Parashat Miketz: aroma del Paraíso

"Tú estarás a cargo de mi casa, y todo mi pueblo será gobernado bajo tus órdenes. Solamente en el trono seré yo superior a ti."
(Bereshit / Génesis 41:40)

¿Cómo pudo Faraón confiar en el ex convicto Iosef?
¿Cómo no dudo antes de convertir a un esclavo en el hombre más poderoso del imperio?
La respuesta está en la actitud positiva de Iosef.
Él no se atribuyó la corrección de la interpretación del sueño de Faraón, sino que la endilgó totalmente al Todopoderoso, demostrando así total honestidad y dignidad.
Faraón extrapoló esa actitud notable hacia el resto de la vida de Iosef.
Así mismo nosotros podemos enfocarnos en los aspectos positivos del prójimo, y extrapolarlos para hallar lo bueno al momento de juzgarlo.

¡Les deseo Shabbat Shalom UMevoraj!

Moré Yehuda Ribco

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: