¿Lo que vale es la intención?

Muchas veces oí aquello de: “no importa el regalo, sino la intención”.
Sí, tal vez, podría ser, quién sabe.
El hecho es que, solemos suponer que al actuar movidos por buenas intenciones ya debiera ser suficiente para satisfacer a los demás.

Entonces, ¿por qué se queja el hipertenso cuando le ofrecimos comida saturada de sal?
¿O el diabético cuando lo único que había en el menú eran azúcares y harinas?
¿O el judío respetuoso de la kashrut al no tener nada para llevar a la boca, quizás tan solo agua?
¿No es acaso la intención lo que vale?

Y, si al pobre le damos ropa cuando está angustiado por conseguir alimento o medicación, ¿es suficiente?
¿O si regalamos sabiondos consejos a quien solamente anhela ser escuchado y tal vez comprendido?

Sí, nadie puede negar las buenas intenciones, si es que allí están, pero, ¿son eficientes y efectivas?
¿No sería mejor tomar en consideración las necesidades del receptor de nuestras acciones, evaluar de acuerdo a su perspectiva o expectativa, cimentar la buena intención con grandes dosis de conocimiento y atención?

Si la buena intención se quedara solamente en una chispa que inicia un movimiento, en lugar de ser también la mecha, la flama y la explosión, ¿no sería mejor?
Integrar la multidimensionalidad, en equilibrio, para andar balanceadamente y alcanzar una meta dichosa y agradable, quizás fuera más provechoso que actuar impulsado simplemente por la buena intención.

Así, emplear la Comunicación Auténtica debiera resultar un paso necesario siempre.
Incrementar el conocimiento y la comprensión, reducir la ansiedad y los manejos del EGO.
Tomar en cuenta al otro, en su complejidad multidimensional, y no hacerlo receptor de nuestras fantasías, deseos, manipulaciones.

Para esto, es necesario un baño de sincera humildad, de reconocimiento.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
6 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Shaul Ben Abraham

La intensión cuando se exagera es punta de lanza del EGO

Shaul Ben Abraham

El gran Gaón de Vilna tenia una visión muy condicionada de la intención y favorecía a la acción y al estudio como una forma de acción del intelecto.

Shaul Ben Abraham

sí, claro y por eso los jajamim diferenciaron entre el estudio de la Toráh lo lishmá y el lishmá, no en aras del Nombre divino y en aras del Nombre

Shaul Ben Abraham

No, no la tengo pero es lo que recuerdo que él enseña

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: