy interesantre el tema tratado. Lo que sí corregiría es que SI existe una opinión específica y concisa del Judaísmo o de la Torá sobre la gran mayoría de temáticas. Pero también es cierto que hay temas en los cuales los Sabios no nos legaron una postura, o perspectiva definitiva. Hay veces que existe discusión entre los sabios, hay algunos temas en los que existen opiniones pero no obligan al pueblo a sostener lo que aquellas eminencias pensaron, y también hay temas en los que no existe… Read more »

Netanel
Member

Es verdad que en los casos que Jazal no nos legaron opinión alguna, la posterior opinión rabiníca no es obligatoria. Pero la verdad es q hay q estar calificado para poder discutir al Rambam, o al Rab Kook por ejemplo. No que está prohibido, sino que hay que estar calificado.

Y si los judíos que visten parecido a un pinguino representan o no… preguntele a su vecino gentil que opina, y luego haganos saber.

Netanel
Member

Aquel viejo judaísmo fue el que llevó la batuta por muchas generaciones, al menos en gran parte de Europa. Los cambios sociológicos no se realizan de la noche a la mañana. Aquel judaísmo si bien no fue el judaísmo bíblico, tanají, el judaísmo de los tiempos del Talmud o inclkuso posteriores, si fue por varias centenas de años el judaísmo reinante en países como Holanda, Alemania, Rumania, Polonia, etc. Cuando el gentil hablaba de «judío» se le dibujaba en la mente la imagen de aquella clase de judío. Durante generaciones esa fue la cara visible del judaísmo, al menos en… Read more »

Netanel
Member

Hay que entender, ser flexible y tolerante. Aún si es que haya personas que no lo son. El Rab Kook compara Ahavat Israel al sipur de Shlomó con las dos mujeres que aseguraban que el chico era suyo. La que en realidad no la madre estaba dispuesta a que lo corten. Lo mismo con Ahavat Israel, quien no ama realmente en el corazón esta dispuesto a hacer partición y dividir, nosotros y «ellos», quien ama realmente a Am Israel sabe que Am Ejad, y no hay dividciones. Hakol tejase veahaba! Como empieza el Rab en Orot Israel: Snegoria al Israel… Read more »

A %d blogueros les gusta esto: