Resp. 3906 – Si me amas…

sr Yehuda Ribco:
hace 5 años comence a estudiar religiones con el fin de encontrar la verdad, no es que anduve deanbulante por ahi, me sente a estudiar y ver que tenian para decir las religiones.
finalmente descubro este sitio, me siento atraida por las ideas y creencias que se expresan con claridad en cada una de sus respuestas, he estado horas leyendo las mismas.
ya tenia mis dudas al respecto pero termine de convencerme que en realidad y gracias a lo objetiva de sus respuestas el tal jesus no fue mas que otro impostor.
ahora fuera de todo sentido malicioso en mi pregunta, ya que ignoro en absoluto su religion mas que lo que lei en su web, tengo una pregunta:
¿si Dios es un ser todo poderoso, porque no puede hacer que una persona que ama a otra sea correspondida?
es muy importante para mi saber su respuesta.
sin mas le deseo saludos cordiales
fernanda o. de rosario argentina

Shalom,
“¡Bendito el que viene en el nombre del Eterno!” (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenida y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Ante todo, la felicito por haber despertado a la Luz, por haberse quitado de encima las pesadas cadenas de la falsedad, de las religiones, especialmente de la idolatría gravísima de Jesús.
Quiera el Eterno que usted siga escogiendo la vida, la verdad, el bien, lejos de toda esa podredumbre que corrompe y corroe el alma, al individuo y a la sociedad.

Ahora, varamos a su interesante pregunta: ¿si Dios es un ser todo poderoso, porque no puede hacer que una persona que ama a otra sea correspondida?

La respuesta es muy simple.
Porque no somos marionetas de Dios, sino que somos personas.

Él nos ha dado un regalo precioso, carísimo, único, que es la libertad de escoger nuestro camino. Nos otorgó el libre albedrío, por lo cual nos hacemos merecedores de la recompensa que Él nos entrega en la Vida Eterna.

Por tanto, Él podría hacer que tal persona la ame profundamente, pero si hiciera eso, la tal persona no sería libre, sino un esclavo, alguien que no hace las cosas por propia voluntad, sino porque no tiene otro remedio.

Si fuéramos como robots, manipulados completamente por el Eterno, entonces ni siquiera tendríamos amor. No amaríamos.
Porque el amor depende del deseo y de la voluntad.
Un robot no ama, no porque no tenga el chip para “sentir”, sino porque no puede escoger entre amar u odiar o ser indiferente. El robot sigue un programa, un código que otro le ha insertado, un mandato ineludible que debe cumplir sí o sí.
Entonces, el robot no expresaría ningún amor, sino solamente el sometimiento, la esclavitud al mandato que ha recibido.

¿A usted le gustaría que esa persona “la ame” porque no puede hacer otroa cosa, porque no tiene más opción que amarla, porque eso es lo único que está en su programa prefabricado?
¿Se sentiría realmente amada?
Le aseguro que no. Que sentiría un gran vacío.

O, pongamos por ejemplo, que le da al joven de su deseo una “pócima de amor”, como en las películas. El joven queda perdidamente “enamorado” de usted a causa del tal mágico brebaje.
Dígame con sinceridad, ¿el joven la ama por como es usted, por su bondad, por su belleza, por ser usted, o está “enamorado” porque sus neuronas quedaron prisioneras de un compuesto químico que lo sometió a esclavitud?

¿Es eso amor?

Así pues, apreciada joven, el amor se construye de a dos, no por intervención misteriosa, mágica o milagrosa. Sino por una construcción compleja que depende de varios factores y del cual no tenemos completo control.

¿Le queda claro? Espero que sí, y que mis palabras le sirvan para ser una poderosa constructora de shalom y de amor.

Si le quedan dudas pertinentes, hágalas llegar.

Iebarejejá H’ – Dios te bendiga, y que sepamos construir Shalom.

Moré Yehuda Ribco

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: