Resp. 3650 – Compensar la ausencia

Shalom, moré Ribco:

Cuando un judío, por su tren de vida –llámese trabajo- no puede
estar con la familia en celebraciones como el shabat o el iom kipur (son
sólo ejemplos) ¿hace algo para “compensar” esa ausencia?

Le agradezco su amable respuesta.
Abraham Muñoz

Shalom,
«¡Bendito el que viene en el nombre del Eterno!» (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenido y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Realmente es una pregunta muy interesante, para la cual la respuesta es muy obvia.
No hay nada espiritualmente que una persona pueda hacer para compensar su ausencia. Quizás en el plano material pueda regalarle flores a la esposa, juguetes a sus pequeños, postres a sus padres, pero esa ausencia en el momento de reunión familiar es irreemplazable.

Así pues, si por el trabajo el judío debe estar fuera de la ciudad y no puede reunirse, obviamente, con su familia, lo prudente sería limitar sus viajes o planificarlos para que fueran lo menos intromisorios posibles.
Sería comprensible que una o dos veces por año el viajero no comparta con su familia. Pero, si se convierte en algo habitual, hay algo que no está en equilibrio y que debe ser compensado o modificado.

Si por el trabajo, dentro de la ciudad, el judío no puede participar junto a los suyos de las celebraciones, entonces la persona debe optar entre su trabajo y el intangible tesoro que es la armonía familiar, el crecimiento espiritual, el respeto a los preceptos y tradiciones.

Como sabemos, la vida judía tradicional se ha sostenido en dos pilares fundamentales: el lugar de encuentros comunitario (en general la sinagoga, o la comunidad) y el hogar.
Cuando estos pilares se comienzan a corroer, con la excusa que fuera, hay un algo que se desequilibra en la vida personal y colectiva.
Por tanto, es menester hacer el esfuerzo necesario para no restarle a la familia, con la justificación de procurar bienestar económico o de estatus para la misma.

Si le quedan dudas pertinentes, hágalas llegar.

Iebarejejá H’ – Dios te bendiga, y que sepamos construir Shalom.

Moré Yehuda Ribco

 

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

Para enviarnos sus consultas, preste atención a las reglas de nuestro sitio,
léalas haciendo clic aquí.

Technorati Tags:

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: