La hora oscura

Me preocupa el péndulo de la humanidad que ya ha entrado nuevamente al área del oscurantismo.
Las señales se habían comenzado a advertir hace unos años, pero ahora la evidencia rompe los ojos.
Quizás el ejemplo más reconocible es Europa, que está siendo conquistada (ya lo fue) por hordas de salvajes, de asesinos fanatizados.
Aunque el viejo continente nunca fue un paraíso para la ética (espiritualidad), ciertamente ahora la brutalidad aflora como en tiempos remotos.

Pero, también aquí, en este pequeño trozo del mundo llamado Uruguay se está constatando a diario el retorno al oscurantismo.
La injusticia por doquier,
la falta de seguridad en todos los órdenes,
el dominio que los perversos (demagogos, criminales, políticos, entre otros) realizan sobre las multitudes,
el decaimiento del intelecto,
el embotamiento emocional,
la agresividad constante,
la recurrencia de la superstición,
los modales bruscos,
el pesimismo adormecido por creencias mágicas,
la falta de toda comunicación auténtica,
el fanatismo (religioso, partidario, doctrinal, tribal (pandillas, clubes deportivos), etc.),
entre otras cuestiones que manifiestan el pesado tiempo que vivimos.
Tengo entendido que en otras áreas de nuestra querida América esto es pan de todos los días y desde hace bastante tiempo.
Es hora del irracional y ausente de ética.

Más preocupante aun, como si no fuera suficiente con lo anterior, es descubrir el progresivo afloramiento del antisemitismo, a veces maquillado como interés por la “justicia con el pueblo palestino” y por consiguiente el antiisraelismo y antisionismo.
No falta día en los cuales las redes sociales se tapan con mensajes en contra de Israel, aunque los temas que convocan los comentarios nada tengan que ver con el asunto.
O encontrarnos con noticias del malicioso boicot en contra de los productos israelíes, o sus personas.
O falsas acusaciones en los medios masivos de información, los cuales distorsionan y falsifican desde el titular hacia abajo.
O insultos contras los judíos, sin motivación aparente.
O los delirantes descubridores del sionismo que domina el universo.
O pintadas anti judías, profanación de templos y cementerios, agresiones en todos lugares y sin piedad.
Aquí y en otras partes.
Pero también me han contado chicos que han sido víctimas directas de manifestaciones o ataques antisemitas en los últimos meses. Gente que les insultó en la calle o lugares públicos. O les escupieron. O persiguieron de forma amenazante. O hasta algunos que recibieron golpes. Y no olvidemos al querido David Fremd, asesinado por ser judío, en la abúlica y apacible Paysandú hace pocas semanas atrás. Pero también el presidente de un numeroso cuadro de fútbol vituperando al aire a un comentarista radial por ser judío, o un expresidente de la República afirmando que Israel es un país genocida cuando lo único que hizo Israel fue responder limitadamente a los misiles y atentados luego de haber sido asaltado incansablemente.
El odio se está desembozando, siempre estuvo y ahora no tiene miedo de mostrarse con menos tapujos.
Se puede esconder como apoyo a los árabes que se hacen llamar palestinos, o como reclamo por “derechos humanos”, cuando no es otra cosa que el mismo veneno mortal de siempre.

Peor, si es posible, es excusarlo, justificarlo, encontrar que de cierta forma está bien que así ocurra.
O quedarse callado y ser cómplice pasivo.
O irlo naturalizando y asumiendo que así son las cosas, dejando de alertarse por los hechos preocupantes. Tomando como evidente que el judío sea perseguido, maltratado, despojado, asesinado.

Es hora de traer LUZ al mundo y no dejar que las sombras sigan engullendo lo poquito que va quedando de humanismo en la humanidad.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

  1. Luis Diego Perez Chacon (522) ‍‍6/06/16 - 1 Sivan 5776 {Link}
    La radiografía social que presenta el artículo puede generalizarse a la de cualquiera, pues tal y como lo indica, en otros países de América latina hay problemas sociales gravísimos en tema de violencia. Mi país no se escapa de esa realidad.

    Me aparto un poco de la opinión del Profe Ortiz y la del more Ribco cuando en los comentarios, primero porque las redes sociales es un síntoma más del problema, y no una causa en sí misma. Si se usan tontamente es porque ya estábamos "atontados". Y segundo, porque estoy convencido de que el despertar de conciencia lo haremos cuando enfrentemos un peligro, o un dolor, en común. Cuando la humanidad se hermane, por el peligro o por el dolor, de muchos y de todos. Ese triste momento habrá sido el "parto" de la conciencia.

    Desde el Dr. Freud sabemos que todo acto consciente es motivado por un impulso inconsciente. Y desde el Dr. Fromm sabemos que los mismos problemas psíquicos del individuo son los que padece la sociedad.

    La violencia social que se vive actualmente es el síntoma de una enfermedad social. La sociedad está siendo impulsada con un "inconsciente colectivo" enfermo, por lo que los actos sociales conscientes son un reflejo de tal enfermerad.
    3
  2. Freddy Contreras (15) ‍‍8/06/16 - 3 Sivan 5776 {Link}
    Que dolor. Entrando nuevamente en la era del oscurantismo. En siglos pasados fue por motivos religiosos (inquisición.. etc). Hoy en día se añaden los motivos políticos y el poder de difusión de las nuevas tecnologías. Los gentiles que somos estudiosos de nuestra identidad espiritual recibimos los efectos "colaterales" de tanta agresión, persecución e intolerancia hacia el pueblo de D_OS. Aunque no lo sufrimos a los niveles descritos en este artículo, si somos objetos de burlas, segregación "pasiva" o simplemente tildados de "raros".
    En lo personal me da mucha tristeza, no por mi, sino por la gran mayoría de la humanidad. Por la incertidumbre y las consecuencias de seguir transitando por este camino sombrío.
    Gracias Moré
    4
      1. Freddy Contreras (15) ‍‍8/06/16 - 3 Sivan 5776 {Link}
        Seguir construyendo día a día Shalom
        Luchar y perseverar
        Iluminar a nuestro semejantes y allegados en el reconocimiento de nuestra identidad espiritual de acuerdo a lo que EL ETERNO espera del gentil.
        En nuestra relación del día a día, llevar el mensaje y dar el ejemplo.
        Curiosamente me he percatado que cuando toco el tema
        sin mencionar palabras claves como: religión, noajismo, gentil, judaismo, etc he logrado menos resistencia en aquellas personas de carácter antagónico. Inclusive han manifestado estar de acuerdo. Creo que es un buen comienzo. A la larga, muchos terminarán cuestionando sus creencias erróneas y las semillas sembradas darán su frutos.
        La verdad es una sola y permanece.
        6
      2. Freddy Contreras (15) ‍‍8/06/16 - 3 Sivan 5776 {Link}
        Gracias Moré
        Es un constante aprendizaje y enseñanza. De esta manera, los que aquí compartimos esperamos construir Shalom día a día, con la esperanza que nuestras acciones sean gratas a EL ETERNO.
        SHALOM.
        8
    1. carlosg (76) ‍‍12/06/16 - 7 Sivan 5776 {Link}
      Buenas Tardes Sr. Uri Chavez. Yo creo que es que hay judios que son maravillosas personas y hay judios que no lo son por que no por ser judio uno es una maravillosa persona creo yo. Asi como habiemos noajiditas que pudiesemos ser maravillosas personas como de los que no lo son. No se como considera Usted esto que le digo hasta aqui.
      11

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: