Parashat Emor: aroma del paraíso

"Y cuando seguéis la mies de vuestra tierra, no segarás hasta el último rincón de tu campo, ni recogerás las espigas en tu campo segado. Las dejarás para el pobre y el extranjero. Yo soy el Eterno, vuestro Elokim."
(Vaikrá / Levítico 23:22)

En medio de la descripción de las festividades del Eterno, la Torá hace una pausa para instruirnos respecto a dejar alimentos para que sean recogidos por los necesitados.
Luego la Torá continúa con el tema de las festividades.

Podemos aprender que desde la perspectiva de la Torá, la bondad para con el prójimo no es inferior ni superior a la consagración de los días festivos.

Es que el Eterno así como el prójimo han de ser objetos de nuestra desinteresada disposición y actividad.

(Basado en enseñanzas de Rabí David Feinstein)

¡Les deseo Shabbat Shalom UMevoraj!

Moré Yehuda Ribco

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: