Resp. 4013 – ¿Violencia en la Biblia?

Isma nos consulta:

Buenas:
Quisiera preguntar el motivo de tanta violencia en la Biblia. Pasajes como en el Deuteronomio 13 dónde se manda apedrear a la persona que nos incite a pensar de distinta manera o ser de otra religión etc.. ¿como se explica esto?, ¿que tengo que hacer matar a una persona que no sea creyente o que me incite a creer en otras religiones?, es la Palabra de Dios, aunque dudo mucho que Dios quiera eso.
Por favor explicarme porque me crea serios conflictos.
Gracias y espeo que me ayuden
Ismael Abad Bayo, 27 años, empresario, guadalajara, España

Shalom,
“Bendito el que viene en el nombre del Eterno.” (Tehilim / Salmos 118:26).

Si el médico encuentra un preciado miembro gangrenado, por el cual peligra la vida de la persona,
¿acaso no procede a cercenar ese miembro, con la intención de preservar la salud y hasta la vida?

Si hay una persona que voluntariamente escoge convertirse en un mal para el resto de los seres, esa persona rebelde no entra en razón, sino que escoge adrede el camino del mal, de la pudrición, de la corrupción en todos los órdenes, ¿qué cree usted que establece el Médico de médicos, el Creador, el Todopoderoso, Dios?
Él nos dice que extirpemos ese miembro gangrenado, ese foco de infección mortal, por el bien general, y hasta incluso por el bien de esa persona, que encuentra en el justo castigo emergido de un juicio adecuado una parte de la rectificación de los males que ha cometido a granel.

Por supuesto que ningún particular puede incitar a eliminar a otro, ni lapidar, ni ejecutar, ni generar rencillas
homicidad, sino que el corruptor debe ser sentenciado con justicia luego de un proceso judicial en el cual se le ofrecen todas las garantías.

Pero, esta ley del Deuteronomio hace milenios que no se ejecuta, pero la debemos conocer y aplicar en
la medida justa de lo posible.
Esto es, si hay una persona que por propia decisión se dedica a estafar la fe de las personas, si las corrompe, si las lleva por el camino de la maldad, si las está asesinando espiritualmente, el tal corruptor debe ser dejado de lado, extirpado socialmente del medio al cual está gravemente perjudicando.

Quizás a usted le parece poca cosa que alguno incite a otro/s a la idolatría, a la negación de Dios.
Quizás para usted eso es algo ridículo, o tolerable.
Pero el hecho cierto, dictaminado por Dios (no por personas) es que negar a Dios es negar el fundamento
principal, es oponerse al Bien, es rechazar la paz, es ser activo participante en las filas del terror en todas sus facetas.
Nada de superficial tiene el grave crimen de propalar la negación de Dios, pues el que niega a Dios finalmente termina negando al hombre… las pruebas sobran en la Historia de la humanidad.
Y usted, que se queja de la (inexistente) violencia que predica la Torá, debe reconocer que TODAS las guerras,
matanzas, genocidios, etc., se han dado cuando la gente desconoce a Dios, al Uno y Único, al de la Torá, al de Israel.
Mire los miles de millones sacrificados en nombre de Jesús (falso dios que se erige para negar al verdadero Dios). Y cosa similar en todas situaciones y épocas.
Como los que adoran a la ciencia, o al humanismo, o al capital, o al pueblo, etc. en vez de a Dios.
Negar a Dios, rechazarlo, es provocar el desbarranque de toda la humanidad.
Si a usted le parece poca cosa… ¡no sé que le puede parece grave!

Por otra parte, como la Torá es completamente autoría de Dios, y de eso ya nos encargamos de demostrarlo en otros textos, TODO lo que la Torá ordena es la Voluntad perfecta del Creador.
¿Desde cuando usted o yo, o cualquier otro hijo de mujer, podemos saber lo que es mejor?

De hecho, al contrario de lo que usted afirma en su seudo pregunta, la Torá no procura la violencia, sino que es una
Torá de vida, de principio a final.
Pero, si hay alguien que se dedica a la muerte, la Torá indica que a esa persona se la debe detener en su actuar genocida, precisamente para que reluzca la vida.

Y al contrario de los fanáticos, de los ciegos por la fe, de los obtusos, la Torá brinda todo tipo de garantías
para que el inocente no reciba daños y para que el culpable enmiende su vida antes de recibir mortal sentencia.

Básicamente, por lo que parece, sus afirmaciones parten de la perfecta ignorancia de lo que es la Torá,
de lo que es el Buen Camino del Eterno. Sus afirmaciones más que ensuciar a la Torá, están solamente señalando lo que usted parece llevar en su corazón: violencia, discordia, ignorancia de la Senda del Eterno.
Pero, es comprensible… la Torá NO ES su heredad, no está espiritualmente capacitado para entenderla y aplicarla, y no lo precisa tampoco.

Pues, en clara diferencia con lo que usted afirma, la Torá, el judaísmo, no quiere que todos sean judíos,
no pretende una hegemonía judaica. ¡Todo lo contrario!
La Torá favorece las diferencias, el desarrollo de las propias virtudes, de la propia identidad, siempre y cuando estén dentro del marco que ha fijado el Creador.

La Torá es verdadera Vida en abundancia.
Los mandamientos son un bálsamo para el alma.

Así pues, gracias al Cielo usted ha sido íntegro como para comunicarse con nosotros de manera amable.
Esto es porque su alma anhela la Luz que no tiene ahora.
Esto es porque usted desea con desespero andar por la Buena Senda, para zafar de su mundo oscuro, pero aún no está consciente de esto.
Pero, desde el Cielo lo han conducido hasta nosotros, para que por fin despierte y deje de lado la vida sin contenido trascendente, para que se afilie al fin a las filas de los constructores de Shalom.
Supongo que es usted gentil, por lo que encontrará alimento para su desnutrida alma en FULVIDA.com, allí lo espero, para que aprenda la Senda del Eterno, que es Paz, que es Vida, que es Verdad. Allí lo espero para que por fin sea un constructor de Shalom.

Sus dudas se destilaran cuando al fin admita al Eterno, cuando alimente su alma con el alimento correcto.
Será libre cuando descubra que fanáticos son los que rechazan a Dios, aunque sus discursos parezcan llenos de tolerancia intelectual.

Será un colaborador con la vida, cuando sea constructor de Shalom y no un cómplice (por ignorancia) de los que adrede destruyen al mundo.

Le invito a continuar visitando nuestros sitio para descubrir que quizás ya hemos dado respuesta a sus interrogantes.

Quizás estos textos le sean de utilidad:

  • Resp. 3752 – El espacio para el amor
  • Resp. 3751 – De hermanos
  • Resp. 3747 – El valor de la Comunicación Auténtica
  • Resp. 3724 – ¿Cómo confiar?
  • Resp. 3716 – El corazón, malo al timón
  • Que sepamos construir Shalom.

    More Yehuda Ribco

    Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

    Para enviarnos sus consultas.
    Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someone
    Compartir es salud

    Opiniones y respuestas

    Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.