Ver las estrellas desde la SUCÁ

«שְׂאֽוּ־מָר֨וֹם עֵֽינֵיכֶ֤ם וּרְאוּ֙ מִֽי־בָרָ֣א אֵ֔לֶּה הַמּוֹצִ֥יא בְמִסְפָּ֖ר צְבָאָ֑ם לְכֻלָּם֙ בְּשֵׁ֣ם יִקְרָ֔א מֵרֹ֤ב אוֹנִים֙ וְאַמִּ֣יץ כֹּ֔חַ אִ֖ישׁ לֹ֥א נֶעְדָּֽר: ס
Levantad en alto vuestros ojos y mirad quién ha creado a estas.
Él saca y cuenta al ejército de ellas; a todas llama por su nombre.
Por la grandeza de Su vigor y el poder de Su fuerza, ninguna faltará.’»
(Ieshaiá/Isaías 40:26)

El Zohar señala que en este verso hay dos palabras hebreas clave, MI, que significa «quién» y ELeH, que significa «estas».
Cuando se combinan estas dos palabras forman la palabra “ELoHIM”, que es uno de los sagrados nombres de Dios.
Es el que representa, entre otras cualidades, a Dios en Su faceta de Creador.
A Él relacionándose con el mundo desde la perspectiva del Juez.
A Él operando detrás de bastidores, camuflado como la naturaleza.
A Él como poderoso que manifiesta su poder.
El Dios terrible, no porque sea malo o sádico, sino por la incomprensible esencia, por el infinito poder, por su absoluta diferencia a todo lo que es creado.
Él es Creador, que en nada logramos entenderLo, ni siquiera podemos imaginarLo.
Es el Rery de reyes, el Señor de señores, el que es tremendo y nos genera desconcierto y temblor.

Elohim es el nombre que se usa en contraposición a Adonai, mi Señor, que es Él actuando desde el atributo de la bondad.
Como un padre, benévolo, comprensivo, atento, comunicativo.
El Dios que consuela y alienta, que abraza y alienta.
Es el mismo Dios, no nos confundamos ni siquiera un poquito imaginando que tiene múltiples personalidades o se divide en partes.
Pero es como nosotros logramos percibir Su manera de actuar para con el mundo, para con nosotros.

Cuando es riguroso, como Juez y Rey, cuando notamos su inabarcable potencia, entonces es llamado Elohim.
Cuando es amoroso, paciente, como Padre y Maestro, cuando notamos su atenta Presencia, entonces es llamado Adonai.

Retornando al pasaje de profeta.
Cuando elevamos la mirada al cielo y vemos la impresionante belleza y misterio del cosmos.
Cuando nos deslumbramos con la luz de las estrellas.
Cuando nos asombramos de la impresionante obra, inimaginable en su extensión y complejidad.
Cuando nos dejamos de creernos el centro del universo para verlo extasiados.
Cuando nos damos cuenta de lo ridículamente pequeño que somos, un átomo de una partícula de polvo del cosmos, y sin embargo con conciencia.
En ese momento suele surgir la pregunta, lógica, necesaria y natural: ¿quién creó todo esto?
Porque… no existe obra sin creador, y mucho menos un concierto tan espléndido y sofisticado como lo es el universo.
Necesariamente alguien tuvo que diseñarlo y plasmarlo.

Entonces, cuando nos hacemos esa pregunta y NO nos quedamos atrapados por el Sistema de Creencias que nos corroe desde la médula de nuestro meollo, podremos conectarnos con ese misterio y descubrir al Autor de Todo.
Nos dejamos alumbrar por las estrellas desde el espacio y por la NESHAMÁ desde lo más íntimo de nuestro ser, para entonces descubrir al Creador, a Elohim.
Que siendo terriblemente poderoso, por completo diferente, absolutamente incomprensible, igualmente sigue siendo nuestro Padre y Protector.

Podemos contemplar el espacio, una noche estrellada y clara, y dejarnos guiar por nuestra NESHAMÁ para profundizar en la meditación y así encontrar el camino a la parte más sagrada de nuestro ser y con ello al Eterno.
Éste es uno de los motivos por los cuales el techo de la sucá debe dejarnos vislumbrar el cielo, para que desde la chocita que representa nuestra endeble vida terrenal tengamos la oportunidad de conectarnos con nuestro Yo Esencial, con nuestro espíritu, y darnos cuenta de la conexión inquebrantable que tiene este modesto ser de carne y hueso con el Creador Eterno.

¿Se comprendió?
Entonces, aprovecha este mismo sucot para contemplar y meditar y crecer.
El que gana eres tú, y contigo la gente que te rodea.

Si has aprendido algo con este estudio, agradece de la mejor manera posible y por ello aporta a que continuemos difundiendo mensaje de TORÁ, de espiritualidad, de vida.
Haznos llegar tu aporte económico que es muy necesario: http://serjudio.com/apoyo

Gracias y feliz sucot.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: