El humilde aprende, el orgulloso no

Un gran sabio, llamado Epicteto, enseñaba:

“Es imposible para un hombre aprender lo que cree que ya sabe.”

Sin dudas, estaba en lo cierto, pues tiempo antes algo similar había dicho el más sabio de los mortales:

«El perezoso es más sabio en su opinión que siete que responden con discreción.»
(Mishlei/Proverbios 26:16)

¿Entiendes la idea?
Cuando el EGO te esclaviza y terminas confundiendo la percepción de quién eres, de tus límites, de tus poderes, de tus debilidades, entonces terminas viviendo una vida de máscaras.
Sea porque te crees más de lo que realmente eres y puedes, o al revés, porque te infravaloras y no aprecias tu verdadero valor.

Entonces, ¿qué ocurre?
Si el EGO te lleva creerte sabio, entendido, conocedor, no te cuestionarás, no pedirás consejo de alguien más sabio, no revisarás tu conducta e ideario; por tanto, andarás como ciego en la oscuridad, pero creyendo la fantasía que está en tu corazón.
Estarás lejos de la LUZ, encerrado en tu Sistema de Creencias, ignorando la llama Divina que eres para abrazarte a la falsa personalidad que has ido ensamblando como pudiste a lo largo de tu vida.
Por supuesto que esto lleva a sufrimiento, a pérdidas, a confrontaciones, a mucha pérdida de recursos y desperdiciar la oportunidad de aprender y de corregirte.

Esto no quiere decir negar lo que conoces, rechazar tu calidad y altura intelectual.
Por el contrario, es tener una perspectiva inteligente de quien estás siendo para no perder el camino.
Así pues, no actúes como necio y perezoso, no asumas que sabes ya aprende a callar, a pedir ayuda, a admitir tus errores, a preguntarte y repreguntar.
Es bueno aprender, es mejor aprender para hacer.

https://serjudio.com/apoyo

https://youtube.com/yehudaribco

5 2 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: