Terminamos la lectura de la Torá

La lectura de la Torá de este Shabat de tarde corresponde al comienzo de la parashá Vezot haberajá, que es leída completa en la festividad de Simjat Torá.

En esta parshá encontramos las bendiciones que Moshé otorgó a cada una de las tribus pocos instantes antes de su muerte. Finaliza describiendo su fallecimiento, la grandeza de su personalidad, nivel de profecía y de hechos.
Vamos a conocer sus temas siguiendo el orden de aliot laTorá.

1ª aliá: Poco antes de su muerte, Moshé bendijo de forma individual a cada una de las tribus de Israel. Estas bendiciones fueron precedidas por alabanzas al Eterno y elogios hacia el pueblo judío, pues aceptaron con amor y sin condiciones entrar en un pacto eterno con Dios, una alianza que demanda un enorme sacrificio por parte de los judíos.
Luego, comenzó a bendecir a las tribus.
Reubén con vida en este mundo y en el próximo.
Yehudá con éxito y gloria en el curso de sus batallas.

2ª aliá: Leví fue la siguiente, que fue ensalzada por sus virtudes, la única tribu que se mantuvo fiel al Eterno durante las diversas pruebas y confrontaciones que los israelitas encontraron durante su estadía en el desierto. Por ello serán los que provean los sacerdotes y sus secundarios, encargados de los servicios sagrados así como de preservar y difundir la Torá.
Luego le tocó a Biniamín, siendo bendecida para ser la tribu en cuya porción de tierra estaría Ierushalaim, capital del reino judío pero especialmente sede para el Santo Templo del Eterno.

3ª aliá: Ahora toca turno a Iosef, a quien bendice con una generosa porción que será bendecida con abundante lluvia, rocío, productos y delicias. Destacaría también por su fuerza física, capaz de derrotar ella a sus enemigos.

4ª aliá: Zebulún fue bendecido con el éxito en sus negocios e Isajar en sus estudios de Torá. Ambos estarían entrelazados, beneficiándose mutuamente.
Luego la tribu de Gad, bendecida con la fuerza de un león. También recibe elogios por establecerse en las proximidades de la tumba de Moshé y por liderar las tropas en la batalla en la conquista de Canaán.

5ª aliá: Dan también es bendecido con la fuerza de un cachorro de león.
La porción de Neftalí en Israel es alabada como una muy productiva y placentera.
Asher es bendecido con hijos y con una abundancia de aceite de oliva.
Moshé concluyó las bendiciones individuales y se dirigió a la nación en su conjunto, invocando el poder y la firmeza a pesar de que pasen los años.

6ª aliá: Moshé continúa bendiciendo a los israelitas. Señala que Dios que habita en los cielos siempre está listo para ayudarlos. Promete victorias y bendiciones.

7ª aliá: Según las instrucciones del Eterno, Moshé ascendió al monte Nebo. Una vez en la cima de la montaña, el Eterno le mostró toda la Tierra de Israel. Moshé luego murió, a la edad de ciento veinte años, permaneciendo en un excelente estado físico y mental hasta el último instante.
Los israelitas lloraron a Moshé durante treinta días, y Josué inmediatamente asumió el liderazgo. La Torá concluye con un elogio a Moshé, el profeta más grande de todos, que llevó el mensaje de Dios en palabras y acciones maravillosas a los ojos de todo Israel.

https://serjudio.com/apoyo

https://youtube.com/yehudaribco

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: