Resp. 3-Los judíos

hola!…como estan!…
bueno necesito ayuda, ya que el lunes tengo un trabajo y voy a hablar sobre los judios y necesito toda la informacion posible!
gracias!

Me pides que te conteste de hoy para hoy sobre un tema que tiene más de tres mil años de existencia y todavía hay gente que no comprende la simpleza y claridad del concepto.

¿Que es judío?

Y

¿Qué son los judíos?

Te diré lo que yo pienso.

Judío:

NO es profesar una religión.

NO es ser parte de un país.

NO es tener sentimientos favorables y entrañables por los judíos.

NO es casarse con un judío/a.

NO es saber de judaísmo.

NO es querer ser judío.

NO es llamarse a sí mismo judío.

NO es vivir como viven los judíos.

NO es de una raza diferente.

NO es un usurero, en general.

NO es un malhechor, en general.

NO pretende dominar al mundo.

NO es creer en Dios.

NO es un parte de un pueblo elegido para esclavizar a los demás.

En cambio:

  1. Sí es ser descendiente (material o espiritual) de Avraham (ya explicaremos).
  2. Sí es vivir como judío, si se cumple la condición anterior.
  3. Sí es ser agradecido a Dios, a la vida, al Mundo por lo bueno y lo no tan bueno.
  4. Sí es tener la misión de intentar mejorar al Mundo y a la Humanidad.
  5. Sí es tomar parte de la nación judía.
  6. A veces, considerarse parte del pueblo judío.

En principio, te explico el primer punto, y te los iré encadenando con los otros.

Los judíos somos todos descendientes del primer hebreo que fue Avraham y de la línea que le sucedió a través de Itzjac y Iaacov, luego de sus doce hijos.

Por lo tanto, todos los judíos de la actualidad y del pasado somos parientes.

Por lo tanto, ser judío es pertenecer a una gran familia.

A lo largo de las generaciones muchas personas quisieron sumarse a esta familia, para lo cual debieron pasar por los requerimientos exigidos por la misma para ser aceptados. A estas personas se las conoce como conversos, y pasan a formar parte de la familia judía, siendo considerados a todos los efectos como descendientes directos (espirituales) de Avraham el patriarca.

La necesidad de requerimientos es muy simple de entender, ¿a ti te gustaría que cualquier sujeto extraño y sin motivo real y suficiente se llame y se considere de tu familia, hermano tuyo, hijo de tus padres, parte de lo que tú eres parte?

No en vano los padres siempre intentan que sus hijos e hijas se consigan la mejor pareja (a su entender), pues ser parte de TU familia es muy importante.

Por razones socio-históricas los sabios de nuestro pueblo dictaminaron que se requiere que la persona sea nacida de madre judía para ser judío. Así, por ejemplo, si mi papá es judío, pero mi mamá no, yo no soy judío.

Si quiero ser considerado como tal, por toda la familia judía, debo pasar por el rito de conversión, al igual que una persona que haya nacido de ambos padres no judíos.

El rito de conversión es un procedimiento legal y religioso.

La razón para esto es muy simple.

Es imposible separar algo así como religioso de algo así como judío.

Te explico. El Judaísmo NO ES una religión, SÍ ES una forma de vida.

Religión se puede dejar para algunas ocasiones o en algunos lugares.

SER judío es cuestión de tiempo completo y en todo lugar.

Bueno, al menos así debería ser. Porque lo cierto es que hay muchos judíos, legalmente tales, que o no saben o no pueden o no quieren vivir de acuerdo a los modos de vida típicamente judíos. Pero, como te dije, al ser el judaísmo una gran familia, no por abandonar los, llamémosles, ritos, dejan de ser judíos.

Se puede ser un judío muy cumplidor de ritos y se puede ser muy poco cumplidor.

Y se puede cumplir perfectamente con todos los rituales y no ser judío…

Esto que llamo rituales, en realidad no son tales. Son las mtizvot, los mandamientos (en principio 613) que Dios nos ha ordenado en Su Torá (Biblia). Pero se le agrega todas las reglamentaciones que nuestros sabios han implementado a lo largo de las generaciones.

Por lo tanto, el judío que quiere comportarse como tal, debería, primero que todo, conocer estos mandamientos.

Luego cumplirlos.

Y si hace así, está haciendo lo que Dios manda y los que nuestra tradición nos enseña.

Pero, te repito, el judío que descree en Dios, o que no cumple todos o parte de Sus mandamientos, o desprecia las tradiciones judías, sigue siendo un judío, pero uno que en el fondo está resentido con la vida, y lo que es peor, generalmente se odia y desprecia a sí mismo.

Por lo que, un judío que vive como tal, es una persona que agradece a Dios, a la vida, la oportunidad de ser judío y de vivir como tal.

El mismo nombre "judío" deriva del hebreo: "agradezco o reconozco a Dios".

Por lo tanto, desde el mismo nombre que nos etiqueta deberíamos reconocer y agradecer todo lo que el Eterno nos brinda.

Y si seguimos el modo de vida judío, y si aceptamos que somos agradecidos, a pesar del enorme esfuerzo que es ser constantemente cumplidor y permanentemente agradecido, sin dudas que aceptamos también la misión dada por Dios de hacer con nuestra presencia una obra de perfeccionamiento del Mundo.

El judío no está para pasar sus días sobre la Tierra para no hacer nada. Al igual que todas las otras criaturas de Dios, el judío tiene su misión específica en esta vida.

¿Sabes cuál es?

Pues vivir como judío, para que así la predica de amor y comprensión que emana de nuestra Torá se hagan públicos y sean finalmente compartidos por todas las naciones de la Tierra.

Esta misión en parte se ha cumplido, pero, como verás, queda aún mucho por trabajar para mejorar nuestra sociedad.

Para esta misión no estamos solos.

Obviamente que contamos con que las otras personas, de las otras familias y naciones, hagan la parte que les corresponde, según mandato de Dios.

Pero, principalmente esperamos que nuestros hermanos judíos hagan la suya.

Por eso es importante tomar parte de la nación judía, conocer su historia, costumbres, idioma, "religión", ideas y destino común.

Y por eso es importante, a veces, sentirse parte de algo más grande a lo que somos nosotros.

Esto es mi punto de vista de lo que somos los judíos.

Pero, es sólo un resumen de un bosquejo.

Para saberlo realmente hay que conocer todas las mitzvot, los mandamientos.

Y cumplirlos o tratar de hacerlo.

Saberse buena parte de unos 3500 años de historia familiar.

Conocerse unos 100000 personajes importantes de esa historia.

Tener idea de mucha geografía.

Saber de sociología y de sicología.

Pero principalmente, ser una persona de bien, tanto para con Dios como para con las personas.

Porque el judío debe, por obligación de Dios, ser un buscador del bien y un promotor del mismo.

Quedan muchas cosas más, pero para empezar es suficiente.

Lic. Moré Yehuda Ribco

Original: http://serjudio.com/dnoam/rap3.htm
Av 6, 5762 – 15/7/02

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.