Palabra Positiva

Aprendimos varias veces acerca del Pensamiento Positivo, el real y no el fantasioso. Nuestro último post al respecto lo tienes aquí: https://serjudio.com/exclusivo/cterapia/pensemos-positivo.

También hemos dedicado numerosas oportunidades a aprender lo necesario de cuidar la palabra, como para no caer en lashón hará y todas sus accesorias; además hemos insistido en la vocación de la Comunicación Auténtica, como por ejemplo aquí: https://serjudio.com/exclusivo/cterapia/vamos-a-hacerlo-manual-del-buen-cambio que es uno de quizás cientos de textos de bendición disponibles gratis para ti.

Todo ello con el afán de perfeccionar nuestra existencia individual y colectiva. Espero que hayas podido usar alguna de las innumerables herramientas, consejos y perlas que hemos estado compartiendo durante bastante más de dos décadas de constante labor modesta, limitada pero generosa hacia quien quiera recibirla.

Es hora de seguir profundizando en el asunto de la Palabra Positiva, que debiera acompañar tanto al pensamiento como a la acción positivas.

«שֹׁמֵ֣ר פִּ֭יו וּלְשׁוֹנ֑וֹ שֹׁמֵ֖ר מִצָּר֣וֹת נַפְשֽׁוֹ:
El que guarda su boca y su lengua guarda su alma de angustias.»
(Mishlei/Proverbios 21:23)

Y:

«מִֽי־הָ֭אִישׁ הֶֽחָפֵ֣ץ חַיִּ֑ים אֹהֵ֥ב יָ֝מִ֗ים לִרְא֥וֹת טֽוֹב:
¿Quién es el hombre que desea vida? ¿Quién anhela años para ver el bien?
נְצֹ֣ר לְשֽׁוֹנְךָ֣ מֵרָ֑ע וּ֝שְׂפָתֶ֗יךָ מִדַּבֵּ֥ר מִרְמָֽה:
Guarda tu lengua del mal, y tus labios de hablar engaño.
ס֣וּר מֵ֭רׇע וַֽעֲשֵׂה־ט֑וֹב בַּקֵּ֖שׁ שָׁל֣וֹם וְרׇדְפֵֽהוּ:
Apártate del mal y haz el bien; busca la paz y síguela.»
(Tehilim/Salmos 34:13-15)

El poder de la palabra es tremendo, para bien y para su contrario.
Cuando le decimos a un hijo, amigo, hermano, padre, colega, socio, alumno, o a nosotros mismos una palabra negativa, que desvaloriza, que llena de temor y rencor… ¡estamos colaborando en hundir a esa persona!
Y si hacemos lo opuesto, es decir, aprobamos, apoyamos, hacemos sentir acompañado, expresamos que le comprendemos, atendemos, valoramos, empoderamos… ¡estamos cimentando el éxito!

No porque la palabra sea de por sí un artefacto mágico que logra orquestar al universo para que trabaje a nuestro favor, o en nuestra contra, sino por el efecto directo que tiene en la mente de la persona.
Nuestro cerebro primitivo, el que primero está para responder, recibe el estímulo y lo toma como realidad, esa es la primera y natural reacción. Por tanto, si llenamos nuestro mundo interno de peros y contras, si nos hacemos percibir las amenazas y peligros, entonces la respuesta automática del cerebro será de apagar el sistema evolucionado prefrontal del cerebro, donde tenemos la comprensión, la creatividad, el pensamiento entre otras herramientas poderosas, para ponernos en un estado reaccionario ante el peligro. Estaremos listos para ser agredidos, por lo cual todo el sistema se prepara para reaccionar a ello, sea con huida de la realidad amenazante o con lucha para sobrevivir. Por lo cual, se empobrece nuestro repertorio de acciones y no hay respuestas sino reacciones. Al poco rato, segunditos más tarde por ahí se reenciende el sistema elevado del cerebro, podemos evaluar que solamente escuchamos una palabra denigratoria, que la amenaza no fue de la “real realidad”, sino solamente del discurso o las creencias. Pero eso ya llega tarde, aunque sea un par de segundos. Porque nuestro estado ya está alterado y empobrecido, por tanto, aunque apaguemos las reacciones automáticas para privilegiar conscientemente el modo evolucionado, lo haremos en desventaja y con la emotividad capturando energías y secuestrando el pensamiento.
¿Se comprende?
Al no guardar la palabra negativa, sea compartida con otro o dicha para uno mismo, estamos angustiando el alma, es decir, nuestro plano emocional que como bien sabes es el que sirve como combustible para el
resto.
Y no estamos aquí tratando de la habladuría maliciosa, del engaño adrede maligno, ni del chisme provocativo.
¡No!
Eso es otro pecado.
Aquí estamos viendo como el decirle a alguien (sea un otro o a nosotros mismos) cosas como: no puedes, eres tonto, hasta un idiota es más inteligente, fracasado, quién va a quererte, ni trates porque todo lo destruyes, idiota, por qué me habré casado contigo, bueno para nada, feo, amargo, la alergia de vivir…
Todo ello impacta en el cerebro como flecha mortal y después no vale de mucho el perdón pedido, por más auténtico y sincero que sea, porque el veneno mortal ya está corriendo por la mente de la persona, hundiéndola en negatividad, llevándola a dificultades y limitaciones que sin esas mordeduras terribles probablemente no padecería.

Al contrario, también funciona.
Cuando la percepción se llena de luz, optimismo real, buenas vibras, palabras de vida, reforzamiento de lo bueno, confianza, amistad, resiliencia, fortaleza, entonces la mente trabaja desde otro modo, con mayor seguridad y creatividad, brindando respuestas y no meras reacciones automáticas.

Es por ello vital el construir SHALOM realmente y no como un lema para ser repetido.
Construcción de SHALOM en pensamiento, palabra y acciones.
Que lleven la bondad y la justicia por doquier, dentro y fuera, para uno mismo y para los demás.

Si podemos decir la palabra amable, generosa, de poder… ¿por qué habilitar al EGO para que sume a la destrucción?
Y si no nos sale la palabra buena, cerrar el pico no está para nada mal.
Y si podemos decir algo constructivo pero no es del todo sincero, está bien evaluar el beneficio y tomar siempre la decisión que sume para el gremio de la LUZ.

Encuentra palabras de fortalecimiento, de positividad, de bendición y dilas.
Escucha tu determinación de crecer, de mejorar, de realizar, de construir SHALOM.
Usa el poder que está en ti y no dejes que el poder se te escape en manipulaciones del EGO.
Habla positivo, escucha positivo, comunica auténticamente.

Sigue estos links para más instrucción:

https://serjudio.com/exclusivo/cterapia/cambiar-cambiando

https://serjudio.com/exclusivo/cterapia/pon-en-alto-y-s-exitoso

https://serjudio.com/exclusivo/cterapia/principios-de-vida

Recuerda agradecer, colaborar económicamente con nuestra tarea, difundir, compartir y en especial llevar a la práctica.
Shalom y bendición.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

  1. uno (100) ‍‍24/01/18 - 9 Shevat 5778 {Link}
    Pensar en positivo eleva el ánimo, ver solo el lado bueno, dónde incide la luz, pero quien no pone un pero, ¿qué puede descubrir? Los grandes avances de la humanidad han venido de cuestionar radicalmente todo, sí, que hay cosas que se pueden aprovechar, pero el que mira hasta en la sombra de la luz puede ver hasta el último escondrijo
    1
  2. uno (100) ‍‍24/01/18 - 9 Shevat 5778 {Link}
    Siento moré por mis cuestionamientos, procuraré no pronunciarme más porque siempre busco el punto flaco. Esperemos que pueda ser de utilidad como lo es usted que aunque no se lo he agradecido debidamente me ha sido de gran ayuda
    2
    1. Yehuda Ribco (4166) ‍‍24/01/18 - 9 Shevat 5778 {Link}
      por lo que leo en sus dos comentarios, o no entendio lo que exprese en el post, o no exprese correctamente lo que quise decir.
      porque en ningun momento del post, ni creo que en ningun texto mio, se habla nada en contra de preguntar, de encontrar el punto oscuro sobre el cual trabajar, etc.
      una cosa es criticar, lo que es sano y creativo; otra criticonear, que es meramente destruir.
      y eso trata de que se aprenda el post.
      buen dia.
      3

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: