El Adam primigenio

«אמר רבי אלעזר: אדם הראשון מן הארץ עד לרקיע, שנאמר למן היום אשר ברא אלהים אדם על הארץ, וכיון שסרח – הניח הקדוש ברוך הוא ידיו עליו ומיעטו, שנאמר +תהלים קל»ט+ אחור וקדם צרתני ותשת עלי כפכה. אמר רב יהודה אמר רב: אדם הראשון – מסוף העולם ועד סופו היה, שנאמר למן היום אשר ברא אלהים אדם על הארץ ולמקצה השמים ועד קצה השמים. כיון שסרח – הניח הקדוש ברוך הוא ידו עליו ומיעטו, שנאמר ותשת עלי כפכה. – אי הכי קשו קראי אהדדי! – אידי ואידי חד שיעורא הוא».
חגיגה דף יב עמוד א).

El el Talmud encontramos esta opinión:

“Dijo rabí Elazar: el Adam haRishón (humano primigenio) ocupaba desde la tierra hasta el firmamento, según está dicho… Como consecuencia de haber pecado el Eterno lo empequeñeció, según está dicho…
Dijo rabí Yehudá: el Adam haRishón estaba de un extremo a otro del mundo (que significa espacio, pero también tiempo), según está dicho… Como consecuencia de haber pecado el Eterno lo empequeñeció, según está dicho…”
(TB Jaguigá 12A)

Tenemos aquí una de las fuentes clásicas para señalar en otros estudios que publicamos que nuestra NESHAMÁ no es individual, y que no ocupa ni tiempo ni espacio; por tanto, está en conocimiento de todo tiempo y todo lugar y todo hecho.
(https://serjudio.com/exclusivo/cterapia/aqu-y-ahora-pero-tambin-en-la-eternidad).

Ese Adam primigenio contenía todas las NESHAMOT, en un lugar que no está en este mundo.
Su presencia ocupaba todo el Cosmos y atravesaba al unísono todos los tiempos.

Ese Adam es el que seguimos siendo, allá en el mundo de las NESHAMOT.
Partículas de él son las que encaran en nuestra vida terrenal para transitar por un determinado período de tiempo las limitaciones propias de la existencia física.

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: