¡Eres parte de Dios!

Si te dicen que eres parte de Dios, seguramente te están diciendo una gran verdad.
Así como si te informan que eres NESHAMÁ, que es espíritu, chispa Divina. Eso es lo que eres, ese es tu Yo Esencial. A diferencia del Yo Vivido, que es lo que estás haciendo con tu vida en este mundo.
Todo esto es verdad, aunque lo diga un mentiroso.

Pero, tenemos que guardar muchísimo cuidado de que las verdades no lleven al engaño, a la rebeldía.
Te cuento que es una estrategia muy astuta de los engañadores expertos conducirte hacia su trampa diciéndote afirmaciones ciertas. Pero, que son parciales. Lo que comúnmente se llaman, «media verdades».
Porque, pensemos un poco: ¿tendría mucho éxito el estafador si te presenta su producto/creencia engañoso siendo evidentemente algo falso?
Pongamos por ejemplo uno de esos Aiphone, marca corrupta del famoso Iphone. Por supuesto que el vendedor tramposo te mencionará claramente el nombre «aifon», que suena igualito al original. Te mostrará su producto que es una copia barata del original. Te comentará sus virtudes, idénticas al original pero que cuesta diez veces más caro.
Un comprador atento no se dejará engañar, pero no todos son así de atentos; por lo cual, los estafadores tienen éxito.

Algo parecido sucede en el tema de las creencias, donde te venden religión a cambio de espiritualidad. Te proponen rituales supersticiosos, pero que se hacen pasar por conductas santas. Te llenan de conceptos absolutamente disparatados, y hasta idolátricos, pero en el nombre de Dios y Sus sabios.
La mayoría de los que consumen esas abominaciones no lo hacen adrede, por el contrario, con fe ingenua suponen que están haciendo las cosas de Dios, conectándose con la eternidad de la manera correcta. Por ello, este ingenuo creyente cuando se topa con alguien que le regala visiones de la verdad, muchas veces se enoja y no quiere saber nada de que vivió engañado durante años, quizás toda su vida. Prefiere seguir en su celdita mental conocida, porque es muy doloroso reconocer que uno fue estafado en algo tan sagrado como su relación con el Creador. Por supuesto que pueden intervenir otros factores que explican su apego a la falsedad, pero no es el tema de este estudio.

Por todo esto te pido, te ruego: aprende, desaprende, decide racionalmente el camino por el cual andas.

Que no te pase como aquellos que se dejaron llevar por el lindo mensaje de Koraj, cuando decía:

«…toda la congregación, todos ellos son santos, y el Eterno está en medio de ellos. ¿Por qué os alzáis sobre la comunidad del Eterno?»
(Bemidbar/Números 16:3)

Sí, es cierto. Todos aquellos judíos eran personas santas.
Si, era verdad. El Eterno estaba en medio de la comunidad judía y de cada persona judía.
Por supuesto que sí, de esto se trata la NESHAMÁ, como mencionamos más arriba.
Ciertamente así ocurrió para ellos que presenciaron la Revelación de Dios en Sinaí.

PERO, y aquí está la parte que no dijo y que era la trampa… PERO, Dios también está por encima de cualquier criatura. No somos solamente chispas de Dios y por ello ya somos Dios, somos chispas pero eso no nos hace dioses.
Él está por encima, nos gobierna, nos manda, nos juzga, nos interpela.
Quedarnos solamente con la imagen de que somos chispas de Dios, de que todos somos santos, de que Dios está en nuestro interior: ¡es mentir diciendo una verdad!

Tengamos mucho cuidado, porque no estamos jugando con cosas pasajeras, sino con la eternidad.
Un abrazo, pasa bien y con bendición y si quieres y puedes: https://serjudio.com/apoyo

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: