Los que odian a Dios

Ya explicamos varias veces como toda religión es una construcción social para representar al EGO.
Cada religión está para adorar al EGO en diversas formas, a las que se las vincula con una o varias deidades.
Si te interesa conocer más al respecto, te invito a que encuentres los estudios publicados en serjudio.com y fulvida.com, pues no me parece necesario reiterarme en esta oportunidad.

El judaísmo y el noajismo puros, NO SON religiones ni debieran ser encasillados junto a ellas.
Pero, tristemente hay gente que vive su judaísmo y noajismo tal y como lo hacen los religiosos, por lo cual a veces podemos dudar si están realmente sirviendo al Creador o a su EGO.
Cada uno deberá hacer su análisis serio y responsable para llegar a la conclusión oportuna. Espero que el lector quiera hacer esta reflexión y reconocer con honestidad su vinculo con el Eterno o con su EGO.

Hay un hecho muy terrible y es que el religioso odia, desprecia y rechaza al Dios (el Uno y Único).
Si bien puede afirmar con total sinceridad que ama a Dios, que sigue sus caminos, que anhela Su Presencia y una sarta amplia de lemas religiosas; lo cierto es que en realidad adora al EGO personificado como una deidad.
Sea que abiertamente se oponga al Eterno, aquel que se reveló a todo el pueblo judío en Sinaí; o sea que diga ser adorador de Éste, el religioso aborrece al Creador.

Cuando se hace las preguntas apropiadas, cuando se tiene fuerza y paciencia para esperar las reacciones, bien pronto saltarán las confirmaciones de esta verdad que estoy compartiendo contigo ahora.
Como mencioné, pueden estar directamente abocadas a despreciar al Señor, o pueden venir dulcificadas y con mucha palabrería bíblica o seudo sagrada; pero más a la vista o un poco por debajo, está latiendo ese rechazo al Padre Celestial.

Y es un hecho cierto que tarde o temprano ese odio se dirige en contra de Sus seguidores y representantes, por lo general la víctima es el judío.
Aquí tienes el motivo básico y fundamental que explica todo antisemitismo.
El resto de explicaciones son accesorias o anecdóticas, casuales y no causales.
LA causa para odiar a los judíos y el judaísmo (y de paso a los noájidas y el noajismo, aunque son muy poquitos que se reconocen como tales), es que la gente religiosa adora al EGO y odia a Dios.

Como también explicamos en otras ocasiones, los ateos forman otra forma de religión, pues adoran también al EGO aunque no le reconocen como una deidad.
Sin embargo, en su sótano emocional siguen prendidos a la fantasía de un súper poder salvador, al que pueden llamar Ciencia o Conocimiento, pero es otra manera de ser religioso.
Pero, aunque parezca un contrasentido, en épocas modernas es más fácil encontrar ateos racionales, que son los que realmente hacen el esfuerzo para desprenderse de filiaciones religiosas y que no tienen una especial animadversión en contra del Creador ni tampoco de los judíos.
Podrán en toda buena fe negar la existencia del Eterno, probarán con racionalidad (acertada o no) sus posturas ateas, pero esto no les lleva a ser enemigos del Eterno, ni tampoco ensañarse con malicia en contra de Sus leales.

Obviamente que cuando el ateísmo es otra religión, como la que funcionaba en la difunta URSS, seguramente que habrá un enorme asco hacia el Señor y persecuciones y todo tipo de violencia en contra de Sus amigos.
Pero aquí y allá, surgen mentes analíticas, que erradas pero con gran decisión y entereza no admiten la existencia del Creador; pero no hacen del ateísmo otra forma de religión.
Son pocos, pero los hay.
Quizás de estos también los haya que sean más bien agnósticos, en lugar de declarados ateos.

Por supuesto que esto no es elogiar al ateísmo, pues tiene mucho para rectificar de sí mismo el ateísmo en general.
Pero es reconocer que puede ser menos peligroso para la persona que la esclavitud a la religión.
Y decididamente menos peligroso para los judíos que no serán perseguidos por ateos racionales… eso espero.

Según la Tradición hubo/hay cuatro imperios que dominarán a los judíos: Babilonia, Persia, Grecia y Roma.
Cada uno de ellos intentó eliminar a los judíos, para erradicar así a Dios de la conciencia colectiva.
Extirpar a los judíos para borrar a Dios, ¡como si pudieran!

Cada uno de ellos usó varios mecanismos para aniquilar a los judíos, pero uno en particular para cada uno de ellos:

1- quitar a los judíos su tierra (Israel) y privarlos de autonomía, radicarlos en medio de comunidades extrañas y que fueran asimilados por la poderosa cultura dominante. Que de a poco diluyeran sus particularidades, que se fundieran en un crisol para amablemente dejar de ser ellos.

2- matar, eliminar, hacer desaparecer hasta el último judío del mundo.

3- permitir que los judíos vivieran en cualquier parte, incluso hasta quizás en su tierra (Israel), pero que no tuvieran acceso alguno a sus propios tradiciones, costumbres, cumplimiento de mandamientos.
A simple vista es igual al primero, pero en realidad es muy diferente.

4- usurpar la identidad judía, negar que los judíos son los que sellaron el pacto especial con el Eterno, hacerse pasar por los verdaderos judíos (o israelitas, o efraimitas, o Israel espiritual) y continuadores del pacto sagrado, asentarse en la tierra de Israel y expulsar a los judíos de ella.
Evidentemente hay en la actualidad dos enormes masas humanas que están en este rol, que aparentemente es el más peligroso de los cuatro: por algo lleva el exilio de Edom más de cerca de 2.000 años.

El hecho cierto es que los cuatro mecanismos perversos de odiar a Dios odiando a los judíos siguen funcionando actualmente, lastimosamente.
Te pondré un ejemplo moderno de cada uno de los cuatro, tú puedes buscar otros si quieres (y combatirlos, que es lo más importante):

1- el llamado Holocausto Blanco o Silencioso, que es la desaparición de millones de judíos a causa de la asimilación. Los números son alarmantes. Ejemplo, lo que pasa en cualquier parte del mundo, pero si queremos contemplarlo en directo solamente miremos las estadísticas y estudios poblacionales de judíos en Estados Unidos.

2- nazis. Irán y sus perritos de ataque como Hamas o Hizbula.
Las declaraciones antisemitas de la ONU contra Israel.
Los ataques sin pausa de “derechistas humanos” en contra de Israel.

3- Unión Soviética, cuando no hacía la opción segunda. También en la Rusia zarista del siglo XIX y parte del XX.

4- “judíos mesiánicos”, misioneros que tienen como blanco a los judíos, los así llamados Judíos por Jesús, el “Israel espiritual”, la teología del reemplazo, los inexistentes efraimitas y netzaritas, conversos por intereses espurios, gente que se hace pasar por judíos vaya a saber para qué… ¿sigo?
Los ataques sin pausa de “derechistas humanos” en contra de Israel, lo mencioné en el segundo caso también, porque con similares caretas y estrategias destructivas, están motivados por diferentes intereses.
Los así llamados palestinos y todos aquellos que apoyan sus patrañas usurpadoras de tierras e identidades judías.
La sed de sangre judía que expele el Corán, reacción por ser continuadores del hijo de la sierva y expulsados del hogar del patriarca Abraham.
… ¿sigo?

Hasta aquí este estudio, que debiera ser tomado con mucha dedicación y empleado para corregir nuestra existencia personal; para reubicar al EGO en su verdadera función; quitar toda religión para que renazca la relación sagrada que nunca se corta con el Padre; parar todo acto violento en contra de Israel, judíos y noájidas; no admitir más usurpadores de identidad judía (sea que actúen por las buenas o por las malas); entre otras terapias correctivas indispensables para vivir en el Paraíso Terrenal.

Lo cierto es que el rechazo al Creador es tan profundo y arraigado, por lo que el cambio para bien requiere de un gran esfuerzo, dedicación, compromiso, responsabilidad.
Hay que hacer que el Eterno esté presente en cada situación, que sea una Presencia constante a través de nuestros pensamientos, palabras y acciones.
Eventualmente será el triunfo de la LUZ por sobre las tinieblas, ya estamos en el amanecer de ese nuevo gran día para la humanidad.

Hagamos nuestra parte en la construcción de la Era Mesiánica.
Seamos socios de EL, y NO sus enemigos.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

  1. Luis Diego Perez Chacon (684) ‍‍9/12/18 - 2 Tevet 5779 {Link}
    Es importante seguir tocando este tema, con la profundidad que se merece, para seguir desenmascarando ese odio hacia dios y los judíos que es tan evidente.

    No importa como se camufle ese odio, ni cuanto se niegue, ni cuanto se contradiga por los muchos que dicen amar a dios y a los judíos; lo cierto es que cada vez se expande más y más, y se puede comprobar con un simple análisis de los comentarios que se leen en las redes sociales.

    Lo más alarmante de eso es la inconsciencia de ese odio, lo poco que se trata y las pocas personas que se atreven a denunciarlo o desenmascararlo al menos.

    Obviamente que no es fácil tratar el tema, máxime por las miles de resistencias y justificaciones que habrán de los religiosos, pero si no se hace nada para concientizarlo en las mentes, los rabinos y maestros que están haciendo un esfuerzo para ayudar a los noajidas, estarían criando cuervos...
    1

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: