Parashat Vaigash 5761

Detalles influyentes

"Entonces Yehudá [Judá] se acercó a él y le dijo: –¡Ay, señor mío! Permite que hable tu siervo una palabra a oídos de mi señor. No se encienda tu ira contra tu siervo, puesto que tú eres como el mismo faraón."
(Bereshit / Génesis 44:18)

Así en la Torá como en la vida, muchas veces son los detalles que pasan -generalmente- desapercibidos, los que tienen una influencia capital.
En este versículo hay una palabra que parece accesoria, inútil, ¿cuál?
"Oídos".
Pues, si el siervo habla… ¿no es obvio que lo hace a oídos de su oyente?
La respuesta es: NO.
Muchas veces lo que creemos que son diálogos, no son más que monólogos que se interrumpen sucesivamente.
En ocasiones cuando creemos responder, estamos iniciando otra conversación.
A veces, cuando pretendemos estar atentos, no somos más que burdos oídos que escuchan lo que nos conviene descifrar.
La Torá, quizás nos enseña que prestemos atención a todas las palabras, las propias y las ajenas. Cuidemos lo que sale de nuestra boca y lo que entra por nuestros sentidos. Seamos atentos al otro. Valoremos los detalles -sin olvidar la totalidad-. 
Y, quizás de esa simple manera la armonía no sea una mera palabra, o un elemento musical…

Shabbat Shalom les desea Yehuda Ribco

barra11.gif (1466 bytes)


Destellos de la parashá

Los israelitas comienzan a morar entre los egipcios, y lo que se manifiesta como gloria, no es más que preámbulo a la desazón de la esclavitud total.
Los hombres a veces, y con mucho esmero, podemos arañar a atisbar algún eslabón en la trama del Universo, pero, es el Eterno el que conoce la maraña. la totalidad, el sentido, el significado y el desenlace.
Pero, eso no es óbice para vivir de acuerdo a nuestros mejores ideales, en pos del crecimiento, del mejoramiento.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: