EMOR 5778–Profetas y korbanot

Temas de parashat EMOR:

  • Se presentan leyes que regulan la vida de los cohanim (sacerdotes, ministros) así como reglas para algunos korbanot (sacrificios, ofrendas) (21: 1-22: 33).

  • Los tiempos consagrados del calendario judío son nombrados y descritos brevemente: Shabbat, Rosh Hashaná, Iom Kipur y los Shalosh Regalim (festivales de peregrinación) que son Pesaj, Shavuot y Sucot (23: 1-44).

  • Dios ordena a los israelitas traer aceite de oliva puro para encender la menorá (candelabro de siete brazos) en el santuario. Se detallan los ingredientes y la ubicación de los panes exhibidos dentro del santuario (24: 1-9).

  • La Torá dicta algunas leyes que tratan de lo qué hacer con el que blasfema, asesina o daña físicamente a otros. Se menciona la famosa frase “ojo por ojo, diente por diente” (24: 10-23).

En la antigüedad la gente no acostumbraba a rezar, ésta era una práctica reservada para los profetas, quienes tampoco lo hacían con mucha frecuencia.
Un profeta era aquel que tenía especial acceso a información proveniente del plano espiritual, lo que se dice habitualmente “Dios le hablaba”.
Había diferentes grados de capacidad profética, variando la intensidad, claridad y detalle con que percibían el mensaje celestial, siendo Moshé el que alcanzó el máximo nivel de entre todos los hijos de Israel, no hubo profeta mayor. Entre los Sabios no se tiene claro si el Mashiaj compartirá ese grado de profecía o quizás escale un poquito más. El hecho cierto es que, desde hace unos 2500 años está cancelada la habilidad profética para toda la humanidad. Dios cerró ese canal extraordinario de información, quedando solamente pequeñas rendijas por entre las cuales se cuelan retazos de datos, de manera difusa y confusa, como por ejemplo en algunos ocasionales sueños.
Como mencionamos, la gente no rezaba, en su lugar, cuando sentían la necesidad de comunicarse con la deidad, o el ritual lo indicaba, sacrificaban algún bien material. Era una práctica que había nacido mucho antes del surgimiento del judaísmo, antes incluso de nuestros patriarcas. Esos bienes que dedicaban a los dioses podían ser animales, vegetales, objetos inanimados y hasta se llegó (entre los idólatras) a ofrendar seres humanos a algunos de sus dioses. Sí, aunque nos parezca terrible, la gente llegaba a matar personas en honor a sus dioses, para ligarse a la divinidad, para obtener beneficios a través de esta magia. Representaba para ellos un motivo de particular orgullo y felicidad cuando ofrendaban a sus propios hijos, como ocurría por ejemplo con aquel espantoso ídolo llamado Molej/Moloc.
Entre los israelitas estaba terminantemente prohibido hacer algo así, drásticamente se opuso la Torá a tales horrores. Pero, sí admitió que se hicieran korbanot usando para ello determinados animales kosher, así como ciertos productos del reino vegetal.
Entre los sabios de renombre se discutió si este permiso a sacrificar animales tenía un motivo profundo, de contenido místico que nos resulta muy difícil de entender; o, si fue una concesión de parte de Dios, mientras los israelitas se iban despojando de las creencias y usanzas que habían tomado de los idólatras, hasta que pudieran quitar de sí todo vestigio negativo y servir entonces a Dios con simpleza y belleza, sin hacer sufrir a ningún ser vivo para ello.

A día de hoy, es casi impensable para la mayoría de los judíos que se vuelva a mecanismos de adoración tan drásticos, estando satisfechos y plenos con la tefilá.
No sabemos qué ocurrirá en la Era Mesiánica, si cuando esté reconstruido el Beit haMikdash se volverá a los rituales de korbanot o habrán sido reemplazados por otras herramientas que no impliquen dañar seres vivos.

Antes de finalizar, un dato importante. Korbán es traducido como “sacrificio” y a veces también como “ofrenda”. Pero la idea más exacta idea es: “lo que acerca”, pues viene del verbo lekareb (aproximar) para estar karob (cerca). Es decir, cuando uno estaba realizando el procedimiento del korbán debía involucrarse de tal manera que se sintiera y pensara que todo ello tenía la finalidad de acercarlo a Dios, a Su Voluntad y de esa forma también crecer uno mismo en todos los planos para ser mejor persona.
Si lo conseguimos sin hacer sufrir a ningún ser vivo… ¡cuánto mejor! 

10
Leave a Reply

Please Login to comment
3 Comment threads
7 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
HERNÁN C CEDEÑO MARINNetanel HansaniYehuda Ribco Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
HERNÁN C CEDEÑO MARIN
Member
HERNAN

esta información es muy importantisima para mi gracias moré muy interesante aporte para nosotros los noajidas aprender esas cosas ya que el judaismo para muchos es algo extraño y muy dificil de entender

HERNÁN C CEDEÑO MARIN
Member
HERNAN

las razones por las cuales los judios sacrifican animales siempre me pregunte eso porque lo veia como un acto de crueldad para nuestra sociedad moderna es inaceptable

HERNÁN C CEDEÑO MARIN
Member
HERNAN

que la gente en la antiguedad no rezaba que cuando sentian la necesidad de comunicarse con la deidad sacrificaban algún bien material sea animales o ofrenda vejetal y que era una practica que habia nacido mucho antes del surgimiento del judaismo

Netanel Hansani
Member

Asi es. No solo q no era normal el rezar, o no al menos como nosotros lo conocemos. Sino q de hecho los primeros templos y sinagogas, luego de la destruccion del bet hamikdash, vinieron a llenar ese espacio vacio en el pueblo, y en ellos se hicieron ofrendas, sacrificios. Por ejemplo bet jonio, en egipto, figura varias veces en el talmud, se hacian sacrificios (aunque teoricamente estaria prohibido el ofendar fuera de ierushalaim, aun luego del bet hamikdash). Muy muy posteriormente fueron compilados los rezos liturgicos de la lectura del shema y demas rezos. Y fue instituido en forma… Read more »

HERNÁN C CEDEÑO MARIN
Member
HERNAN

muy interesante muchas gracias amigo e igualmente para el moré

A %d blogueros les gusta esto: