Saboreando la vida

El 10 de Mayo de 1923 (24 Iyar 5.683, según el Calendario Universal[1]) nacería en mi país una mujer que experimentaría la vida física por 91 años.

¡Noventa y un años¡ ¡toda una vida ¡

Mientras la recuerdo, pienso en lo mucho de lo que fue testigo directo, de lo que generaciones recientes hemos sabido por libros de historia, o en los canales de televisión.

Cambios políticos de mi país, la guerra civil de mi país, el desarrollo económico, la caída de la bolsa, el hombre en la luna, la segunda guerra mundial, la televisión, la caída del muro de Berlín, el ver una Alemania, despues dos, luego una otra vez; el nacimiento del internet, las computadoras, los teléfonos inteligentes…

Recuerdo también esas confesiones que, como mujer, egoístamente guardan para su memoria; pero que valiéndome de cualquier artimaña, sonsacaba en una conversación de café.

Su vida de niña y de adolecente, el nombre de su madre y sus tías, el baile donde conoció el amor, las peripecias que esos dos, ya como familia, tuvieron que sortear para mantener la unión; el advenimiento de hijos propios y de adoptados que complicaban la convivencia; la muerte del hombre que la acompañó desde adolecente en su aventura por la vida, la perdida de bienes, su traslado forzoso de un domicilio a otro en repetidas veces, entre otras intimidades.

En su familia, su fama era de experta en castigos; aunque personalmente no me consta. Confieso que de cuando en vez sentía placer en verla enojada, e impotente a la misma vez, por no poder responderme con certero golpe, una broma pasada de mi parte. Aunque esto no le impedía decirme dos o tres cosas, mientras intentaba aplacar su ira con alguna que otra explicación de mi parte.

A pesar de sus regaños por mi olor a cigarrillo cuando la visitaba, siempre me atendía como si hubiese sido su hijo, mientras le sacaba información sobre su pasado, las personas que recordaba, los hechos históricos que atestiguó, los cambios radicales que sufría el país comparado al de hacía décadas…y claro, esas intimidades de las que oía con una cara de solemne seriedad misal, pero que en mis pensamientos la risa era la de un payaso circense narcotizado.

Pero lo cierto es que me sorprendía su memoria así como sus narraciones, y más me sorprendía la cadena de sucesos, casi milagrosos, que dieron origen a mi existencia. Por fracciones de segundos, por coincidencias, por eventualidades, por menudencias de cosas sin importancia, por milímetros, casi casi no nazco. Solo hizo falta un “no gracias, no bailo”, “hasta luego”, “hasta acá llegamos”, “olvídate de mí”, “no me llames más”, “es más importante para mí la religión”; o que no hubiese existido la Sonora Santanera, o que nunca se hubiese instalado la United Fruit Company en este territorio, o que no hubiesen dado un trabajo, o por un resfrío o dolor de muela, o porque el romeo no se hubiera escapado una buena noche de la casa de su padre, o porque….entre otras boberías, no estaría con ustedes contándoles. Es aterrador pensar en ello sinceramente, y ubicarlo en algunos sucesos.

De los acontecimientos que estoicamente enfrentó en vida, me deja pensando en lo grandioso que es vivir; y en ver, panorámicamente desde arriba en generación, la grandiosidad de una vida bien vivida.

Parte de mi existencia física se la debo a ella, otra parte a sus decisiones, otra parte a lo atinadas que fueron, y otra gran parte a la suerte. El dejarme conocer detalles de su vida fue su legado, de que comparto con todos brevemente para recordar 94 años de su nacimiento.

Solo espero en algún momento yo también poder contarla a mis hijos, y compartir con ellos el mismo mensaje heredado y expresado con el ejemplo de una mujer: “viva, experimente y sienta la vida. Es grandiosa”

Feliz Cumpleaños 94 doña Luz. Como siempre se me olvida, te anticipo el saludo; y para ti este regalo:

La esencia femenina por excelencia es traer nueva vida, preservarla y desarrollarla.
Es, sin dudas una de las tareas más importantes y delicadas que el Eterno puede delegar.
Y lo delegó, a conciencia, en las mujeres.

¡Benditas vosotras en esta elección![2]

 

[1] https://serjudio.com/tanaj?cal=1

[2] https://serjudio.com/personas/re060524.htm

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

  1. Luis Diego Perez Chacon (542) ‍‍13/05/17 - 17 Iyar 5777 {Link}
    Gracias amigos por leerlo, por los comentarios, y por acompañarme en recordar a la buena Doña Luz, que en algún lado me debe de estar esperando con una buena dosis de regaños.

    Me dejo intrigado el profe Ortiz; ojalá y se aventure con hacer el dibujo. Con eso, de paso, me ayudaría con un experimento.

    Si lo hace, aportaré su valor a serjudio

    https://serjudio.com/apoyo
    4

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: