PREA, una buena guía celestial

  • Planifica
  • Realiza
  • Evalúa
  • Ajusta

Ésta puede servir de guía para gran parte de tus asuntos.
No en vano lo aprendemos del mismísimo Creador en Su Obra:

«Dijo Elohim: `Sea luz` y fue luz.
Vio Elohim la luz que es buena y separó Elohim entre la luz y entre las tinieblas.
Llamó Elohim a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue el atardecer y fue la mañana, día uno.»
(Bereshit/Génesis 1:3-5)

Cuando Elohim “dijo” fue el paso de la planificación.
Como Él estaba originando todo en aquel instante, incluso el tiempo, entonces en Su caso la realización coincidió con planificación.
De hecho, como Él está por fuera de todo parámetro espacio/tiempo, todos los pasos, todos los lugares, todos los tiempos, todos los eventos son en el mismo punto infinito; pero esto es un tema complejo y profundo que nos desvía de la intención de esta enseñanza que queremos compartir ahora.
Volviendo, Él planificó y el relato sagrado nos dice que entonces “fue luz”; es decir, se materializó lo que había sido planificado.
Pero, ahí no quedó la tarea pues el Señor evaluó, pues nos dice el párrafo que “vio” y que apreció las cualidades de aquello que había creado.
Porque luego avanzó al cuarto paso, el de ajustar, ya que vemos que formalizó la separación entre lo que era luz de aquello que era tinieblas.
Comprobamos que incluso tras esta nueva tarea de realización procedió a una nueva evaluación, puesto que encontramos que Elohim denominó aquello que había creado, lo cual implica juzgar, discernir, analizar.

Lo cierto es que tras el paso de ajuste nos encontramos en una realidad diferente que al inicio, lo que implica que se deba planificar una nueva respuesta a la realidad diferente que resulta de nuestra anterior intervención.
Por tanto, el PREA se continúa dando.

Supongo que bien pronto puedes aterrizar estos conceptos para la práctica cotidiana, igualmente pensaremos juntos un ejemplo.
Te pones en mente la idea de escribir un post para publicar en tu sitio de difusión de enseñanzas que alimenten la conciencia espiritual y por tanto la multidimensionalidad del ser.
Tras lo cual, pones por escrito tus ideas.
Terminas de hacerlo, o mientras escribes, analizas la sintaxis, ortografía, gramática, contenido, estética, etc.
Quieres que tu obra sea verídica, bella, comunicativa, etc., por lo que te tomas el trabajo de corregir aquello que descubres mejorable.
Tienes terminado el post, estás satisfecho en esta nueva evaluación, por lo cual te pones en campaña para publicarlo en tu sitio web.
Lo haces, entras a la página, compruebas que el link funciona, si encuentras algo que no se acomoda lo ajustas y así podemos seguir hasta cansarnos del ejemplo.

Ahora te pediré que pienses en tus propios ejemplos y especialmente en cómo llevar a la práctica esta enseñanza.
Te agradezco que me ayudes a compartir y a difundir, así como también a colaborar materialmente para que podamos continuar nuestra obra.
Gracias

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: