Resp. 6124–Lo que nos llevamos de este mundo

si la neshama es de Dios,
y la parte piscológica del yo es mía, lo que yo hice con migo durante mi vida.
TODO mi YO vivido, porque es mío y me ha costado que asi sea.
Entonces la pregunta es que me parece que sería injusto que se perdiera en la nada porque a uno le ha costado su fabricación.
Doy las gracias al Moré
Luis, Costa Rica, 55 años, Zapatero


Shalom, muchas gracias por su consulta.

Veo que el amable señor ha estado leyendo, y quizás estudiando, los humildes textos que este humilde maestro publica.
Le agradezco.
En alguno de ellos ya está la respuesta a su muy interesante consulta, igualmente le daré ahora una breve idea, pero antes, unos links:

https://fulvida.com/2013/10/31/memoria-y-conciencia-tras-la-muerte/

https://serjudio.com/creencias/breve-introduccin-a-una-perspectiva-juda-acerca-de-la-muerte

La NESHAMÁ (espíritu, Yo Esencial), como bien menciona usted es del Eterno.
Es una chispa de Él.
Es LUZ de Su LUZ.
Es nuestra parte divina, la que no depende de nosotros, ni de nuestros padres, ni del entorno, ni de nada de lo creado; sino única y exclusivamente del Uno y Único.
Hasta es altamente incorrecto imaginarla como dentro de nosotros, como si el cuerpo fuera el vehículo y la NESHAMÁ su ocupante. Porque su lugar no tiene lugar, su tiempo no es tiempo. Porque, al ser del Eterno proviene de una realidad completamente ajena a cualquiera de las manifestaciones y fenómenos que pueden ser comprendidos por la mente humana. No está en nosotros, sino que se ubica en un no espacio y no tiempo, y no pretendo explicar más porque no pretendo que entienda más. Le aseguro que yo tampoco lo entiendo.

Pero, la NESHAMÁ también sirve para que toda la información de su Yo Vivido sea almacenada en esa “nube” que es el “paraíso”.
Por tanto, todas sus vivencias, pensamientos, sentimientos, pasiones, deseos, anhelos, acciones, omisiones, en fin, todo queda resguardado en esa memoria de respaldo que está en el más allá.
Por ello resulta tan importante a vivir en este mundo de acuerdo al código ético/espiritual, aquel que coincide con los dictados de la NESHAMÁ y que quedó plasmado para las generaciones de gentiles como los Siete Mandamientos para las Naciones, en tanto que para el pueblo judío es el sistema de 613 mandamientos que se encuentran en la Torá. Porque, si vivimos de acuerdo al código compatible con nuestra esencia divina, estamos proveyendo de una buena vida en este mundo y de recuerdos maravillosos que serán disfrutados (como ello sea posible en esa existencia imposible de concebir por nuestra mente) en el más allá.

Así pues, su Yo Vivido no se pierde, es fielmente guardado para que luego sea aprovechado en la eternidad.
Un Yo Vivido sincronizado con el Yo Esencial da como resultado el placer que no es simplemente efímero.
Pero, ¿qué pasa con las porciones de su Yo Vivido que entran en conflicto con el código ético/espiritual?
¿Qué ocurre con aquellas cosas que provienen del EGO, o de otros mecanismos que quitan la sincronía?
Evidentemente, cuanto mayor afinidad del Yo Vivido con el Yo Esencial, mayor deleite aquí y en la posterior vida. Cuanto mayor disrupción, menor calidad de vida.

Como último dato para esta respuesta.
¿Qué ocurre en caso de haber recuerdos lesivos, aquellos que restan del placer extraordinario en el más allá?
Tres alternativas, al menos:
a- cada uno carga con la cosecha de lo que ha sembrado, a hacerse cargo.
b- existe la TESHUVÁ, el retorno al camino correcto que elimina los efectos nocivos de esos recuerdos.
c- está la Divina Misericordia, que Él se encarga de administrar de acuerdo a Su Sabiduría.

Espero que esta respuesta, que se basa en creencias del judaísmo tradicional y no en evidencia científica alguna, le sirva no solamente para saciar su curiosidad sino también para compenetrarlo en una construcción de un Yo Vivido brillante, que ilumine a su entorno con la LUZ de Eterno.

Tenga un excelente día, shalom y bendición.

Enviar una pregunta         Ver otras preguntas

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

  1. Netanel (385) ‍‍30/04/18 - 16 Iyar 5778 {Link}
    Otra forma de ver el mundo venidero/ olam haba, es justamente eso, el mundo que vendra luego de uno. En el cual no estaremos luego de la muerte.
    Las ensenanzas que uno dejo, los pensamientos, familia, los actos que uno hizo en esta vida.
    De acuerdo a esto la pregunta de si tendre o no un olam haba, depende de mi. Que es lo que hago en esta vida.
    3
      1. Yehuda Ribco (4168) ‍‍30/04/18 - 16 Iyar 5778 {Link}
        ellos dejan su impronta en los padres y otros allegados, se supone
        pero es 100% cierta su observacion
        6

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: