SerJudio.com – Inquisición, Torquemada, Fernando, Isable, España, judío, cripto, marrano, anus, 1492, 1391, 1474, 1480, Roma, católico, Papa, oficio, santo, san, benito, tortura, mártir

Judaismo conversion Israel Mashiaj Tora Dios amor paz

Busca:   

 Lic.  Prof. Yehuda Ribco (Siván 26, 5762 – 6/6/02)

Inicio (Judaismo conversion Israel Mashiaj Tora Dios amor paz)Contacto (Judaismo conversion Israel Mashiaj Tora Dios amor paz)Apoyo (Judaismo conversion Israel Mashiaj Tora Dios amor paz)

BeShem H’ El Olam


 Respuestas a Preguntas
// Historia   

 Víctimas de la Inquisición

Claves: Inquisición, Torquemada, Fernando, Isable, España, judío, cripto, marrano, anus, 1492, 1391, 1474, 1480, Roma, católico, Papa, oficio, santo, san, benito, tortura, mártir

judíos preguntas respuestas mashiaj hamashiaj fiestas jaguim shabat shabbat rezos plegaria Dios Estimados señores:

Escribí un artículo hace algunos días en un periódico nacional (Costa Rica), donde critico a los países europeos y especialmente a España (que preside la UE) por su posición en el conflicto israelí tomando en cuenta su pasado genocida y sangriento en contra del pueblo judío.

El Ministro Consejero de la embajada de España en Costa Rica publica un artículo llamándome ignorante, diciendo que en la inquisición murieron si acaso unos cuanto judíos y eso no es genocidio.

Les pido por favor me indiquen si tiene el dato de la estimación del número de los judíos asesinados durante la inquisición de España.

Atentamente,

Luis L.
Costa Rica

(Deben incluir en todos sus mensajes para nosotros su nombre completo, el nombre de la ciudad y país donde vive)

Shalom.
Gracias por su pregunta.

Si el señor de la embajada al decir «unos cuantos», quiere significar al menos 30.000 (treinta mil), entonces tiene mucha razón,
Pues ese es el número de los judíos víctimas directas, torturadas, vejadas, robadas, infamadas y asesinadas, por el Santo Oficio (la Inquisición) en España, en un período que va entre el 1480 y el 1492.
A esto debemos sumarle las sacrificios indirectos, es decir, todos aquellos masacrados a instancias de los diligentes oficios del Santo Oficio, que según cálculos bastante modestos, hacen rondar la cifra entre 100.000 (cien mil) y 200.000 (doscientos mil) asesinados.
Sumemos a este mar de sangre inocente, las otras víctimas, aquellas que son indirectas, los otros 100.000 – 200.000 que fueron expulsados de sus hogares ancestrales en agosto de 1492.
Y añadamos a la cuenta del cruento genocidio a los 100.000 – 200.000 que debieron vivir escondidos, atemorizados angustiados, disfrazados como lo que no eran ni querían ser, pero que fueron obligados a ser (convertidos a la fuerza al cristianismo).

Las cifras de mártires de todo grado y condición, son espeluznantes realmente, y no comienzan con Fernando e Isabel (los reyes Católicos) y su alianza estratégica con la curia romana, con el afán de limpiar étnicamente su reino, y especialmente de lucrar con las posesiones de los extorsionados, robados, asesinados y expulsados (y de paso, por si fuera poca ganancia, obtenían el chivo expiatorio indispensable para todo monarca dictatorial que se precie de tal…)
Decíamos que los muertos a manos de la Inquisición española no son los primeros mártires, pues ya desde las iglesias católicas se había inflamado el espíritu asesino que promovió una matanza inenarrable en el año 1391, en el cual murieron al menos 50.000 judíos a manos de la turba encendida por flameante amor cristiano, y unos 100.000 fueron convertidos a la fuerza al catolicísimo español.

En definitiva, las cifras son anecdóticas en realidad, pues incluso la única muerte de un inocente ya es una pérdida irreparable, ¡cuánto más el genocidio de millares, millares, millares! Y las repercusiones a lo largo del mundo, y de las épocas, pues la muerte de una persona conlleva la desaparición de una estirpe.
Y a esto, sumemos el genocidio cultural practicado a rajatabla por estos imperialistas sádicos.

Sin dudas, si el señor de la embajada hispana estuviera informado de estos datos históricos, irrefutables, verídicos (aunque erremos en 10.000 difuntos, más o menos)… ¿acaso el señor que trabaja para representar a los españoles en Costa Rica aceptaría llevar sobre sus hombros la responsabilidad por estos crímenes?
¿No es más simple acusar al humilde Estado sionista de genocida, cuando lo único que intenta hacer es sobrevivir, en lugar de mirar las acciones propias y de sus antepasados?
¿Qué más le puedo decir?
Ojalá algún día las cosas sean diferentes…

(Un par de fuentes bibliográficas entre decenas de posibles: «Manual de Historia Judía», S. Dubnow, Ed. Sigal, BsAs 1949; «Historia del Pueblo Judío», M. Margolis y A. Marx, Ed. Israel, BsAs, 1945).

Iebarejejá H’ – Dios te bendiga, y que sepamos construir Shalom

 Yehuda Ribco

Haga click aquí para enviar su mail acerca de este texto

 


Inicio | Arriba | Glosario | Fechas | Más Respuestas  

Presentación | Información de derechos | Sus comentarios | Servicios | Guía

©2002 Yehuda Ribco, Montevideo, Uruguay.
 Todos los derechos son propiedad de sus autores.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: