Tikún olam

Tikún olam, es literalmente la refacción, perfeccionamiento o mejoramiento del mundo.
Con la ampliación de la conciencia humana, ha llegado a connotar acciones, individuales o colectivas, de justicia social; si bien su sentido conoció diferentes etapas.

Hacia el segundo siglo de esta Era encontramos el uso del término en la Mishná (compendio de enseñanzas y leyes de la Torá Oral), referido a políticas públicas que brindan protección a aquellos que se encuentran en potencial desventaja legal. Una manera elegante de emplear la legislación para compensar las situaciones calamitosas en las cuales muchas veces se encontraban las personas con menos derechos sociales.

Unos siglos más adelante, con el advenimiento de las enseñanzas cabalísticas del rabino Luria, y en un ambiente completamente diferente al del período de la Mishná, el concepto encuentra otro sentido, ahora es místico e individualista. Se fue despegando del ámbito de la jurisprudencia para transformarse en un método de reflexión, auto conocimiento, contemplación ritual, conciencia de los propios pecados, despejar las pesadas cortinas que impone el actuar erróneo y que ocultan la Luz sagrada de la Neshamá (espíritu). De esta manera, el hombre se asocia con el Creador para completar el proceso de Creación, ya que, de acuerdo al relato luriánico, ocurrió un catastrófico evento que provocó que chispas espirituales quedaran en exilio, mezcladas y atrapadas en fragmentos inconclusos de la realidad. La tarea del hombre es restaurar el orden, haciendo que las máscaras dejen de esconder el rostro, permitiendo así que la Luz irradie y llene de vitalidad el universo. Por supuesto son conceptos complejos, que podemos sintetizar diciendo: cada persona tiene que hacer su propia tarea de crecimiento, para lo cual habrá de despojarse de personajes e imposturas y permitirse construir una personalidad en armonía con el ser espiritual que es en esencia.


Desde la década de 1950  y especialmente en ambientes no ortodoxos, el tikún olam apunta a la responsabilidad social, al trabajo de reparar el entramado social para permitir a todas las personas un nivel de vida satisfactorio y el disfrute de los derechos elementales de cada ser humano. Pero, no se busca trabajar desde el asistencialismo paternalista, sino con el cometido de que cada persona pueda desarrollar al máximo su potencial, porque es la manera de lograr un verdadero avance personal y colectivo. Metafóricamente: enseñar a pescar y facilitar que la persona consiga su caña, carnada y lugar junto a un arroyo, en lugar de dejarlo en estado de pasividad y receptividad, brindándole pescado para comer y con ello sintiéndose el dador orgulloso y lleno.
Sin embargo, de acuerdo a las circunstancias habrá ocasiones en que se precisará de la ayuda concreta, generosa, sin contraparte, debido a la urgencia o necesidad del momento.
Como vemos, esta manera de pensar y hacer el tikún olam no se encuentra circunscripto a un trabajo meditativo-místico, ni a acciones de mejoramiento para personas pertenecientes exclusivamente a comunidades judías.

De cierta forma, toma elementos del concepto de la Mishná y los amalgama con los de la Cabalá.
Reconoce que el mundo está fragmentado, roto, con desequilibrios que representan al mal e implican sufrimiento.
Por tanto, requiere de la acción efectiva y eficiente del individuo para corregir esto. No quedándose a la espera de milagros o de la acción correctiva de instituciones u organismos sociales.
Al mismo tiempo, trabaja para promover leyes y filosofías que permitan una mayor justicia social y el avance del individuo y del colectivo.

En resumen, el deber ético de hacer la propia parte para arreglar lo que está mal en el mundo y depende de mí que sea arreglado.
Entre otras acciones está la TZEDAKÁ (donativos, caridad, ofrecimiento de préstamos, oportunidades laborales para el desempleado) y los GUEMILUT JASADIM (actos generosos, tales como procurar el bienestar de enfermos, ayudar a los dolientes, enterrar a los difuntos, favorecer que las personas con menos recursos accedan a vivienda, entre otros).

Así pues, cada uno tiene frente a sí la oportunidad de hacer su aporte al tikún olam.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

  1. Netanel (383) ‍‍11/03/18 - 25 Adar II 5778 {Link}
    hoy por ejemplo estudie, al principio del Tratado de Arajin, (también figura en Jagiga) que quien es mitad esclavo y mitad libre (es decir tenia dueños que eran socios, uno lo libero y otro no), el Bet Din obliga al segundo socio a liberarlo por "tikun olam", es decir para que pueda casarse. Y aquí tikun olam tiene una connotación mas de justicia social.
    pero creo que lo mas importante de todo esto es que Jajme Israel hablaron de la idea de tikun olam, según como era relevante para el pueblo, dependiendo de la época histórica, el lugar y demás. si es algo mas particular, o mas social. mas comunitario o global.
    no hay duda que el dar un par de monedas de tzedaka en "vaibarej" en tefilat Shajrit, o antes de Minja, o dar unos pesos a un pobre que lo socilita, no sobre esto la Tora habla de tzedaka. sino de un sistema de impuesto, de ayuda social, y demás.
    yo creo que los tiempos cambiaron, y asi el estado jurídico y político del pueblo de Israel. Hay no pocos ojos que miran hacia Israel, y dan noticias sobre lo que aquí pasa cada dia, en forma desproporcionada al tamaño y la influencia del país.
    creo yo que un ejemplo de tikun olam lo da un país que a pesar de tener cada década una guerra, supo mantener una democracia liberal. Un país que pesar de todos los pormenores, y los problemas que tiene supo pujar hacia adelante, y prosperar a pesar de todas las calamidades, y ser una potencia líder en ciencias y tecnologías, cultura y educación, derechos, etc.
    que mejor ejemplo de tikun olam y kidush hashem de esto hay?
    1

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: