Parashat Miketz: vistazo

Ubicación:
Miketz
("Al termino") es la décima parashá del primer tomo de la Torá, el sefer Bereshit, conocido en español como "Génesis".

Temáticas:
Podemos señalar las siguientes temáticas en nuestra parashá:

  1. Iosef interpreta los sueños de Faraón
    Luego de dos años de tensa espera en la cárcel, finalmente Iosef es sacado de allí, y llevado a presencia de Faraón. El rey había soñado que siete vacas gordas salidas del Nilo eran comidas por siete vacas flacas, macilentas. Y soñó que siete espigas rebosantes habían sido comidas por siete espigas paupérrimas. Iosef le interpretó que habría siete años de abundancia sin par, pero luego siete años de una hambruna espantosa, y recomendó poner a alguien a cargo para que se ocupara de aprovisionar al país.
    Faraón lo elevó a él al rango de segundo en Egipto, el más poderoso luego de Faraón.

  2. Iosef el vice-rey
    Ya en su cargo, el treintañero Iosef ordena construir silos y almacenes inmensos. Recoge la abundancia de comida y la almacena diligentemente.
    Tras los siete años de llenura, la miseria cunde por Egipto y sus tierras vecinas. De todas partes arriban hambrientos en busca de algo que llevar a la boca.
    De a poco Faraón se va haciendo dueño de todo el país, gracias a la diligencia de Iosef.

  3. Los hermanos de Iosef llegan a Egipto
    El hambre alcanzó la tierra de Israel, por lo cual Iaacov envió a sus hijos mayores a comprar comida en Egipto. Iosef reconoce a sus hermanos, a los que acusa como espías, y los envía a la cárcel por tres días. Ellos declaran su inocencia. Para demostrar que no son espías deberían regresar a Egipto trayendo consigo a su hermano menor, a Biniamín. Mientras tanto, Shimeón iba a quedar como rehén en la cárcel egipcia. Los hermanos entonces recuerdan el dramático suceso cuando ellos tiraron al pozo a Iosef, y sus pedidos de auxilio y su reclamo de inocencia. Al reconocer Iosef el sentimiento de sus hermanos, se aparta y llora.

  4. Los hermanos de Iosef regresan de Egipto
    Los hermanos, camino al hogar, encuentran en las bolsas de comida, que adquirieron en Egipto, que estaba también el dinero con el que ellos habían abonado. Y ahora tenían miedo de ser acusados de haber robado el dinero.
    Al encontrarse con Iaacov le cuentan los sucesos, pero Iaacov se niega terminantemente a permitir que Biniamín vaya con ellos a Egipto.
    Cuando la escasez volvió a sentirse, Yehudá se comprometió ante su padre a hacerse cargo y responsable del bienestar e integridad de Biniamín.
    Con esa promesa, Iaacov permitió que sus hijos regresaran a Egipto nuevamente.

  5. Los hermanos con Biniamín en Egipto
    Cuando llegan los hermanos a Egipto, son agasajados en casa de Iosef. Shimeón es liberado, y todos juntos comparten una comida. Finalmente los hermanos emprenderán como hombres inocentes su camino a casa, para lo cual Iosef les hace entrega de grandes sacos de comida. También les es retornado el dinero, sin que ellos lo supieran, y en el saco de Biniamín es escondida la copa personal de Iosef.
    Los policías, adrede, descubren este "robo", y prenden a Biniamín, y lo llevan como esclavo de Iosef. Yehudá se ofrece él como voluntario, en lugar del joven, pero los oficiales rechazan ese ofrecimiento y se llevan detenido a Biniamín.

Para destacar:

  1. Bitajón en Hashem, Confianza en el Eterno
    El Rav Mordejai Katz en "Estudiar y enseñar", nos instruye:

    "Aconteció después de dos años completos…"
    (Bereshit / Génesis 41:1).
    Iosef languidece en prisión por dos años desde que el mayordomo
    fuera liberado, a pesar de haber comprobado la grandeza de la mano del Eterno en su vida, él depositó su confianza en el mayordomo, no en el Eterno.
    Cuando el Rav Levi Itzjac de Berditchev vio a un hombre corriendo por su parnasá (sustento), él le preguntó: ‘¿Como sabes que tu parnasá está delante de ti, y no detrás de ti? ¡Ten un poco de confianza en tu eventual éxito, ten un poco de aprecio por lo que haces, ten confianza en el Eterno, y entonces verás que no debes correr tan duro!’
    Nosotros debemos recordar esa bitajón en todo momento.

  2. La grandeza de quien reconoce su error
    En "Creciendo por medio de Torá", del Rav Zelig Pliskin, nos enseña:

    "Y se decían el uno al otro: -Verdaderamente somos culpables con respecto a nuestro hermano…"
    (Bereshit / Génesis 42:21).
    Rabí David de Zeviltov comentaba: ‘Si una persona hizo algo errado y reconoce que se ha equivocado, él podrá ser perdonado; pero, si el deniega su error, no hay penitencia para él’.
    Cuando los hermanos de Iosef dijeron que ellos eran inocentes, Iosef los acusó de ser espías; cuando ellos dijeron que eran culpables, él reaccionó con plena compasión hacia ellos y se emocionó hasta el llanto.

¡Les deseo Shabbat Shalom UMevoraj!

Moré Yehuda Ribco


Preguntas y datos para meditar y profundizar:

  1. "Todo Israel se enteró de la sentencia que había dado el rey, y tuvieron temor al rey, porque vieron que en él había sabiduría de Elokim para administrar justicia."
    (1 Melajim / I Reyes 3:28)

    1. ¿Por qué provoca respeto en el pueblo el hecho que la autoridad actúe con sabiduría y justicia?

    2. ¿Qué método existía en el antiguo Israel para designar a sus reyes?

    3. ¿Cuál es el significado de la expresión "sabiduría de Elokim"?

  2. "Porque así ha dicho el Eterno a la casa de Israel: ‘¡BuscadMe y viviréis!"
    (Amós / Amós 5:4)

    1. ¿A quién ha dado esa instrucción el Eterno?

    2. ¿Cómo se busca apropiadamente al Eterno?

    3. ¿Qué significa "vivir" en el contexto del citado versículo?

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: