Estrés grupal

Imagínese en las situaciones grupales,
en el trabajo,
el estudio,
lugar de rezos,
con amigos,
en grupos terapéuticos,
o en aquellos dedicados a alguna especialidad o hobby (literario, coro, etc.),
ponga usted la ocasión que es
cuando se siente estresado,
observado,
en la mira de los que critican,
expuesto,
indefenso,
molesto,
con ganas de salir huyendo,
esperando que el tiempo vuele para terminar ese sufrimiento.

¿Qué hacer?

Respirar lenta y profundamente.
Mantener el ritmo de la respiración.
Dejar de poner el foco en sus ideas acerca de lo que otros pueden estar sintiendo o pensando.
No actuar más para complacer al ojo del otro, ni para estar a tono con los prejuicios propios.
Olvidarse de ser centro del mundo, así como de ser un ente solitario y sin valor.
Es tiempo de hacer el cambio, sin esperar más a nada.

¡Sea protagonista!
Pero NO EL protagonista,
sea uno más del grupo,
participe,
cállese,
no acapare el tiempo, palabra, actividades, atención,
sea amable,
acepte las críticas,
acepte las opiniones de los otros por lo que son, opiniones,
critique, pero no como arma de venganza,
agradezca las críticas, con sinceridad porque están mostrando algún punto flojo que puede reconocer para fortalecer,
quite poder a los que quieren hacerle daño por medio de no enfocarse en ellos,
pero agradezca a los que tratan de hacerle mejorar su estilo de vida.

No tiene la obligación de ser el más inteligente, sabio, rápido, bello, comprensivo, perfecto, saludable, etc.,
su obligación, si es que la podemos llamar así, es construir SHALOM, por medio de actos (pensamiento, palabra, acción) de bondad Y justicia.
Para dentro y fuera.
Un constructor que tiene esa finalidad,
establecer el hogar de SHALOM en el interior de nuestro ser, así como en el mundo que nos rodea.

Habrá gente que no le quiera,
y hasta que le deteste,
con motivos válidos o no;
habrá otros para quienes usted será indiferente,
una cosa más que una persona;
y estarán los demás,
aquellos que se sumarán activamente a su propuesta de construir SHALOM.

Encontrará que rápidamente su percepción del grupo ha cambiado,
así como la de usted mismo.

¿Se anima a dar este paso?
¿Me lo comenta luego?
Gracias.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Delallel

Ahh…
q pena, pero reconozco cuánto me llega este mensaje.
Al final, intentar ayudar al otro sin antes hacer una revisión extensa de uno mismo, es hundirse más.
Dejar fluir aquello que no puedo controlar. Al otro.
Quiero comprender este mensaje en todas mis fibras.
Así algún día, será el otro quien busque por sí mismo y ahí estaré para dar mi mano.

Gracias apreciado Maestro, por su certeza.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: