Herramientas del EGO

El EGO, de forma instintiva, cuenta con dos tipos de herramientas originales: activas y pasiva.

Las activas son: llanto, gritos y pataleo (en esencia, llamar la atención).
La pasiva: desconectarse de la realidad que le hace sufrir (manifestado inicialmente como dormir).

Con el desarrollo del cerebro y el entrenamiento a través de nuevas experiencias, estas mismas herramientas se van perfeccionando en sus técnicas y modificándose paulatinamente sin perder por ello su raíz primaria.
Esto significa que el EGO tiene un repertorio en apariencia amplio, pero realmente es limitado a las herramientas que te enumere más arriba.
Del llanto: gemidos, suspiros, gimoteos, lagrimeos, ciertas depresiones, victimizarse, demandas legales sin base, gestualidad de tristeza y dolor, etc.
Del grito: insultos, procacidades, ofensas, burlas, faltas de respeto, murmuración, mentiras, estafas, presunción, egoísmo, orgullo, amenazas, gestualidad de grandeza, etc.
Del pataleo: golpes, violencia, maltrato, roturas, robos, sustracciones, asesinato, tics, actos compulsivos, gestualidad de agresión, etc.
De la desconexión de la realidad: fantasías, huida, escape, negación, represión, delirio, locura, rechazo, aburrimiento, etc.

A esto se reduce el poder de manipular del EGO, a tan escasos y pobres recursos, y sin embargo alcanzan notables resultados.
La mayor parte de la humanidad padece bajo la bota del EGO, individuos y sociedades están esclavizados y sin darse cuenta de qué está dominando sus existencias.

Es tiempo de que revises tus propias actitudes, tu conducta, tus respuestas, tu manera de actuar, tu manera de presentarse en el mundo, tus sueños, etc. y descubras cómo el EGO está operando en ti, cómo tienes la fantasía de ser libre pero en realidad eres un esclavo.
Puedes también analizar la conducta de la persona con la que te vinculas o relacionas, y cuando te des cuenta de su pobreza de comportamiento, de su limitación emocional, de su servilismo inconsciente al EGO estarás en una posición de ventaja, que debieras aprovechar para no reaccionar a través de las herramientas del EGO, sino con la grandeza de un verdadero constructor de Shalom.

Ejemplo, tu esposa te grita, se pone molesta, se enoja, golpea una puerta, por un asunto que a las claras es menor, pero que ella lo ha tomado a la tremenda.
Puedes reaccionar haciéndote la víctima, o responder agresión por agresión, o romperle la cara a patadas, o salir aireado de tu casa… ¿resuelves algo así?
O puedes admitir tu estado de impotencia, el de ella, reconocer cómo te afecta tu EGO, reconocer cómo su EGO la está llevando a ser un bebe con varias décadas de vida, y entonces no actuar tú también echando leña al fuego, sino como constructor de Shalom.
Es un consejo que racionalmente puede parecer aceptable y sencillo de asumir, pero te aseguro que te costará darte cuenta de la realidad, tomar consciencia a pleno, admitir tu impotencia, aprender a accionar de manera positiva en lugar de con las viejas y apestosas herramientas del EGO.
Te costará, pero si lo haces, obtendrás solamente bendición y satisfacción.

Te pido que nos ayudes poniendo aquí debajo anécdotas de cómo esto que te explico realmente acontece en tu vida, de cómo este conocimiento te sirve para superar día a día la esclavitud, de más ideas para redimirnos del EGO y así ser leales a nuestra esencia y a Dios.
Hasta luego entonces…

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.