La lógica ilógica del antisionismo

 

 זכרנו את ציון

ZOJRENU ET-TZIÓN

(ACORDANDONOS DE TZIÓN)

“La lógica ilógica del antisionismo”

Antes de iniciar con datos propiamente históricos, arqueológicos, políticos y de otra índole para esta serie de escritos breves denominados “Zarjenu Tzión” (Acordándonos de Tzión), quisiera hacer hincapié en una suerte de presupuestos, que en son realidad presuposiciones bastante prejuiciosas, que operan como axiomas en la mentalidad de los que así mismos se denominan antisionistas y/o antiisraelies, los cuales son, como bien lo ha dicho el filósofo Daniel Perednik, judeófobos de nuevo cuño. Estos axiomas conforman lo que he titulado como “la lógica ilógica del antisionismo”, mismos que subyacen a todo discurso antisionista y por extensión antisemita o judeófobo y que, desde luego, no revelan sus exponentes en caso de conocerlos y, en otros casos, no saben que operan como móviles discriminatorios en aquellos que los ignoran.

Los axiomas que he logrado encontrar luego de revisar el pensamiento judeófobo, antisionista y antiisraelí, son los siguientes:

1. Aquello que es correcto respecto cualquier país, no lo es respecto a Israel.
2. Si bien muchos países han cometido crímenes de lesa humanidad, mejor es culpar solo a Israel.
3. Dato a favor de Israel, hay que ignorarlo; dato que esté en contra, hay que exagerarlo.
4. No hay que solucionar el conflicto, hay que prolongarlo, a fin de seguir demonizando a Israel.
5. Difama primero ante todos en voz alta y discúlpate ante pocos en voz baja
6. Inventa lo que quieras sobre Israel o los judíos, igual pocos están dispuestos a constatar si es verdad o no.
7. Aunque te ayuden en tus propósitos, odia al judío o al Israelí por el hecho de serlo.
8. Sí Israel lo dice es porque no ha de ser cierto, salvo que sea una culpabilidad expresa.

Estos axiomas, aquí postulados, son los que particularmente encuentro en los variados grupos y/ o colectividades (países, instituciones, organismos, etc.) que buscan con sus comentarios desvirtuar a Israel ya sea como Estado, como Nación o como identidad étnica. Sería necesario un trabajo más juicioso y detenido para probar cada uno de estos axiomas y demostrar cómo operan en la realidad.

Ahora bien, cabe aclarar que criticar a Israel no necesariamente hace a alguien antisemita, ni siquiera antisionista o antiisraelí. De hecho, buena parte de los críticos de Israel están en Israel mismo, algunos de ellos hasta exagerados. Sin embargo eso prueba que la crítica es un factor importante en la construcción social israelí y al menos es posible en un lugar del Medio Oriente, lugar que sufre precisamente por su ausencia gracias a las tiranías de alrededor. El problema de la crítica está cuando el factor decisivo es la intención dañina que modela el comentario. Así por ejemplo nos encontramos con las siguientes cinco características generales por los que se pueden destacar los antisionistas radicales:

a) Los antisionistas y antisemitas no aceptan ni reconocen el derecho a que Israel exista, y a su vez exigen que Israel reconozca el de la contraparte.

b) Los antisionistas usan dobles raseros cuando al criticar a Israel y a su vez niegan a los israelíes el derecho a buscar sus legítimos reclamos, mientras alientan a los palestinos a hacerlo.

c) Los antisionistas le niegan a Israel el derecho a defenderse, ignorando las víctimas judías y culpando a Israel por perseguir a sus asesinos.

d) Los antisionistas muy raras veces hacen comentarios positivos sobre Israel.

e) Los antisionistas describen a los israelíes en términos peyorativos y con un lenguaje lleno de odio, sugiriendo conexiones inapropiadas como “racistas” o “nazis”.

El escritor Natan Sharansky en su texto Antisemitism in 3-D, (Forward, 21 de enero de 2005, p. 9) propuso la aplicación de una prueba de “3-Des” para diferenciar las críticas legítimas de Israel del antisionismo.

Como bien lo expresa Mitchell G. Bard en su libro Mitos y realidades (pp, 257-258):

“No existe ninguna campaña para evitar que la gente exprese sus opiniones negativas acerca de la política israelí. De hecho, los críticos más acerbos de Israel son los israelíes mismos que usan su libertad de expresión para manifestar sus inquietudes todos los días. Un vistazo a cualquier periódico israelí revelará un exceso de artículos que cuestionan las decisiones políticas de un gobierno específico. Sin embargo, los antisemitas no comparten los intereses israelíes en mejorar la sociedad; su objetivo es deslegitimar el estado a corto plazo, y destruirlo a largo plazo. No hay nada que Israel pueda hacer para satisfacer a estos críticos, y por eso son decididamente antisemitas”

 

Más información al respecto

Texto de Natan Sharansky: http://jcpa.org/phas/phas-sharansky-s05.htm#

Artículo en Wikipedia sobre el texto de Natan Sharansky: http://en.wikipedia.org/wiki/3D_Test_of_Antisemitism

Para complementar recomiendo el artículo en Wikipedia sobre el sesgo cognitivo: http://es.wikipedia.org/wiki/Sesgo_cognitivo

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

    1. Shaul Ben Abraham (1356) ‍‍7/11/14 - 14 Heshwan 5775 {Link}
      Pues Moré hacia ese punto es el que he querido llegar con los estudios que he hecho por años entorno a la judeofobia y espero llegar a exponer algo de eso, entre estos escritos, más formales, y los de "palabras entre el odio y la esperanza", más literarios
      2
  1. Yehuda Ribco (4168) ‍‍7/11/14 - 15 Heshwan 5775 {Link}
    Los antisionistas le niegan a Israel el derecho a defenderse, ignorando las víctimas judías y culpando a Israel por perseguir a sus asesinos
    con gran acierto dijo usted.
    Israel esta sufriendo horribles ataques terroristas a diario, el mundo calla...todo dicho
    3

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: