Parashat Sheminí 5769

Shabbat: Nisan 24, 5769; 18/4/09

Un comentario de la Parashá Sheminí (Vaikrá  9:1 – 11:47)
¿Quién está sordo?

¡Bienvenido nuevamente lector apreciado!

Está escrito en la parashá:

«Moshé [Moisés] oyó esto, y le pareció bien.
(Vaikrá / Levítico 10:20)

El anciano marido especulaba que su esposa estaba sorda.
Entonces intentó comprobarlo, para aconsejarle que fuera al médico.
Así que, mientras ella leía el diario, se ubicó a 15 metros de distancia y la llamó: “Querida, ¿puedes oírme?”… y no hubo respuesta.
Se aproximó 5 metros, la volvió a llamar: “¡Querida!”… y nada.
Ahora estaba a unos pocos pasos de su esposa, y dijo: “Mi vida, ¿me oyes?”… y silencio.
Cuando se paró frente a ella para intentarlo una vez más, ella corrió el periódico de frente a su rostro, y le dijo a su marido: ¿Qué quieres, que ya tres veces me has llamado, te respondí y no me dijiste nada?

A veces, podemos considerar que son los otros los que están sordos, los equivocados, los prejuiciosos, los que están mal… pero, ¿nos fijamos en nosotros con atención?
Realmente, ¿escuchamos, entendemos y con cordura sacamos alguna conclusión?
O, simplemente, ¿creemos que nuestra pequeña parcela de conocimiento está bien… y con esa creencia nos conformamos?

¡Te deseo a ti y a los tuyos que pasen un Shabbat Shalom UMevoraj!

¡Qué sepamos construir shalom!

Moré Yehuda Ribco

Resumen de la parashá Sheminí («Octavo…»)

Sidrá 26ª de la Torá; 3ª del sefer Vaikrá.

Entre pesukim 9:1 y 11:47.

Haftará en II Shmuel 4:42-5:19, reemplazada por Haftará de parashat HaJodesh.

Perek 9: Al octavo día de la inauguración del Mishkán, por orden de H’ a través de Moshé, Aarón, sus hijos y toda la nación, frente a la atenta presencia de los dignos ancianos, traen los korbanot. Es el momento en el cual Aarón y Moshé bendicen a la nación. Y también, es el momento en el cual H’ permite que el pueblo de Israel sienta Su Presencia, por haber obedecido fielmente el cumplimiento de las Mitzvot.

Perek 10: Es también una sidrá trágica, ya que los hijos de Aarón, Nadav y Avihu, ofrendan ante H’ sin autorización ni requerimiento divino, y su imprudencia produjo la aparición de un fuego celestial que en lugar de consumir la ofenda, los incineró a ellos.

Aarón sufre en silencio, en tanto Moshé intenta hacerle llegar su consuelo.

Tras este doloroso acontecimiento, Moshé enseña a los Cohanim como deben proceder durante el periodo de duelo, y además les previene de no embriagarse antes de cumplir su servicio ritual en el santuario, ya que se sospecha que los hijos de Aarón estaban ebrios en el momento de su fatal error.

Perek 11: La Torá especifica las dos características necesarias e imprescindibles de un animal cuadrúpedo Kasher: pezuña partida y ser rumiante. La Torá enumera los animales no kasher que solo tienen una de estas dos características.

En cuanto a los animales marinos kesherim deben poseer dos condiciones necesarias: espinas y escamas fáciles de remover. Se lista las aves prohibidas por su nombra, aquellas que no están incluidas en la lista están permitidas. Queda prohibido todo tipo de insectos excepto por cuatro especies de langostas (insecto no marinas).

Por último, se brindan detalles del proceso de purificación después de haber estado en contacto con especies ritualmente impuras.

Es mandamiento para los Hijos de Israel que estén separados de lo impuro, indigno y malo para que sean santos, tal como lo es H’.

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

Otros comentarios de la parashá, resumen del texto, juegos y más información haciendo clic aquí.

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: