La actualidad de la Torá.

«Y santificarán el año cincuenta, y pregonarán libertad en la tierra a todos sus moradores: este les será jubileo; y volverá cada uno a su posesión, y cada cual volverá a su familia.»(Vaikrá 25:10)

En la parashá Behar la Torá se refiere a la mitzvá de Shemitá; que ordena que el hombre judío trabaje su tierra (en Israel) durante seis años, pero el séptimo es sabático, shemitá, año de descanso para la tierra. Así como tras seis días de labor existe un shabbat para el hombre, la tierra tiene el suyo cada siete años. Un ciclo de siete shemitot es un Iovel, o jubileo, en el año cincuenta (Iovel), eran liberados los esclavos y las parcelas de tierra volvían a sus primeros y originales poseedores.

Shemitá y Iovel son mitzvot, pero las podemos considerar como un regalo de H’ al pueblo judío y al mundo entero, pues son, sin duda, pensamiento sublime, en lo que respecta al respeto hacia las personas y el tratamiento hacia la Naturaleza.

Cuando el pueblo de Israel entró en la Tierra Prometida y con la ayuda de Dios la conquistó, recibió cada tribu una región y cada familia una parcela dentro de los límites de su tribu. Si por motivos económicos u otros, la familia perdía la posesión de su heredad, en el año de Iovel retornaba a sus dueños originales, sin importar el precio que se hubiera pagado por ella, o las causas por las cuales la tierra fuera adquirida por otra familia. Cada familia de Israel estaba ligada a la Tierra de Israel, y si las circunstancias lo obligaban a abandonarla, era por un corto período de tiempo, pues familia y parcela se reencontraban en algún momento…

Este sistema asegura que la tierra jamás será monopolizada por un individuo o por un grupo particular, anticipando en siglos, sino en milenios, el concepto de igualdad y justicia social. Dejando bien sentada la base de que la Tierra, y todo lo que en ella hay, no es de los hombres, sino de Quien la creó, es decir, de H’, que generosamente permite a las personas hacer uso y beneficiarse de lo creado. Esto significa que lo que uno materialmente posee, en realidad es un préstamo, en tanto H’ así lo crea oportuno y justo.

Así pues, seis años para hacer producir la tierra, y el séptimo para su reposo; siete períodos en los cuales creerse rico y poderoso apoderándose de la propiedad ajena, pero al finalizar este ciclo, recordar y reconocer que la Tierra es de H’…

El mundo moderno que nos toca vivir nos depara maravillas científicas y tecnológicas, también creemos que estamos muy desarrollados en aspecto sociales, psicológicos y espirituales; sin embargo el mensaje de la Torá con su pureza y claridad, anticipa y enseña el verdadero camino por el cual deberíamos transitar…el de la corrección y la justicia…

 

Preguntas:

  1. ¿Cómo recordaban nuestros antepasados que la Tierra era posesión de H’ y no de cada cual?
  2. ¿Qué es el Maaser y cómo se entrega en la actualidad?
0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: