La familia

"¡Cuán buenas son tus tiendas, oh Iaacov [Jacob]; tus moradas, oh Israel!"
(Bemidbar / Números 24:5)

Estas palabras "Ma tovu ohaleja Iaacov", son recitadas a diario como parte del servicio matutino de rezos, a lo largo y ancho del mundo por miles de miles de judíos.
Y no todos recuerdan que son las palabras que el perverso augur Bileam pronunció como parte de su tarea de bendecir-maldiciendo a Israel, tal como lo ha recogido la Torá.

Esto fue lo que salió de su boca, y nació de su corazón, cuando vislumbró el campamento de Israel.
Este hombre malvado, muy inteligente pero malvado, no pudo dejar de reconocer uno de los poderes más grandes de la nación judía: la familia, y su peculiar energía unificadora.
Es de gran importancia advertir una gran verdad que subyace al concepto: familia judía.
Los tradicionales canales para la interacción entre los miembros de la familia, están diseñados para proveer la estructura fundamental sobre la cual el judaísmo se sustenta y aprovecha para desarrollarse.
Es la manera de concebirse la familia judía lo que provee a sus miembros del amor y el sentimiento de valía imprescindibles, que los habilita a saberse individuos plenos, al mismo tiempo que participantes de un objetivo en común que los trasciende.
El individuo se siente valioso, y se sabe integrante de una familia, así como de una nación.
Es decir, no hay un rompimiento entre "yo" y los "otros", sino que se establece un lazo indisoluble que permite que sea auténtico el uso del "nosotros".
A partir de este reconocimiento (del yo, del tú y del nosotros), es que la persona se entrena para desplegar todas sus mejores potencialidades en procura no solamente de la satisfacción propia, sino especialmente la colectiva.
Y este entrenamiento constante lo lleva a crecer como persona, y como parte de un colectivo en crecimiento, no estancado ni acabado.

Eso es muy importante, pues, ocurre que el pueblo judío, estrictamente es una gran familia, y como tal, los aprendizajes para el correcto vivir y compartir que se da en la familia, sirven para consolidarlo, sostenerlo y fortalecerlo.
Es decir, así como la familia se constituye en el sostén primordial del individuo, también lo es del pueblo judío.
Sin familia judía, es imposible concebir personas judías, e imposible la existencia de la nación judía.

Con base en las vivencias familiares, en la enseñanza que se internaliza en ella, los miembros de la Familia judía han podido hallar en muchísimas ocasiones y con gran sabiduría las similitudes que unen, más que las divergencias que separan. Es esta sabiduría de vida uno de los grandes ingredientes que explican la supervivencia del judaísmo a tantas persecuciones, masacres y otras tropelías que ha sufrido a lo largo de las generaciones.
Por lo cual, no es extraño reconocer, si estudiamos la larga historia de nuestra nación, que nuestros enemigos nos han sometido especialmente en aquellas épocas en las cuales el desentendimiento interno de la nación judía era grande. Y peor aún, más hemos sufrido en las épocas en las cuales la familia judía se despegaba de la vida basada en la Tradición de Israel.
Así pues, dos de los grandes enemigos del judaísmo son: las rencillas internas y la asimilación.
Pero, uno de los grandes pilares de vida es la familia tradicional judía.

Recapitulemos: es la familia judía la que ha mantenido con vida a los individuos judíos, así como a la nación judía… ¿no es imprescindible entonces que le demos vida a la tradicional familia judía?

¡Les deseo Shabbat Shalom UMevoraj!

Moré Yehuda Ribco

Relatos, anécdotas y enseñanzas

Una vez preguntaron al Rebbe de Apt: ¿Cómo es posible que la Torá dijera que los siete años que trabajo Iaacov por Rajel le parecieron como pocos días? ¿Acaso cuando se ama no duele cada minuto de separación como si fueran mil años?

Ante este planteo lógico, respondió el maestro: Hay dos tipos de amor. Un amor egoísta que sale del enamorado, rebota en quien ama, y retorna hacia él. Y es entonces que se place de amor. Si la persona amada se aleja sin devolver ese amor, el enamorado siente como una tortura la lejanía, pues es como si parte de él se hubiera desprendido.
Pero, existe un amor verdadero, que parte del enamorado y es dadivosamente entregado a la persona amada. La finalidad de este amor, es beneficiar al amado, y no recibir placer el enamorado.

Iaacov tenía por Rajel este segundo tipo de amor, la amaba a ella realmente, y no solamente la usaba como vehículo para él recibir deleite.
Por eso es que Iaacov sintió que los siete años le pasaban rápidamente, pues sabía que estaba dando amor, y en el hecho de dar ese amor a su amada, ya la sentía cercana, y ya sentía dichosa satisfacción.

Preguntas y datos para meditar y profundizar:

  • ¿Cómo se puede relacionar este relato con el comentario que brindamos de la parashá?

  • ¿Cómo se ama realmente?

  • De profetas de falsedad
    Iejezkel, uno de los profetas de la Verdad, hablando de los profetas de falsedad, de aquellos que con poder (real o producto de sugestión) desvían a las masas hacía la idolatría y perdición (como Bileam, por ejemplo), ha dicho: "Sus profetas les han recubierto con cal. Ven insignificancia y les adivinan mentira, diciendo: ‘Así ha dicho el Señor Elokim’, pero el Eterno no ha hablado." (Iejezkel / Ezequiel 22:28).

    • ¿Quiénes son actualmente los pastores de masas que extravían a las personas detrás de religiones ajenas al Todopoderoso, y vicios varios?

    • ¿Por qué la estrategia de estos perversos es embellecer sus sermones ("recubrir con cal"), y a los que adoren a sus deidades (y les den un suculento diezmo a ellos) les prometen bendiciones, prosperidad, sanaciones, salvación… cuando todo lo que ofrecen realmente es "insignificancia y mentira" horrenda?

    • ¿Cómo se ha de tratar con estos pecadores que son tan poderosos materialmente (y totalmente huecos espiritualmente)?

  • Para ser un buen jefe (de familia)
    El inspirado predicador nos iluminó con la siguiente verdad: "Las palabras del sabio con sosiego son oídas, y son mejores que el grito del que gobierna entre los necios." (Kohelet / Predicador 9:17).

    • ¿Por qué a gritos gobierna el cabecilla de los necios?

    • ¿Quién suele ser el que gobierna una camarilla de necios, y por qué es tal tipo de persona el líder de los necios?

    • ¿Cómo han de ser los modos de comunicar de los sabios, a partir de lo expresado en este versículo?

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: