Bondades buenas y otras que no lo son tanto

En esta berajá que se hace todos los días decimos que Dios retribuye con «jasadim tovim», a lo cual podemos traducir como «bondades buenas».
Ciertamente, no pareciera ser una fórmula lingüísticamente correcta, porque… ¿acaso hay bondades que no son buenas?
Algunos traductores no se inmutan por lo que lo dejan así, textual.
Otros hacen su interpretación, entonces ponen que Dios retribuye con bien y merced.
Pero, si seguimos al gran maestro, el Rav Kook, nos damos cuenta del real sentido de esta formulación.
Desde el punto de vista celestial, Dios es absolutamente bondadoso, sin límites, prodiga bien de manera inacabable e ininterrumpida.
Pero, desde el punto de vista humano, esa cualidad del Eterno no siempre nos resulta beneficiosa, porque si no estamos preparados para recibir el bien Divino, si no hemos adecuado nuestro recipiente a Su bondad, entonces el recipiente se quiebra y nosotros sufrimos. Podría extenderme en enseñanzas al respecto, pero por ahora dejo esto así.
Por otra parte, notemos que no dice que Dios regala bondades, o las da; sino que está mencionado que Dios retribuye, es decir, hay una compensación para la persona y no meramente un regalo sin motivo.
Expliquemos entonces, nuevamente siguiendo al Rav Kook, que hay al menos dos clases de bondades, una que es gratuita, en tanto que la otra es como retribución. La primera es un don, una gracia y nada podemos hacer para recibirla, somos pasivos receptores con los consiguientes malestares que eso podría producir. Pero, el segundo tipo de bondad, aquella que corresponde al mérito, se siente siempre estupendamente bien y nunca daña; es la bondad buena.
En la tradición judía sabemos que recibimos de manera constante bondades de Dios, pero queremos también disfrutar sin sentir vergüenza, por tanto, Él en Su bondad nos hace socios en la tarea. Como socios que colaboramos y hacemos nuestra parte, Él nos retribuye con la bondad buena, la que es placer verdadero y eterno.
Sigamos siendo Sus socios y confiemos en que las palabras de esta berajá nos enseñen a no esperar magia y un dios servidor de nuestros limitados caprichos.

https://serjudio.com/apoyo

https://youtube.com/yehudaribco

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: