Las correctas compañías

En nuestra parashá el río Eufrates es llamado "Gran Río" (Devarim / Deuteronomio 1:7).
El eximio comentarista Rashi, in situ, explica que es referido como "grande" pues está mencionado en conexión a la Tierra de Israel.

Así mismo suele ocurrir con las personas, tal como el conocido refrán versa: "Dime con quién andas y te diré quién eres"; cuando la persona se aproxima a grandes personas, a estudiosos y sabios, comienzan a impregnarse de su eminencia.
Este contagio en actitudes y valores es el motivo central por el cual la elección de nuestros compañeros es sumamente relevante: si elegimos personas con una actitud negativa, lo más probable es que terminaremos por corromper nuestras propias actitudes.
Sin embargo, si estamos rodeados de personas con altos valores éticos, y de proceder positivo, seguramente que encontraremos que nosotros estamos a su nivel, que sus facetas positivas son acordes a las nuestras y que nuestra visión de las cosas tiende a la construcción y elevación y no a la mera destrucción insana.

Encontramos en el libro Bereshit/Génesis un patente ejemplo de como la influencia negativa del entorno facilitó la degradación ética de una familia entera.
Recordemos a Lot, el sobrino de Avraham, quien acompañó a su tío en la aventura de afincarse en la Tierra de Promisión (Bereshit / Génesis 12:4). En aquellos momentos era un compañero de un gran hombre, pleno de buenos valores y deseoso de seguir su ruta de ascenso espiritual y moral. Sin embargo, Lot se despidió de su tío y prefirió la vida en las cercanías de la maléfica sociedad sodomita (Bereshit / Génesis 13:12), de los cuales está dicho que eran: "…malos y muy pecadores contra el Eterno." (Bereshit / Génesis 13:13). Pasaron los años y el Eterno decidió destruir ese centro de podredumbre espiritual, pero por amor a Avraham envió a un par de ángeles para rescatar a Lot y su familia.
A esa altura Lot ya estaba contaminado por los valores deplorables de Sodoma, pues estaba dispuesto a dar a sus hijas para que fueran violadas por una turba de degenerados enervados, y más tarde fue él quien mantuvo relaciones íntimas con sus propias hijas.
A ese ínfimo punto llegó Lot por haberse afincado en las cercanías de los inmorales y pecadores.
En consejo del más sabio de los hombres: "No tengas envidia de los hombres malos, ni desees estar con ellos" (Mishlei / Proverbios 24:1).
¿Para qué desear ser como ellos o tener sus beneficios materiales?
¿Para qué desear estar en su compañía?
¿Para qué, si solamente perdición se encuentra en el camino de los malvados?

Por otra parte, tenemos el consejo de apegarnos firmemente a los sabios y buenos, tal como Avot aconseja con sabiduría: "Que sea tu casa lugar de reunión de los sabios, empólvate en el polvo de sus pies y bebe con sed sus palabras." (Avot 1:4).
Como ejemplo de adhesión constructiva, tenemos el de Ieoshúa, el fiel ayudante de Moshé, cuando fue llegado el momento el Eterno dijo acerca de él: "Ieoshúa [Josué] hijo de Nun estaba lleno del espíritu de sabiduría, porque Moshé [Moisés] había puesto sus manos sobre él" (Devarim / Deuteronomio 34:9).
Por estar en la presencia de su maestro y estar adherido a él, fue adquiriendo dotes incalculables.

Una de estas cualidades superiores de Moshé que aprendió Ieoshúa fue la de la "escucha auténtica", que es parte de la Comunicación Auténtica.
Tal como expresa nuestra parashá: "…la causa que os sea difícil la traeréis a mí, y yo la oiré" (Devarim / Deuteronomio 1:17).
¿Qué nos está enseñando Moshé con sus palabras?
¿Qué podemos aprender de su aptitud para oír y discernir en los asuntos que eran difíciles para otros?
Una de las cosas que extraemos de este pasaje es uno de los pilares de una fuerte corriente en la Psicología: cuando la persona derrama auténticamente el contenido de su corazón ante alguien que le escucha auténticamente, suelen surgir soluciones ignoradas hasta el momento, y se suele descubrir un sentido allí donde parecía haber caos y sinsentido.
El gran proverbista nos enseñó que: "Dobleguen la preocupación/ansiedad del corazón del hombre, pero con buena palabra alégrenla." (Mishlei / Proverbios 12:25. A partir de esta moraleja, el Talmud (Iomá 75a) apunta que cuando uno cuenta sus asuntos a alguien que escucha auténticamente, eso ya es una parte de su resolución, un bálsamo para sus ansiedades de corazón.
De acuerdo al Rebbe de Gur esta afirmación talmúdica se enraíza en el versículo de nuestra parashá que hemos citado anteriormente, pues Moshé no anuncia que él resolverá las dificultades, sino que las oirá. Es decir, simplemente por prestar atención a la apertura de corazón de otra persona, que describe así sus ansiedades, se le está dando una gran mano para encontrar o construir alguna solución certera.

Para finalizar por esta ocasión, ya que hablamos de modos de hacer las cosas, de caminos por los cuales transitar, tengamos en mente que:

"El descarriado de corazón se hartará de sus caminos, pero el hombre de bien estará satisfecho con el suyo." (Mishlei / Proverbios 14:14).

¡Les deseo a usted y los suyos que pasen un Shabbat Shalom UMevoraj!
¡Qué sepamos construir shalom!

Moré Yehuda Ribco

Haga clic aquí para saber cómo colaborar con nosotros… GRACIAS!

"La persona generosa será prosperada, y el que sacia a otros también será saciado."
(Mishlei / Proverbios 11:25)

 

Relatos, anécdotas y enseñanzas

– Joven, lo he visto casi toda la tarde y me ha entrado la curiosidad… si no le molesta, ¿me podría decir por qué está tirando estrellas del mar al océano?

– Sí señora, le responderé con gusto.
Me da mucho dolor que mueran las estrellas, y por eso las devuelvo.

– ¡Pero joven! ¿Piensa que cambiará algo por devolver 10 o 20 estrellas al mar?
¿Cree que no seguirán muriendo? ¿Cree que hace alguna diferencia?

– Señora querida, quizás no haga una diferencia para todas las estrellas, pero para aquella que devuelto al mar… ¡seguramente que he hecho una diferencia!

Y la señora pasó el resto de la tarde junto al joven devolviendo vidas al mar…

Preguntas y datos para meditar y profundizar:

  • ¿Cómo se relaciona este relato con el comentario a la parashá que hemos brindado?

  • ¿Qué hace usted para crecer espiritualmente?

  • La vía…
    "La vía de los rectos es apartarse del mal, y el que guarda su camino guarda su vida."
    (Mishlei / Proverbios 16:17)

    • ¿Cuáles son los actos que permiten a la persona andar por el camino de la elevación espiritual?

    • ¿Por qué es tan fácil descender al andar por el camino de los malvados?

  • Respuesta adecuada
    "El que canta canciones al corazón afligido es como el que quita la ropa en tiempo de frío o el que echa vinagre sobre el jabón."
    (Mishlei / Proverbios 25:20)

    • ¿Cuál es el consejo práctico de este versículo?

    • ¿Ha sentido alguna vez que le respondían o que usted respondía con evasivas para no comprometerse con la otra persona?

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: