Parasha Jaiei Sara 5764

¿Bendito en todo?

(Esta semana corresponde leer la parashá llamada Jaié Sará ("Las vidas de Sara") que es la quinta del primer tomo de la Torá, el sefer Bereshit , conocido en español como "Génesis").

Nuestra parashá afirma:

"Avraham era ya anciano y muy avanzado en años, y el Eterno había bendecido a Avraham en todo."
(Bereshit / Génesis 24:1)

Ante esta realidad, surge naturalmente una pregunta: ¿qué más le queda por hacer o vivir al patriarca, si ya ha llegado a "ser bendito en TODO"?
¿Qué más puede desear una persona a la que el Eterno ha satisfecho en todas sus necesidades, que ha sido colmado en sus anhelos y que puede disfrutar de una tranquila y dichosa senectud?
Al ser bendito en todo, bien podría parecer que el sendero de Avraham estaría llegando a sus últimos tramos en Este Mundo, por lo cual, él tendría ya su mirada puesta solamente en la vida eterna, y en la pasividad y abandono que suele preludiar la muerte.
Sin embargo, a continuación la fiel Torá narra que Avraham todavía se encarga de educar a su maduro hijo heredero, a Itzjac. También nos enteramos de que el patriarca insiste, y que con denuedo busca la manera de procurarle esposa digna y apropiada a su hijo, para que la simiente consagrada no se corte.
Incluso se nos cuenta que el patriarca tuvo energía y voluntad de propagar su estirpe material (ya que no la espiritual, pues ésta seguiría exclusivamente por medio del canal de Itzjac), para esto contrajo nuevamente enlace matrimonial y procreó más hijos en su ancianidad.
Sin dudas que Avraham siendo muy anciano no reposa, ni descansa, ni se aquieta su ímpetu juvenil, ni se adormece en la satisfacción, ni goza del relax que antecede a la extinción.
Por el contrario, pareciera como si quisiera sacarle hasta la última gota del jugo a Esta Vida.
Da la impresión de que Avraham no se conforma con lo que ha vivido, y reclama para vivir con mayor intensidad, con mayor profundidad, con mayor calidad.
Es precisamente esta rebeldía contra la modorra y la flojera, y su brava acción de alcanzar la trascendencia (personal, familiar y colectiva), lo que significa  "ser bendito en todo".
La bendición integral no se halla en conformarse con la riqueza material y el gozo de tranquilidad para el cuerpo.
La bendición total, es vivir trabajando y esforzándose para alcanzar cada día mayor altura espiritual.

¡Les deseo Shabbat Shalom UMevoraj!

Moré Yehuda Ribco


Notas:

Otras interpretaciones de este pasaje de la Torá, y más estudios los hallan HACIENDO CLIC AQUÍ y AQUÍ.

Relato

En cierta ocasión el gran rabino venía a pasar el Shabbat a casa del más distinguido hombre de la ciudad.
Por ser un acontecimiento de indudable importancia, los miembros de la familia se dividieron las tareas de organizar y preparar la cena y alojamiento del destacado sabio.
Parecía estar todo en perfecto orden, cada quien estaba en su actividad y las cosas se iban preparando con mesura y agilidad.
Sin embargo, un pequeño detalle habían dejado de considerar: ¿quién echaba la sal para la sopa?
Como nadie se había atribuido ese rol, ni nadie se le había designado, cada uno que pasaba por la cocina salaba un poco el caldo.
Llegada la noche se procedió a santificar el día, a bendecir por el vino y la jalá, y se sirvió el primer plato, la sopa de entrada.
Los numerosos miembros de la familia y los invitados de segundo rango dejaban de lado la sopa ni bien la probaban, pues, realmente era un caldo incomible por lo salobre.
El único que parecía no advertir nada y continuaba disfrutando cada cucharada, era el gran rabino.
Preocupados por su bienestar, y pensando que quizás el anciano hombre no contaba ya con la sensibilidad como para percibir lo salado, algunos de los comensales le indicaron respetuosamente al rabino acerca del sabor cargado del caldo, y le instaban amablemente a dejar de comerlo.
Ante lo cual, el rabino enseñó: ‘Les agradezco el cariño y cuidado que ponen por mi persona. Ya he sentido el fuerte sabor de esta sopa, pero, ¿cómo no continuar saboreándola? ¿Acaso cada pizca de sal que cada miembro de la familia agregó, no demuestra la consideración y el aprecio que esa persona tiene por mí, al punto que se interesa en sazonar amorosamente el manjar que yo iría a disfrutar? No mis queridos, esta sopa es un manjar para mi ánimo que no he de despreciar porque está un poco salada de más.’

Preguntas y datos para meditar y profundizar:

  • ¿Cómo se puede relacionar este relato con el comentario que brindamos de la parashá?

  • ¿Cuál es la enseñanza que nos deja el rabino?

  • Fue enseñado: "Bienaventurados los íntegros de camino, los que andan según la Torá del Eterno." (Tehilim / Salmos 119:1).
    ¿Tiene alguna relación esta sentencia con la conclusión a la que arribamos en el comentario de la parashá?

  • El inspirado salmista anunció: "Cuando comas del trabajo de tus manos, serás feliz, y te irá bien" (Tehilim / Salmos 128:2).
    ¿Cuál es el camino para alcanzar la felicidad?
    ¿Indica el Tanaj que la gente ha de tener "fe", "creencia", "sentimientos"?
    ¿Qué es lo que está explicando el salmo acerca de modo de hallar la felicidad?

http://serjudio.com/bereshit/jaiesara64.htm

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: