La confusa prepotencia de confundir EMUNÁ, BITAJÓN y fe

A mi humilde parecer,
es terrible que gente que se dice rabino (ortodoxos y jasídicos, en este caso en particular que comento), así como sus seguidores, con total desparpajo confunden entre estos conceptos:

<

p align=»center»>
emuná – bitajón,
y
emuná – fe.


De las diferencias NOTORIAS y claves entre emuná y fe, ya enseñamos varias veces, por lo que no volveré a la lección ahora.
Te comparto un par de links, de decenas publicados y al alcance de quien quiere sabiduría y no necedad:
https://serjudio.com/sitra-ajra/idolatria/a-ver-si-te-queda-claro-emun-no-es-fe
y
https://serjudio.com/exclusivo/cterapia/la-fe-del-esclavo-y-la-emun-del-libre

Como te digo, hay decenas de textos para estudiar y desaprender erróneos conceptos que matan la mente y la emoción y nos llenan de horror idolátrico disfrazado de santidad.
¡Ojo, mucho cuidado que no solo el virus corona mata!

En tanto, que la distinción entre emuná y bitajón la puedes encontrar en este texto, ya un clásico del sitio:
https://serjudio.com/personas/crecimiento/emun-y-bitajn

Ahora, para hacer breve lo extenso veremos cómo no volver a confundir entre emuná y bitajón (lo de la fe, será una tarea que habrá que repetir, porque cuesta sacar al bicho antiético de la religión de la mente y corazón de la gente).

EMUNÁ: saber que Dios existe y actúa, aunque no lo comprendamos, aunque no lo podamos demostrar empíricamente.
Esta certeza no se da antes de investigar, estudiar, cuestionar, preguntar, argumentar; sino tras un esfuerzo considerable mental y emocional, cuando llegamos al final de nuestras capacidades humanas. Cada uno de acuerdo a su propia limitación.

BITAJÓN: confiar en que Dios está a cargo del universo, aunque nos permite tener nuestro libre albedrío y por tanto actuar en contra de Sus mandamientos, y hacer lo malo. Finalmente, Él se encarga de administrar Justicia y Bondad, más allá de lo que percibamos durante nuestra breve vida en este mundo, como individuos o especie.
Confiar en Dios no es esperar sentado a que Él haga nuestra parte, ni tampoco pretender que con rezos y abracadabra las cosas se resuelven. Sino, estar conscientes de nuestro compromiso y responsabilidad, y hacer lo que nos corresponde sin excusas.
Confiar es que hay Justicia y Bondad, porque la realidad no es esta minúscula existencia que nos toca vivir, como individuos y especie.
Bitajón es aprender a no agobiarnos con lo que sucede, porque sabemos que en la vida hay éxitos y fracasos, y por existir libre albedrío NO TODO ES bueno, pero finalmente todo puede ser para bien. Tal vez no en este mundo, ni hoy día.

Evitemos la podredumbre de la idolatría, cuya peor expresión es la que se hace pasar por “cosa de Di-s”.

Deseando que todos estemos con salud y bienestar, me despido recordándote que compartas y que apoyes: https://serjudio.com/apoyo


Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: