Tres conductas claves para el éxito

Hay tres conductas que debemos practicar constantemente para que logremos construir una personalidad mucho más equilibrada y feliz.
Son sencillas, al alcance de todas las personas y que tristemente suelen dejarse de lado.
Te las diré, sin más vueltas:

  1. Agradecer
  2. Ser flexible
  3. Postura

Y ahora una breve explicación de cada una.
Agradecer es reconocer en donde uno está parado y ver cuánto ha recorrido, esa es la forma de saber hacia donde avanzar y cuánto falta.
Es también apreciar el apoyo de los demás y estar dispuesto a dar una mano generosa, sin esperar con ello retribución alguna.
Agradecer nos fortalece en la virtud de la humildad, que significa tener una excelente autoestima y contemplar con respeto nuestras virtudes así como nuestros defectos, sin creernos ni más ni menos de lo que estamos siendo.
Agradecer es sabernos parte de una red infinita y estar conscientes de que somos valiosos.
Cuando agradecemos nada perdemos y mucho ganamos. Además de fortalecer nuestros vínculos y empoderar a quienes nos rodean.0

El ser flexible se aplica al poder ser creativo, a no encerrarse en una cajita y creer que no hay opciones.
La flexibilidad nos abre la mente y el corazón para elaborar alternativas, o encontrarlas allí en donde no habíamos buscado.
Cuando somos flexibles evitamos quebrarnos con asuntos de poca importancia y somos capaces de permitir que la tormenta poderosa nos rodee sin destruirnos.
Con la flexibilidad viene la compasión y la comprensión, pues apreciamos a los demás y no esperamos perfección, pero tampoco pereza.
Con esta habilidad somos originales y no caemos en la tentación de creernos los que todo sabemos y todo podemos.

Postura, eso refiere a usar un lenguaje corporal de poder, de seguridad, de confianza.
Poner un gesto de equilibrio y la sonrisa en nuestra boca.
Porque la mente percibe nuestro gesto, se da cuenta de como estamos parados y forma sus pensamientos a partir de esos datos.
Por tanto, un lenguaje corporal derrotista, de pobreza, de sufrimiento, necesariamente será sintonizado por la mente como que estamos mal y sin perspectivas de mejorar, por tanto obturará la creatividad y amargará la gratitud. Eso nos llevará a padecer realmente, a sofocarnos sin haber tenido la oportunidad de disfrutar la bendición constante que llueve sobre nosotros.
Cuando la mente percibe el gesto sufrido, lo traduce como que estamos sufriendo y que nos merecemos esa sensación. Por tanto, apartará los pensamientos gloriosos y de placer, nos abrumará con obsesiones negativas, nos llenará de miedo.
Pero, si aprendemos a impostar nuestro cuerpo, rostro y voz, la mente será una poderosa aliada para nuestro éxito, o al menos pasarla bien aunque el mundo se caiga a nuestro alrededor.

Pruébalas con constancia y luego verás resultados milagrosos.

https://serjudio.com/apoyo

https://youtube.com/yehudaribco

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: